Varios sabotajes en la depuradora de aguas de Pontevedra

|

La Xunta sospecha que los ataques buscaban que se produjeran vertidos al mar


La empresa Viaqua ha denunciado ante la Policía Nacional los sabotajes sufridos en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Os Praceres y un punto de bombeo de agua residual situado en la avenida de Buenos Aires.



ViaquaEDARpontevedra

Depuradora en Os Praceres Pontevedra


Viaqua gestiona la depuradora de Os Praceres, que trata las aguas de Pontevedra, Marín, Poio y Bueu, y es también la concesionaria del servicio de abastecimiento de agua y saneamiento de Pontevedra. Según consta en la denuncia, los sabotajes tuvieron lugar el sábado 16 de febrero sobre las dos de la madrugada.


MODUS OPERANDI

En uno de los casos se cortaron unos cables eléctricos del motor, saltando la alarma en el telecontrol de la EDAR de Os Praceres, en la parroquia de Lourizán. En ese momento, observaron que las dos rejas de desbaste estaban paradas y no se podía volver a poner en funcionamiento.


Posteriormente, se detectó otro salto de alarma en un bombeo de agua residual situado en la avenida de Buenos Aires. El cuadro de maniobra estaba forzado y habían cortando un cable de alimentación de una de las bombas lo que provocó que ésta se quemase.


El personal de guardia de Viaqua solucionó estos problemas en el momento, por lo que no tuvieron repercusiones en el abastecimiento o la depuración.


SOSPECHAS DE LA XUNTA

La Consellería de Infraestructuras de la Xunta ha asegurado que la depuradora "funciona ahora con normalidad", aunque llegó a estar momentáneamente fuera de servicio.


El delegado territorial de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, ha expresado su "preocupación" por lo ocurrido, pues han causado daños en instalaciones de uso público y son acciones "muy perjudiciales para el medio ambiente y para todos los vecinos".


Cores Tourís se ha mostrado convencido de que se cortaron esos cables "para producir de alguna manera que hubiese vertidos al mar".


Viaqua ya ha incrementado la seguridad en ambas instalaciones que, en el momento del sabotaje, carecían de sistema de video vigilancia. Según la estimación realizada por la empresa, la bomba está valorada en aproximadamente 1.500 euros.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress