Cuanto peor mejor para todos, y cuanto peor para todos mejor...

Manoel Barbeitos
Economista

Cuando en el horizonte aparecen señales cada vez más claras de que podemos estar las puertas de una nueva crisis (esta vez será de oferta) que, dada y debilidad y fragilidad actual de las economías europeas, seguramente desemboque en una nueva recesión económica en toda la eurozona. Cuando la fuerte competencia internacional entre Estados Unidos y China está haciendo tambalear el comercio internacional y con él se tambalean las economías occidentales por su elevada dependencia del comercio exterior (ahí está la situación de Alemania).


Cuando en España estamos las puertas de conocer la sentencia del Tribunal Supremo contra los líderes del procés con fundadas sospechas de que aquella va a traer una sentencia muy dura para los políticos independentistas catalanes: están procesados por rebelión, malversación y desobediencia. Una sentencia que seguramente tensará aún más el llamado “conflicto catalán”.


Cuando todo esto sucede, en España parecemos condenados a acudir a unas nuevas elecciones generales que serían, de celebrarse, las cuartas en cuatro años (!). Unas elecciones generales provocadas, que no inevitables, a causa de que los partidos políticos que las podrían evitar no se ponen de acuerdo. Sobre la falta de entendimiento entre el PSOE y UP ya se tiene escrito y debatido tanto que no considero necesario, ni oportuno, volver sobre ello. Simplemente sí recalcar lo evidente: de celebrarse estas elecciones, las cuartas en cuatro años, serán la prueba inequívoca de un enorme fracaso político tanto del PSOE como de UP. No se podrá calificar de otro modo. Un fracaso que, de producirse, traerá por las razones apuntadas al principio muy graves consecuencias tanto para España como, muy especialmente, para sus clases populares.


Un enorme fracaso por que cuando las izquierdas (PSOE/ UP) tenían todo a favor, tanto por los resultados electorales como por el apoyo de una gran mayoría social, para poner en marcha un programa de gobierno que había afrontado con firmeza y decisión los numerosos y grandes problemas que tiene España. Esa oportunidad se tira por la borda a causa de estrechos e impresentables intereses partidarios y personales.


Con graves consecuencias para España porque dado el panorama internacional que se está perfilando, debido fundamentalmente las causas anteriormente citadas, precisamos de contar con un gobierno con las ideas claras y un fuerte apoyo parlamentario que asiente a España en el tablero europeo e internacional en el lugar que le corresponde. Mucho más luego de la nefasta gestión de los gobiernos populares (PP) de Mariano Rajoy (2011-2018) que situaron a España como uno de los estados europeos lideres en desigualdad social y desequilibrio territorial. Además de aparecer como un estado sin apenas peso internacional.


Con graves consecuencias también para las clases populares de España y, por tanto, de Galicia principales damnificadas por las durísimas políticas de ajuste fiscal y rebaja salarial que aplicaron los últimos gobiernos españoles y gallegos y que además de provocar una grande recesión elevaron los niveles de pobreza y desigualdad social a cifras  record con enormes destrozos en un ya muy deficitario estado de bienestar. Unas clases populares precisadas de un gobierno que ponga en marcha políticas públicas que reviertan la situación actual. Un gobierno que, como señalamos, precisaría de uno amplio apoyo parlamentario.


Pero, por desgracia y mayor bochorno, los partidos mayoritarios en la izquierda española (PSOE,  UP) no parecen ser quien dé por los intereses generales por encima de los intereses partidarios conduciéndonos así la unas nuevas elecciones generales absolutamente innecesarias pero arriesgadas para la propia izquierda. Una izquierdas que engañadas en una lucha de egos, ridícula pero suicida, parecen empeñadas en apostar por aquello de que “cuanto peor mejor para todos, y cuanto peor para todos mejor…”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress