Unos 1.400 gallegos portan VIH y no lo saben

|

La medicina y la sociedad continúan ganando, poco a poco, la batalla contra el sida. El número de personas que desarrollan la enfermedad desciende y la esperanza de vida de los enfermos es similar al del resto de la población. Sin embargo, persisten problemas importantes, como los portadores que no lo saben. Estos aspectos acaban de ser abordados en un congreso en A Coruña.


 

DiamundialVIH

Análisis de sangre


Gracias a los avances producidos en los últimos tiempos en el tratamiento del VIH, la esperanza de vida de estos pacientes en la actualidad es similar a la de la población general, por lo que los profesionales implicados en su manejo se encuentran cada vez con más problemas asociados a la edad y el envejecimiento del colectivo pero acentuados por la infección crónica por el VIH.


Para analizar los retos en el manejo de los pacientes con VIH y avanzar en la estrategia 90-90-90 de Onusida para el año 2020 (90% pacientes diagnosticados, 90% en tratamiento antirretroviral y 90% con carga viral indetectable), se acaba de celebrar en Coruña el Simposio Go Up, con la colaboración de Janssen Pharmaceutical Companies of Johnson & Johnson, que ha reunido a especialistas de Galicia, Cantabria, Asturias, Castilla León, País Vasco y Extremadura.


Como explica el doctor Antonio Antela, especialista en Medicina Interna y Enfermedades Infecciosas y Coordinador de la Unidad de Enfermedades Infecciosas y VIH del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, el mayor reto que plantean estos pacientes estaría en “mantener el control sobre la replicación del virus y recuperar la función inmunológica, pero con el menor tributo posible en términos de toxicidad y conservando a la vez la mayor calidad de vida posible”.


Para lograr este objetivo de combinar con éxito una buena adherencia terapéutica y una aceptable comodidad en la posología, al arsenal terapéutico existente para el tratamiento del VIH/Sida se acaba de unir Symtuza, una nueva combinación de cuatro medicamentos antirretrovirales, en forma de pastilla única administrada una sola vez al día.


Este nuevo tratamiento incluye darunavir, un fármaco de la familia de los inhibidores de la proteasa que, al inhibir esta enzima del VIH, evita que el nuevo virus (inmaduro) se convierta en un virus maduro capaz de infectar a los linfocitos sanos.


“Todas las nuevas opciones terapéuticas son bienvenidas porque amplían las posibilidades de un tratamiento más individualizado. Esta nueva pauta de tratamiento mejora sin duda el potencial de uso de darunavir gracias a poder tomar todo el tratamiento en una única pastilla y con acompañantes mejor tolerados que los habituales en el tratamiento antirretroviral hasta la fecha”, asevera el Dr. Antela.


La reciente aparición de este nuevo fármaco supone un paso más en la simplificación del tratamiento de la enfermedad, algo considerado clave no solo para los pacientes de VIH sino para la salud pública de nuestro país, ya que es crítico que estos pacientes no abandonen un tratamiento que es de por vida.


Para explicar a los profesionales la importancia de tener nuevas opciones terapéuticas que se adapten mejor a los perfiles de los pacientes con VIH, el Simposio Go Up está recorriendo diferentes ciudades españolas como son Madrid, Barcelona, Valencia, y Sevilla, además de A Coruña.


Importancia del diagnóstico precoz

En opinión de los especialistas, el diagnóstico precoz supone el principal desafío en la lucha contra la enfermedad, siendo prioritario poner en marcha acciones que permitan aflorar la infección oculta y disminuir el elevado porcentaje de infección tardía, incidiendo en la prevención primaria y facilitando el acceso a los test de diagnóstico de VIH de manera general y con mayor atención a los colectivos más vulnerables y donde existe mayor riesgo de infección.

Para ello, y con el objetivo de intentar fomentar el diagnóstico precoz de la enfermedad, diferentes regiones como Asturias, Galicia o País Vasco, han puesto en marcha un programa de pruebas rápidas realizadas en diferentes ámbitos (farmacias, comités antisida, etc.). Desde su implantación en Galicia en el año 2011, se han realizado 4.694 pruebas rápidas de VIH en Galicia, de las que 73 (1,6%) fueron positivas.


El panorama del VIH en Galicia

En 2016, la tasa de incidencia media de nuevos casos de infección por VIH en Galicia se situó en 4,38 casos / 100.000 habitantes, muy por debajo de la media nacional estimada en 8,60 casos / 100.000 habitantes.


El porcentaje de personas infectadas por VIH a nivel nacional se calcula entre 140.000 y 145.000, de los que alrededor de un 18% estaría sin diagnosticar. En la comunidad gallega se estima que existen unas 7.000 personas portadoras del VIH y que unas 1.400, según los cálculos de la Consellería de Sanidad, desconocen su infección.


En palabras de la doctora Belén de la Fuente, FEA de MI/Unidad de enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Cabueñes (Gijón), “los avances en los tratamientos han permitido que sean muchos menos los pacientes que llegan a desarrollar Sida. En solo una década, los casos de infectados por VIH que derivaron en Sida cayeron un 64% en toda la comunidad gallega al pasar de 98 casos en 2007 a 35 en 2016”. Estas cifras, una treintena de casos al año, nada tienen que ver con las que se manejaban hace solo unas décadas. “A mediados de los noventa era habitual que las consultas de médicos gallegos superasen los 300 nuevos casos de Sida al año, una cifra que cayó al centenar a principios de la década de los 2000 y que registró su mínimo histórico en 2015 cuando solo hubo 29 nuevos casos de Sida en toda la comunidad gallega”, explica esta especialista.


Mientras que al principio de la epidemia, la infección por VIH aparecía ligada a la utilización de material para la inyección de drogas, los actuales registros la encuadrarían claramente como una enfermedad de transmisión sexual también Galicia. Así, según los datos manejados por la Dra. de la Fuente, el perfil del paciente actual con infección por VIH recién diagnosticado es el de un varón homosexual con relaciones no protegidas, de entre 25 y 49 años y asintomático.


La mediana de edad al diagnóstico en 2016 se sitúo en 38 años en Galicia frente a los 44 años en el conjunto de España. Además, el período 2004-2016, el 19 % de los nuevos diagnósticos en Galicia (16 % de los hombres y 30 % de las mujeres) se realizó en personas originarias de otros países, algo que en el año 2016 ascendió hasta el 29%.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress