Verse obligados a reducir deuda contribuyó a la caída de muchos alcaldes gallegos

|

De los 313 municipios que componen Galicia 303 han visto reducida su deuda por habitante en su última legislatura. Los grandes ayuntamientos se vieron obligados a apretarse el cinturón y la deuda se ha visto reducida de forma considerable en estos cuatro años, algo que no ha evitado que en la mayor parte de los grandes ayuntamientos de la comunidad se produjesen cambios de gobierno, al contrario, sea cual fuere el color del gobierno.


AV.- 26M.-M.- Abel Caballero bate su récord en Vigo con 20 concejales, el BNG vuelve al Ayuntamiento y el PP se hunde

Abel Caballero fue, junto a Lara Méndez y Lores, uno de los alcaldes reelegidos en las grandes ciudades


Salvo diez municipios de Galicia que aumentaron su deuda (cuatro en Ourense y Lugo; uno en Pontevedra y A Coruña), el resto de municipios cumplieron a rajatabla sus obligaciones fiscales. Y los grandes ayuntamientos son el mejor ejemplo, y esa buena gestión pudo contribuír a que algunos apostasen por estos gobiernos municipales que se han ajustado al techo de gasto. 


Es el caso de Vigo y Lugo, donde los socialistas Abel Caballero y Lara Méndez retuvieron la alcaldía después de reducir las deudas prácticamente al mínimo. En la ciudad amurallada se ha pasado de 23,8 millones de deuda a 1,7, mientras que en la ciudad olívica la deuda se ha situado en torno a los 100.000 euros, muy por debajo de los 22,4 millones de deuda registrados en 2014.


Pontevedra en cambio ha visto reducida su deuda a un ritmo un poco más bajo. De 15,7 millones a deber se ha pasado a 8,8 millones. Eso no ha impedido a Lores reeditar el gobierno pontevedrés, esta vez integrando a los socialistas dentro de la corporación municipal. Cabe destacar que tanto en Pontevedra como en Lugo y Vigo se registró un descenso importante en el número de habitantes, siendo este último el más sangrante con 1.300 vecinos menos en cuatro años.   


Mención aparte merece Ourense, donde sí se produjo un cambio de gobierno. En la localidad auriense la deuda se redujo hasta los 200.000 euros de 2018, cuando cuatro años antes era de 28,5 millones. El gobierno de Jesús Vázquez redujo la deuda, pero eso no impidió que el tablero político la ciudad termal cambiase por completo, con Vázquez como pieza sacrificada para poder mantener el baltarismo en la Diputación de Ourense. El resultado: Jácome, de Democracia Ourensana, elegido alcalde, Baltar revalidando la Diputación gracias al apoyo de DO y Jesús Vázquez enviado a Madrid con un puesto en el Senado. Además, Ourense también perdió población: casi 1.400 habitantes menos en cuatro años.


AYUNTAMIENTOS DEL CAMBIO

A Coruña y Santiago de Compostela, dos de los ayuntamientos del cambio, son los grandes municipios con más deuda (45,9 millones y 19,6 respectivamente), aunque esta se redujo en casi 30 millones en el caso de la ciudad herculina y en 22,6 millones en la capital.


A pesar de la buena gestión en el aspecto económico de Marea Atlántica y Compostela Aberta, pasando de una deuda por habitante de 188 euros en el primer caso y de 204 en el segundo (cuando en 2014 eran de 309 y 440 euros respectivamente), eso no impidió que Xulio Ferreiro y Martiño Noriega perdiesen la alcaldía, en detrimento del partido socialista, cediendo el mando a Inés Rey y Xosé Antonio Sánchez Bugallo.


Martiño Noriega y Xulio Ferreiro juntos en A Coruña.

Los exalcaldes de Santiago y A Coruña Martiño Noriega y Xulio Ferreiro


Además, ambos municipios ganaron habitantes en estos últimos cuatro años, a diferencia del resto de ciudades de Galicia. Mientras que en A Coruña el crecimiento demográfico se reflejó en un saldo de 40 vecinos más, en Compostela ese aumento se tradujo en más de 600 habitantes.


En el lado opuesto se encuentra otro de los ayuntamientos del cambio, el de Ferrol en Común gobernado por Jorge Suárez. Su legislatura sí fue reflejo de un buen tratamiento en la reducción de la deuda, pasando de los 28,5 millones que debía la ciudad departamental en 2014 a los 10,2 de la actualidad. De esta forma, de los 406 euros de deuda por habitante se pasó a los 152 euros que debía cada vecino de 2018. 


Sin embargo, el mayor problema al que se enfrenta Ferrol es la pérdida de población. El ritmo en estos cuatro años ha sido de perder casi un millar de vecinos por año. Ese es el gran reto al que se enfrenta el futuro gobierno del socialista Ángel Mato, que ahora negocia con BNG y Ferrol en Común para formar un gobierno estable.


LA LEY MONTORO

Pero los ayuntamientos gallegos, además de por una gestión más responsable, no redujeron su deuda por casualidad. Los municipios de Galicia se vieron obligados a apretarse el cinturón a partir de la entrada en vigor de la regla de gasto por la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, conocida como ‘Ley Montoro’.


Con esta normativa, la Administración General del Estado puso el foco sobre las cuentas de los ayuntamientos de toda España. De esta forma, la administración ejerce más control sobre el gasto corriente o el periodo de pago medio a suministradores, y si no se cumplen las obligaciones, los ayuntamientos pueden sufrir penalizaciones a la hora de acceder a ayudas económicas


Así, se limitó el gasto de las corporaciones locales mientras se apostóa reducir la deuda, a pesar de que hasta en dos ocasiones la famosa ‘Ley Montoro’ fue tachada inconstitucional. Desde su aplicación los gobiernos que cerraron los ejercicios en positivo no pudieron utilizar ese dinero para aumentar su gasto público, lo que puso en pie de guerra a muchos ayuntamientos, capitaneados por Abel Caballero a través de la FEMP, al considerar que la ley castigaba a los ayuntamientos que ahorraban o directamente no realizaban gastos.


En el otro lado de la balanza están las Comunidades Autónomas y la administración central, que no están sujetos a la ‘Ley Montoro’, han ido ampliando progresivamente su deuda a pesar de que cada vez hay más ayuntamientos con deuda cero. Las leyes del juego parece que no son iguales para todos, aunque serán las próximas elecciones autonómicas las decidirán si las cuentas gallegas merecen o no un cambio de gobierno. 

relacionada Estos son los cinco ayuntamientos gallegos cuyas cuentas no aseguran su continuidad
relacionada El PP pide al PSdeG que no sea "cómplice" del "ultraje" de Sánchez a Galicia con la deuda de los 700 millones de euros
relacionada El PP gallego afirma que la deuda de 700 millones de euros "pone en juego los servicios públicos" de Galicia
relacionada La Xunta vuelve a reclamar al Gobierno central el pago a la comunidad de la "deuda" de 700 millones de euros

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress