240 ingresados en una semana prueban la explosión de Covid en los hospitales gallegos, con 874 camas ocupadas

Los datos en cuestión de solo siete días evidencian que la crisis sanitaria va a más, tomando un rumbo insospechado. Con el grueso de la población vacunada con la pauta completa, los números de hospitalizados por coronavirus siguen disparándose. No hay ni una sola evidencia que indique que el escenario vaya a cambiar pronto. Los niveles de transmisión son altos, pero no podemos hablar de una fase explosiva, aunque sí expansiva. Por ahora, desde el 14 de junio que se alcanzó por primera vez el millar de contagios, la cifra de nuevos positivos ha ido fluctuando, arrojando cifras similares en su conjunto, sin alcanzar los 2.000 casos.


|

Los datos en cuestión de solo siete días evidencian que la crisis sanitaria va a más, tomando un rumbo insospechado. Con el grueso de la población vacunada con la pauta completa, los números de hospitalizados por coronavirus siguen disparándose. No hay ni una sola evidencia que indique que el escenario vaya a cambiar pronto. 

 

Los niveles de transmisión son altos, pero no podemos hablar de una fase explosiva, aunque sí expansiva. Por ahora, desde el 14 de junio que se alcanzó por primera vez el millar de contagios, la cifra de nuevos positivos ha ido fluctuando, arrojando cifras similares en su conjunto, sin alcanzar los 2.000 casos. Bien es cierto que son datos que corresponden a los mayores de 60 y grupos de riesgo, la población en la que se centra el seguimiento y control de las autoridades sanitarias. 

 

Eso no ha impedido los 240 hospitalizados entre hoy, jueves 7 de julio, con respecto al pasado jueves, 30 de junio. Con las muertes por Covid sucede lo mismo, ya que la docena notificada en las últimas horas eleva el número de decesos a 37 en solo tres días. Nos arroja una media de doce por día en ese lapso de tiempo. La media mensual se acerca a los cuatro diarios y los profesionales sanitarios advierten que cada vez cuentan con menos recursos y menos margen de maniobra.  
 

 

Y es que, como relatamos esta semana en varias ocasiones, llevamos más de un mes viendo como la situación empeora a diario y como los sanitarios denuncian que su situación es crítica. Sin refuerzos en la Atención Primaria, desbordada en estos momentos, sin ni siquiera cubrir las plazas vacantes que dejan los médicos que se van de vacaciones por estas fechas, lo que provoca que el tiempo de espera para una consulta, en algunos lugares, supera los siete días por las agendas inabarcables de los médicos de la Primaria.

 

En este cóctel, no es de extrañar que algunos usuarios, a pesar de que su dolencia pueda ser leve, recurran al Servicio de Urgencias de los hospitales, provocando un tapón que repercute tanto en esos pacientes con un problema no urgente con aquellos que sí precisan una atención inmediata. Esto, sumado al aumento significativo de la población por la llegada de turistas en verano, provoca episodios como el vivido en el Hospital Montecelo de Pontevedra hace unos días o el denunciado por la Asociación de Pacientes e Usuarios do CHUS ayer

 

 

CIFRAS

Pese a todo, hoy algunas cifras bajan notablemente. Es el caso de la incidencia acumulada semanal, que pierde cuatro puntos hasta los 374 positivos por 100.000 habitantes, mientras que si atendemos a la incidencia a dos semanas vemos que crece ocho puntos, hasta los 672 casos por 100.000 habitantes. Es la primera vez desde el 25 de junio -producto de la distorsión de los días festivos por San Juan- que vemos bajar a este indicador.

 

Otro que también baja, o al menos no mantiene el rito fulgurante de la semana pasada, es la razón de tasas, que hoy de 1,11, un 0,03 menos que en la última actualización, por lo tanto en la última semana hubo un 11% de positivos más que en la penúltima. Es  un ritmo alto, pero alejado del 1,16 que marcaba el lunes.

 

Por otra banda, la positividad se encuentra hoy en el 58,9%. Supone una bajada de 3 puntos en un día. Es consecuencia no solo del terrible escenario en el que nos encontramos, sino también de la estrategia de la Xunta. Lo que importa es la media semanal, que tampoco deja de crecer, y se encuentra en una cifra récord, por encima del 56%. 

 

TRES CAMBIOS DE MÉTODO ESTOS MESES

Hay que recordar que con el sistema implantado, solo se hacen pruebas a personas mayores de 60 y colectivos especialmente vulnerables, enfermos de cáncer o asmáticos, por ejemplo. También a profesionales sanitarios y trabajadores de residencias.

 

Ahora tampoco se suman los positivos de autotest caseros, que eran mayoría en el anterior sistema. Esto provoca que los índices de sean muchísimo más bajos de lo que es la transmisión real. 

 

El cambio de método de seguimiento de la transmisión se produjo a finales de marzo. Hubo otro cambio de forma de contar posterior, en hospitalización. El SERGAS redujo el número de días que un hospitalizado cuenta como enfermo de covid. Esto redujo artificialmente la cifra de hospitalizados cuando se ejecutó en la penúltima semana de abril.

 

En los últimos meses hubo un tercer cambio estadístico producto de la polémica estrategia de 'gripalización', en fallecimientos. A finales de mayo la Xunta dejó de contar todos los muertos con covid. El SERGAS ahora solo informa de los decesos en los que considera que el coronavirus jugó un papel clave, algo que no deja de ser muy subjetivo. Esto también provocó la rebaja artificial de la curva de fallecimientos.  

 

EVOLUCIÓN DE LOS CASOS ACTIVOS

En el porcentaje de cambio diario, hoy el aumento cercano al 6% del total de infectados. Es una subida pronunciada, pero por debajo del millar. Son 931 casos más en las últimas horas; 3.079 en cuestión de una semana. 

 

 

La tendencia semanal, como la razón de tasas, no soporta el ritmo vertiginoso de las últimas semanas, y hoy cae en picado un 0,65 desde ayer. Así, nos encontramos en un ritmo de crecimiento del 3,06%. Es alto, sí, y es cerca del doble de la semana, pasada, pero indica que no nos encontramos en un escenario explosivo como ocurrió en las pasadas Navidades. Al menos, de momento. 

 

DATOS POR ÁREAS

Las áreas experimentan, de nuevo, una subida general. Todas suben, sobre todo A Coruña, con 218 casos más en un solo día. Lugo, con 106, Ourense, con 171, Santiago, con 143, y Pontevedra y Vigo, ambos con 117, también crecen hoy por encima del centenar de casos. Solo Ferrol, la más pequeña, crece por debajo de los 100: 57 más en 24 horas.

 

 

ANÁLISIS ACTUAL Y EVOLUCIÓN POSIBLE

Con estas estadísticas, la inferencia que se puede realizar es:

  • Los casos activos no dejan de subir y cada vez lo hacen de manera menos disimulada. Aunque es cierto que algunos indicadores aflojan hoy, es imposible bajar la guardia. Solo cabe esperar a ver cómo se comporta la pandemia en los próximos días y ver si entra en una fase de crecimiento lento. 
  • Lo más preocupante en estos momentos, como ya venimos advirtiendo desde hace semanas, es la situación en los hospitales, cada vez más llenos y con cada vez menos recursos humanos y materiales. Los 839 hospitalizados en planta son la peor cifra desde febrero de 2021. Hay que añadir los 35 enfermos en UCI.
  • Pero tampoco son los hospitalizados lo único que nos debería preocupar. Los 37 decesos en tres días son motivo más que suficiente como para replantear la estrategia. En la primera semana de junio son casi 50 los muertos notificados. Estamos en una media de 3,7 muertes al día. Esto se traduce en que, de media, morirán más de 1.200 personas por coronavirus este año.

 

 

  • Y volvemos a la cuestión principaly que llevamos reptiendo varios días: ¿puede manejarla el SERGAS? Sí, porque ya lo hizo con 1.300 hospitalizados, pero el margen es cada vez menor y la situación no es comparable porque entonces sanidad contaba con más efectivos y las especialidades como medicina interna no vivían un momento tan crítico como el de hoy... Hay que añadir a esto el efecto incierto que el turismo nacional e internacional puede tener sobre la sanidad. Es pronto para hacer conjeturas al respecto, pero desde luego todo lo que se pueda aventurar no es muy alentador. 
  • La cuestión es, ¿hasta qué punto lo puede pasar mal el SERGAS? Desde luego, y como incidimos constantemente, gracias a las vacunas, no debiera haber problemas en las UCIs. La tasa de ocupación en este sentido es todavía muy baja. Los pacientes que se ponen graves son muchísimos menos en proporción y, además, una parte de ellos son personas con salud tan delicada que ni siquiera pasan por la planta de críticos antes de fallecer. 

 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Galiciapress
Plaza de Quintana, 3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE