Sánchez obvia la cuestión de Cataluña en un discurso repleto de promesas, incluída la reforma de la Constitución

|


Pedro Sánchez ha iniciado su discurso afeando a los partidos de 'la foto de Colón', en referencia a PP, Cs y Vox, el "cordón sanitario" impuesto para impedir un Gobierno del PSOE: "Se olvidaron de aquellos discursos que reivindicaban las fuerzas más votadas", ha subrayado.


En este sentido, ha propuesto una reforma de la Constitución para evitar "el bloqueo" en la formación de gobiernos. "No estoy proponiendo el debilitamiento de la labor de la oposición, estoy proponiendo simple y llanamente que España tenga Gobierno".


REFERENCIAS INDIRECTAS AL PROMEBLA CATALÁN

Tampoco se ha olvidado de lanzar mensajes a los partidos independentistas y lo ha hecho refiriéndose a Europa, a la que el candidato a la presidencia ha calificado de "espacio en que se superan las rivalidades nacionalistas". "¿Qué sentido tiene levantar más fronteras internas cuando lo que tenemos que hacer es derribar fronteras externas?", ha añadido.


Según Sánchez, su propuesta busca que el Ejecutivo "tenga garantías para poder ser constituido y reforzar la estabilidad del sistema". "No se trata de elegir entre izquierda y derecha, estamos eligiendo entre que España tenga Gobierno o no", ha insistido el candidato del PSOE, que ha rechazado que con esta idea busque el "debilitamiento de la oposición".


ATAQUES A LOS POSTULADOS DE VOX

Sánchez ha criticado los pactos de PP y Cs con Vox en ayuntamientos y comunidades autónomas porque, en su opinión, el 28 de abril los españoles votaron "avanzar y no retroceder". Para el presidente, los acuerdos con Vox "cuestionan" las libertades y derechos civiles de las minorías" y también "banalizan" la lucha contra la violencia de género. También ha apostado por "no cuestionar nuestro modelo de convivencia territorial".


SUPERAR "TENSIONES TERRITORIALES"

Sánchez, ha afirmado este lunes que para superar las "tensiones territoriales", además de "la invocación de la ley y de la Constitución" será necesario "un proyecto colectivo de regeneración nacional, de progreso y de inspiración europeísta".


"La superación de nuestras tensiones territoriales no vendrá solamente de la invocación de la ley y de la Constitución y de su aplicación, sin duda alguna necesaria. Derivará de un proyecto colectivo de regeneración nacional, de progreso y de inspiración europeísta", ha dicho.


Sánchez ha aludido así, veladamente y sin mencionarlo, al desafío independentista en Catalunya, al cabo de casi media hora de discurso en la primera jornada de la sesión de investidura. Lo ha hecho justo después de enumerar los que considera seis grandes desafíos, el último de los cuales ha sido la apuesta por una UE unida y que no olvide sus valores.


En ese contexto, se ha preguntado "qué sentido tiene fomentar la desunión, la desagregación, la división dentro de España", y "levantar fronteras internas", cuando lo que hace falta es "más Unión Europea" y "derribar muchas fronteras externas". "Es ir contra la historia", ha advertido a los independentistas sin dirigirse expresamente a ellos.


Además de recalcar que los países europeos solo son "gigantes entre gigantes" si están juntos, pero "cuentan poco" por separado, ha señalado que la UE ha sido "el espacio en el que se han superado las rivalidades nacionalistas que llevaron a dos guerras devastadoras" y ello por la vía de "compartir soberanía, no cederla".


Con ese argumento, ha añadido que Europa "debe ser también el ámbito donde se superen las rivalidades dentro de los países". "El horizonte superador de nuestras propias tensiones internas", ha resumido.


PENSIONES:NUEVO PACTO DE TOLEDO

Pedro Sánchez ha reclamado "alumbrar un nuevo Pacto de Toledo" que "salvaguarde" el sistema público de pensiones, de forma que se liguen las pensiones al IPC, se elimine el déficit de la Seguridad Social en cinco años, se reformule el factor de sostenibilidad conforme al acuerdo de 2011 y se estudien nuevas fórmulas de financiación para garantizar el sistema.


Sánchez ha instado en su intervención a "garantizar la dignidad en la cuantía, la sostenibilidad y la naturaleza pública" del sistema de pensiones. "Y subrayo lo de público", ha incidido el presidente del Gobierno en funciones.


"Esta legislatura debe alumbrar un nuevo Pacto de Toledo que salvaguarde la clave de bóveda del Estado de Bienestar en un contexto evidentemente exigente", ha manifestado Sánchez, quien ha llamado la atención sobre la caída en la tasa de natalidad, el aumento de la esperanza de vida y el mayor ratio de pensionistas por trabajadores en activo.


"La pregunta es dónde queremos situar a España", ha enfatizado y, para ello, ha propuesto promover "empleo digno", en una economía, competitiva y sostenible que garantice "pensiones dignas" y salvaguarde el sistema público.


PENSIONES LIGADAS AL IPC CON NUEVAS FÓRMULAS DE FINANCIACIÓN

En su discurso en el debate de investidura, ha afirmado que hay unas bases "muy sólidas" con las que se podrá reforzar el sistema público de pensiones en la nueva legislatura, ya que en la Cámara Baja hay una "clara voluntad política" de evitar la merma del poder adquisitivo de las pensiones.

Por ello, ha marcado la necesidad de consolidar la actualización de las pensiones "conforme al IPC real", reducir la brecha de género en lo referido a pensiones mínimas y no contributivas y reformular el factor de sostenibilidad conforme al acuerdo social alcanzado en el año 2011.


Como medidas específicas plantea conciliar estos objetivos con la eliminación, en un horizonte de cinco años, del déficit del sistema de la Seguridad Social, para lo que el Gobierno estudiará "nuevas fórmulas de financiación" que garanticen el sistema público de pensiones.


Además, se aprobarán medidas de "reordenación" de bonificaciones, algo sobre lo que hay acuerdo en el seno del Pacto de Toledo, y se avanzará con "justicia social" con el nuevo Estatuto de Trabajadores, con medidas de choque contra el desempleo.


NUEVO ESTATUTO DE TRABAJADORES

El presidente del Gobierno en funciones y candidato socialista a la investidura, Pedro Sánchez, ha prometido este lunes que llevará al Congreso "en el menor tiempo posible" un nuevo Estatuto de los Trabajadores "que tenga como fundamento el paradigma del trabajo decente de Naciones Unidas y la OIT", sin renunciar tampoco a derogar "aspectos lesivos" de la última reforma laboral.


Sánchez ha asegurado que la propuesta de este nuevo Estatuto de los Trabajadores estará "basada en el diálogo social" y que en él la contratación indefinida sea "la forma habitual, ordinaria de contratación" y que "proporcione seguridad jurídica a todas las partes".


"Todo ello sin perjuicio de abordar, lógicamente de forma urgente, medidas en el marco del diálogo social para derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral impuesta en 2012", ha apostillado Sánchez.


El candidato ha defendido la necesidad de "actualizar de forma integral" el actual Estatuto de los Trabajadores, pues considera que las nuevas plataformas digitales y la robotización "han desfigurado los conceptos de empresario, trabajador por cuenta ajena y autónomo".


REFORMA DEL RETA, ESTATUTO DEL BECARIO Y PACTO DE RENTAS

En su parte dedicada a desgranar las medidas que pretende impulsar en el ámbito laboral, Sánchez ha propuesto un Estatuto del Becario que evite el encadenamiento de contratos y "fomente" su retribución, medidas para incentivar la vuelta de jóvenes emigrados durante la crisis, una ley de igualdad, la "reordenación y simplificación" de los subsidios por desempleo y un nuevo plan director por el empleo digno.


Asimismo, Sánchez se ha comprometido a modificar en esta legislatura el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) con el fin de que los trabajadores por cuenta propia "coticen de acuerdo a sus ingresos reales" y "equiparar" sus condiciones con la de los trabajadores por cuenta ajena.


También ha prometido "reforzar el apoyo" a las empresas de la "economía social" e "impulsar un gran pacto para la racionalización de horarios", así como "abordar junto a los agentes sociales un pacto de rentas".


ABORDAR YA LA "EMERGENCIA CLIMÁTICA"

El candidato quiere situar a España como líder en adaptación y mitigación contra el "gran reto de la emergencia climática" que permita convertir el desafío en una "gran oportunidad de prosperidad y progreso seguro para el conjunto de la sociedad española".


Durante su discurso de investidura, Sánchez ha señalado a la emergencia climática como el tercer gran reto del país y aunque ha admitido que el "desafío" del cambio climático no es específico del país sino del conjunto de la humanidad, ha insistido en que España está "muy expuesto", según "demuestran" los episodios de altas temperaturas, las sequías, el aumento del nivel del mar o los incendios tan "devastadores".


También se ha referido el candidato a la calidad del aire y ha recordado en ese sentido que "mata y acorta la vida" de muchas personas al año.


"Si no tenemos planeta, lo que hagamos en otros ámbitos no va a servir para nada. ¿Uno puede amueblar su casa sin paredes ni tejado?", se planteaba Sánchez.


En ese sentido, asegura que la sociedad y en especial la gente joven reclama una actuación inmediata para detener esa "dinámica suicida" que está erosionando la casa de todos. "Frente al cambio climático: transición ecológica", ha sentenciado Sánchez.


ESPAÑA SERÁ UN REFERENTE MUNDIAL DEL FEMINISMO

Ha propuesto Sánchez en esta sesión de investidura que nuestro país, España, sea " un referente mundial del feminismo y de la lucha por los derechos de las mujeres. Cada 8 de Marzo España es noticia a nivel mundial por su defensa del feminismo. De hecho ha avanzado que tanto su partido -como su socio de gobierno Podemos- ya desarrollaron propuestas para reducir la brecha salarial.


De hecho ha hecho hincapié en que el “cuarto eje de mi programa es el compromiso con la causa feminista y la defensa a ultranza de la igualdad. 1.000 mujeres han sido asesinadas por la violencia machista desde enero de 2003. Las últimas dos, asesinadas ayer en Villalba y otra hoy, presumiblemente, en Calpe. Un abrazo para sus familias".


“No se trata de mejorar esas cifras” ha dicho Sánchez, “sino de que lograr que no haya ni una mujer muerta más por esa causa. Hay más mujeres víctimas. Una de cada tres víctimas de delitos sexuales no cobra la indemnización que le corresponde. Y de aquellas que lo reciben, la cantidad es irrisoria. Por eso el compromiso de España es la implementación del pacto de Estado contra la violencia de género. Y pide avanzar en la definición de feminicidio en la UE. Las mujeres no solo sufren violencia y agresiones, sino una desigualdad de partida".


Sánchez ha sido rotundo “No queremos manadas ni lobos solitarios en las calles de nuestra ciudad, que violen a las mujeres, por eso modificaremos la definición de violación. Una violación es una violación y no queremos dudas en esta tipificación”.


LA LEGISLATURA DEL PACTO DE LA CIENCIA

En cuatro años, el tráfico de datos se multiplicará por cinco y por eso Sánchez ha hablado del “internet de las cosas y de la inteligencia artificial, procesos que ya están transformando el mundo. "Esta es la primera vez que España está en posición de liderar esta revolución digital, porque somos el país europeo con mayor cobertura de fibra óptica hasta el hogar, con un 77,4%. Solo en nuestro país hay más fibra que en la suma de las grandes economías europeas". De ahí que haya afirmado que "tenemos las mejores llaves del futuro".


Pedro Sánchez ha afirmado que "vamos a invertir de forma decidida, convertir a España en un país de referencia, porque no podemos permitirnos ser el único país, sobre todo de las principales economías, que retrocede en I+D+i; es importante avanzar y llegar al 2% del PIB de media europea".


El candidato a la presidencia ha afirmado "que esta legislatura tiene que ser la legislatura del pacto por la ciencia. Uno de los objetivos, situarnos en la inversión del 2% del PIB. Crearemos una entidad pública de financiación de la innovación, el emprendimiento, la transformación digital y la transición ecológica". Aprobaremos una ley de start-ups. Cuando nos referimos a la economía digital también hablamos de las pymes. A principios del próximo año aprobaremos el marco estratégico de pymes 2030 y lo pondremos en marcha de forma inmediata. Por eso vamos a impulsar un pacto de Estado por la industria".


"Diseñaremos 80 nuevas ofertas asociadas a la inteligencia artificial, a los vehículos autónomos, a los drones, al diseño de videojuegos...". Campos en los que habrá nuevas titulaciones "adaptadas" a las preferencias de los jóvenes y el mercado laboral. "El número de estudiantes que opta por esta formación está decreciendo, especialmente entre las mujeres. Y la demanda de las empresas va en aumento”.


"Es importante apostar decididamente por la ciencia. Por eso la nueva ley educativa tiene que atender a este problema". En el plazo de un año, "me comprometo ante ustedes a incorporar a todos los programas de FP un módulo de digitalización".


Además ante los retos de la transformación digital, Sánchez, avanza que su gobierno "impulsará una carta de derechos digitales y crearemos un certificado digital para medir el acceso a esos derechos por parte del sector privado. Preparando también una estrategia nacional para la lucha contra la desinformación”, en clara alusión al negativo efecto que tiene sobre la democracia las llamadas “fake news”. 


"NADA QUE MEREZCA LA PENA ES FÁCIL"

Sánchez se ha dirigido a Unidas Podemos en la parte final de su discurso de investidura y ha pedido al partido liderado por Pablo Iglesias un esfuerzo para llegar a un acuerdo.


"Procedemos de dos tradiciones distintas de la izquierda. Hasta ahora se ha hablado mucho de las diferencias y estamos comprobando que no es sencillo llegar a un punto encuentro. Pero nada que merezca pena fácil", ha emplazado.


Sánchez ha avisado de que PSOE y Unidas Podemos tienen encima "la mirada esperanzada de millones de compatriotas" y a ellos corresponde avanzar para "culminar un acuerdo" y sacar adelante todo lo que "une" a ambas formaciones: "una sociedad de hombres y mujeres libres e iguales en armonía con la naturaleza".


Sánchez, ha mostrado su deseo, al término de la primera intervención en la primera sesión del debate de investidura, de llegar a "un acuerdo" con "las fuerzas políticas" para que "España avance".


"Yo he expuesto un programa de gobierno y, ahora, a ver si tenemos la capacidad de poder llegar a un acuerdo con las fuerzas políticas para hacer que España tenga Gobierno y avance", ha declarado a los periodistas a su salida del Hemiciclo.


INVESTIDURA EN EL AIRE

El candidato socialista a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, afronta a partir de las 12.00 horas de este lunes el debate de investidura en el Congreso de los Diputados en medio de las negociaciones con Unidas Podemos para llegar a contrarreloj a un acuerdo de coalición. Las partes tienen de plazo hasta el próximo jueves, día de la segunda votación, para refrendar un pacto que tiene que incluir un acuerdo programático, la nueva estructura de Gobierno, así como el número de carteras y los nombres de sus titulares que tendrá en el Ejecutivo el partido de Pablo Iglesias.


Según desveló, el sábado 20 de julio, la vicepresidenta, Carmen Calvo, PSOE y Unidas Podemos comenzaron el viernes 19 de julio a negociar después de que Pablo Iglesias, aceptase el pasado viernes el veto de Pedro Sánchez de que no podría estar en el Gobierno, pero poniendo como condición que tendría un número de ministros proporcional a los votos obtenidos en los comicios del 28 de abril y que sería su formación la que nombraría a los ministros que le correspondan, sin que puedan ser vetados.


Pedro Sánchez participa en un acto público en Sevilla



De cumplirse esas condiciones, Podemos tendría uno de cada dos ministerios. Fuentes socialistas desvelaron la pasada semana que durante las negociaciones entre Sánchez e Iglesias, éste había exigido una vicepresidencia social, las carteras de Trabajo y Hacienda, así como parcelas de poder en el área de Comunicación.


El equipo de Podemos está encabezado por Pablo Echenique, mientras que por parte socialista lo forman Carmen Calvo, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero y la número 2 del PSOE, Adriana Lastra.


Aunque Unidas Podemos había renunciado a priori a ocupar los denominados ministerios de Estado, como Interior, Defensa, Justicia o Exteriores, la negociación no es fácil por su pretensión inicial de tener influencia en áreas como Trabajo o Hacienda, que vertebran asuntos fundamentales para la economía y el Estado del Bienestar, como la legislación laboral, la reforma de las pensiones o la política impositiva.


En este sentido, Carmen Calvo recordaba que Podemos frustró la pasada legislatura el acuerdo para reformar las pensiones, al tiempo que explicaba que es fácil encontrarse con el partido de Iglesias en la política social, pero tienen grandes diferencias en el modelo territorial.


Las dos partes tendrán que acordar aspectos sustanciales como el número de vicepresidencias y si alguna de ellas es ocupada por algún dirigente de Podemos, como Irene Montero. Pero también el número de ministerios, si se incrementan las carteras para dar cabida al nuevo socio y sobre todo que competencias tendrá cada departamento.


Pero por ahora no hay nada cerrado. Las conversaciones se han llevado con mucha discreción y hay quien apunta a que no se cerrarán hasta horas antes de la segunda votación del jueves 25 de julio.


EL PAPEL CLAVE DE ERC Y BILDU

Si ambos partidos consiguen suscribir un acuerdo el camino para que Sánchez se mantenga en Moncloa quedaría allanado, puesto que los independentistas de ERC y de Bildu ya han avanzado que no bloquearán la investidura.


El líder del PSOE sólo tenía garantizado hasta el pasado viernes el voto favorable del diputado del PRC, 124 que no son suficientes para salir elegido en la primera votación de este martes, puesto que necesita la mayoría absoluta del Congreso, fijada en 176 votos.


En el caso de que alcanzara un acuerdo con los de Pablo Iglesias, Sánchez sumaría los 42 votos a favor de Podemos y sus confluencias, en total 166 votos, pero tampoco le valdrían para ser investido en este primer intento.


SEGUNDA VUELTA PARA SER INVESTIDO

Así la cosas, Sánchez tendría que esperar 48 horas, hasta el jueves, cuando podría tener más posibilidades de que su candidatura triunfe ya que en la segunda vuelta sólo necesita más votos a favor que en contra.


En ese caso, la abstención de al menos ERC y Bildu le asegurarían ganar al bloque de la derecha (PP, Ciudadanos y Vox), que reúnen 147 votos, a los que habría que sumar los dos de Coalicion Canaria (CC) y otros dos de Unión del Pueblo Navarro (UPN).


El Pleno de investidura, que tendrá lugar casi tres meses después de las elecciones generales, arrancará a las doce del mediodía con el discurso del candidato, que tiene un tiempo ilimitado para exponer su programa político de Gobierno.


La sesión se reanudará a las cuatro de la tarde con la intervención de los grupos de la oposición, de mayor a menor, cada uno de los cuales contará con 43 minutos de intervención: 30 de discurso inicial, 10 de réplica y 3 de contrarréplica. Se presupone que Sánchez irá respondiendo uno por uno a todos ellos.


'DUELO' CON CASADO, RIVERA E IGLESIAS

La primera jornada de la investidura finalizará con aquel grupo parlamentario que esté interviniendo a las 20.30 horas ya que no se reiniciará ningún debate nuevo después de esa hora, según el acuerdo alcanzado esta semana por la Junta de Portavoces.


Así, teniendo en cuenta que el presidente no tiene límite de tiempo en sus turnos, se da por seguro que Sánchez debatirá el primer día con Pablo Casado (PP), Albert Rivera (Ciudadanos) y Pablo Iglesias y sus confluencias (Unidas Podemos), puesto que se calcula una media de casi dos horas de debate por cada grupo.


Por tanto, no está claro si dará tiempo a que en la primera jornada Sánchez discuta con el presidente de Vox, Santiago Abascal, o si ya este 'duelo' parlamentario tendrá lugar a partir de las nueve de la mañana del día siguiente, cuando se reanudará el Pleno de investidura.


Tras Abascal, será el turno de los portavoces de Esquerra Republicana (ERC), Gabriel Rufián, y del PNV, Aitor Esteban, así como de los distintos partidos del Mixto (Junts, Bildu, Coalición Canaria, UPN, Compromís y PRC) y acabará con la portavoz del Grupo Socialista, Adriana Lastra.


¿SEGUNDA VOTACIÓN A ÚLTIMA HORA DEL JUEVES?

Tras las intervenciones, se procederá a la votación, que se hace por llamamiento y cada diputado se pone en pie para proclamar su voto, lo que lleva su tiempo. La hora en que se anuncie el resultado marcará el Pleno que habrá que celebrarse 48 horas en caso de que Sánchez no logre ese martes, como se prevé, la mayoría absoluta (176 diputados) que se requiere en el primer intento.


Dado que esa primera votación no tiene visos de producirse antes de las seis de la tarde, todo apunta a que la segunda votación, que se celebrará el jueves, tendrá lugar a última hora de la tarde. Todo dependerá, no obstante, del tiempo que dedique Sánchez a debatir con los portavoces que intervendrán el martes.


En esa segunda sesión, el candidato tendrá diez minutos para pedir el respaldo de la Cámara, y los representantes de los grupos parlamentarios dispondrán de cinco minutos cada uno. En total, una hora más antes de empezar la segunda votación por llamamiento, en la que al candidato ya le basta con mayoría simple (más sies que noes).


LÍMITE: 23 DE SEPTIEMBRE

En el caso de que Sánchez fracase y no se logre una alternativa viable en los dos meses posteriores a la primera votación, esto es hasta el 23 de septiembre, el Rey, con el refrendo de la presidenta del Congreso, deberá disolver las Cortes Generales al día siguiente y convocar nuevas elecciones 47 días después, el domingo 10 de noviembre.


Esta repetición de elecciones ya se produjo en 2016 cuando, tras la fallida investidura de Sánchez con apoyo de Ciudadanos de principios de marzo, pasaron los dos meses sin que prosperara ninguna candidatura y las Cortes se disolvieron para repetir los comicios el 26 de junio de ese año.


Ante el riesgo de que una nueva repetición de elecciones en plena Navidad, los partidos acordaron modificar la ley electoral para introducir una disposición adicional estableciendo que, en los casos de repetición de los comicios por falta de investidura, se acortaran los plazos del procedimiento electoral, bajando de 54 a 47 días.

relacionada El PSOE empieza a negociar con Podemos el programa y las áreas de gobierno
relacionada Sánchez, dispuesto a hacer ministra a Montero

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress