Debatiendo sobre las pensiones públicas

Manoel Barbeitos
Economista

“Los poderes públicos garantizarán, mediante pensiones idóneas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad. Al mismo tiempo, y con independencia de los deberes familiares, promoverán su bienestar mediante un sistema de servicios sociales que atenderán sus problemas específicos de salud, vivienda, cultura y ocio” (CONSTITUCION ESPAÑOLA, art. 50).


Creo que ya habían debido quedar pocas dudas sobre los intereses que realmente defienden los partidos de las derechas españolas y gallegas (PP y Cs). Durante la larga recesión que vino derivada de las políticas austericidas que se habían adoptado con motivo de la crisis financiera los gobiernos español y gallego pusieron en marcha una serie de medidas políticas las que so les faltó una firma para saber que estaban dictadas por el IBEX35. Una de las más destacadas, y mucho tiempo perseguidas por los bancos y sus sociedades filiales, es el desguace del sistema público de pensiones para así entrar “a saco” en el que consideran un mercado de capitales muy apetecible, el mercado de las pensiones que, por caso, en España mueve anualmente 125.000 millones de euros, 8.400 millones en Galicia. Un mercado que quieren copar con la universalización de los fondos de pensiones a pesar de los malos resultados financieros que presentan estos productos. Sí las intenciones de la derecha (PP, Cs) están claras no deja de haber muchas dudas sobre las reales intenciones de algunos partidos de izquierdas como por caso el PSOE dadas las evidencias pasadas (*F. González en 1985, *J.*L. Zapatero en 2011).


Unas intenciones, por parte del Partido Popular (PP) que Mariano Rajoy, a pesar de su limitada retórica, dejó muy claras en el discurso en el Congreso con motivo del Pleno sobre las pensiones celebrado el pasado día 13 de marzo. Un discurso que sí estuvo lleno de argumentos falsos, promesas no creíbles, citas a la herencia recibida y brindis al sol y que también sirvió para dejar en evidencia, una vez mas, que con el el Partido Popular al frente del gobierno el sistema público de pensiones corre serio peligro en España. Una evidencia que tuvo en la calle una repuesta contundente por parte de los pensionistas de toda España a los que acompañaron muchos otros ciudadanos de todas las edades, lo que nos da idea de la grande preocupación social en España y en Galicia por el presente y futuro del sistema público de pensiones.


Un discurso el de Mariano Rajoy que, centrado en la escasez de los recursos públicos, no resiste el contraste con las evidencias y las experiencias, por caso europeas. El Gasto Público en pensiones equivale en España al 10,7% del PIB (2017). Un porcentaje que está claramente por debajo del promedio tanto en la Eurozona (13,4%) cómo en la Unión Europea (13,4%), por no hablar de los estados europeos de nuestro entorno (Francia: 14,4%, Italia: 14,5%, Alemania: 12,4%). Un dato que desmonta totalmente el argumento de Mariano Rajoy de que no hay recursos para mejorar el sistema público de pensiones.


La realidad es que este gobierno (PP) mientras sí tiene recursos públicos para rescates bancarios (100.000 millones de euros de los cuales un mínimo de 60.000 millones son irrecuperables) y de autopistas (2.000 millones según fuentes oficiales), para suntuosos gastos militares (un incremento de 17.000 millones de euros que sumar a una deuda acumulada de mas de 21.000 millones de euros) e incluso para financiar la corrupción (90.000 millones de euros anuales), dice no tenerlos para fortalecer el sistema público de pensiones. Como se puede ver para este gobierno (PP) las ganancias de los bancos, de las grandes empresas constructoras y las industrias de armamento así como las corruptelas de los lideres de su partido están por delante de unos derechos de los pensionistas que están recogidos en la Constitución (*art. 50). Esta es la autentica realidad.


Los actuales problemas financieros de la Seguridad social no derivan de unos supuestamente excesivos gastos públicos. No, los problemas vienen provocados por la debilidad de los ingresos –una caída del 30% de los ingresos procedentes de las cotizaciones-. El sistema público español de pensiones, como sistema de reparto, se financia en base las cotizaciones sociales que se detraen de los salarios reales de los trabajadores que somos quien financiamos este sistema durante lo nuestra vida laboral. Un sistema así depende, por tanto, tanto del numero de trabajadores cotizantes (empleos) como del importe medio de las cotizaciones (salarios reales). Depende por tanto de la situación del comprado laboral.


Un mercado laboral que, como consecuencia tanto de las políticas de ajuste fiscal como de las políticas laborales, está sufriendo un auténtico desguace. Las evidencias muestran como estas políticas tanto destruyen empleo (desde la explosión de la grande recesión se perdieron 1 millón de empleos en España, 150.000 empleos en Galicia) como frenan el crecimiento del mismo. He ahí por caso que la tasa de ocupación en España (49,1%), y en Galicia (45,2%), esté entre las mas bajas de la Unión Europea (un diferencial, en relación al promedio, superior a los 15 puntos). Una situación que lógicamente afecta negativamente al número de cotizantes.


Al mismo tiempo las citadas políticas provocaron una caída de las rentas del trabajo de casi 10 puntos (48% del PIB en España, 43,6% en Galicia: nunca habían conseguido unos niveles tan bajos), ya que las ganancias de productividad, como se puede ver en la evolución del coste laboral unitario, van las rentas de capital. Una caída que arrastra consigo al salario real medio (una pérdida aproximada del 25% en España y Galicia) provocando directamente la caída de las cotizaciones que experimentan una notable baja. Baja de las cotizaciones medias la que también contribuyen los nuevos empleos en los que prima la precariedad laboral (26% en España, 26,7% en Galicia).



Pensiones futuro ok 2


He ahí las principales razones que explican la caída de los ingresos que financian el sistema público de pensiones en España: las bajas en el número de cotizantes y nos importes medios de las cotizaciones. Unas caídas que tienen, como vengo de explicar, causas políticas. Las políticas de duro ajuste fiscal y reforma laboral que desguazan el mercado de trabajo haciendo caer el número de empleos y el importe medio de los salarios quien arrastran en su caída a los ingresos que financian el sistema público de pensiones.


Así de claro.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Condiciones de uso Consejo editorial
Powered by Bigpress