CESM denuncia la situación "crítica" en verano en Atención Primaria "con reducción de hasta el 50% de facultativos"

|

Centro de Salud del Casco Vello de Vigo

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos en Galicia (CESM) denuncia la situación "crítica" que ha vivido la Atención Primaria este verano por la falta de personal, "llegando en algunos casos a reducirse hasta el 50% el número de facultativos", lo que, ha advertido, "ha provocado listas de espera de hasta 13 días en algunos centros de salud, tiempos de espera de hasta tres horas para ser atendidos los pacientes y una sobrecarga de trabajo insoportable" para los médicos de familia y los pediatras.

"La situación vivida este verano llevó a episodios inverosímiles, como el protagonizado por la directora asistencial de la EOXI Pontevedra-O Salnés, quien llegó a hacer guardias completas de tarde y noche en un PAC de O Salnés, un 'gesto' que queda bastante alejado de lo que deberían ser sus cometidos y responsabilidades desde el cargo que ostenta", ha explicado CESM en un comunicado.

El sindicato médico ha explicado que, "frente al refuerzo necesario en época de verano" en las zonas de afluencia turística como la costa o Santiago, el Sergas, "en lugar de planificar y gestionar las vacaciones de los facultativos -cuyas preferencias deben comunicar los profesionales antes del 31 de marzo- con las sustituciones necesarias" para cubrir esas ausencias, "opta por recurrir a las intersustituciones y prolongación de jornada de quienes ya de por sí están saturados con agendas interminables", ha lamentado.

El resultado, indica el sindicato, "no puede ser otro que el de generar listas de espera de hasta 13 días, como ocurrió en el Centro de Salud de Cedeira", en el que, ha explicado, "un paciente para activar la renovación de los medicamentos prescritos telefónicamente tuvo que esperar una semana, y otro caso en el que el paciente tuvo que esperar 13 días para ser atendido en consulta".

Y es que el ambulatorio, de los cinco médicos con que cuenta, durante el verano queda con dos, lo que supone una reducción del 40 por ciento. Mientras, el Centro de Salud de O Grove permaneció cerrado varios días sin agendas durante la primera quincena de agosto. "Sólo se podían atender las urgencias, ya que de los seis facultativos titulares del centro durante ese período sólo había uno", denuncia CESM.

Además, CESM añade que en Ortegal "un facultativo, a caballo entre dos centros de salud, llegó a atender en una sola mañana a más de 60 pacientes de los dos ambulatorios que estaba cubriendo", incluidas las urgencias y las visitas domiciliarias.

Otro ejemplo reciente se produjo en el PAC de A Parda, en Pontevedra, donde de los tres médicos titulares sólo había uno, de manera que la espera de los pacientes para ser atendidos "fue incrementándose desde primera hora de la mañana y a mediodía se superaban las 3 horas", ha asegurado CESM.

Las dotaciones de los centros de salud y de los Puntos de Atención Continuada (PAC) "se vieron seriamente mermadas durante el verano en distintas comarcas de Galicia", sostiene CESM, y "en muchos casos la situación se agravaba cuando el escaso personal médico de esos centros tenía que acudir a urgencias e imprevistos que surgían", ha abundado.

"SOBRECARGA"
"Esta situación desemboca, además, en una sobrecarga de las urgencias hospitalarias, a las que el paciente acude en busca de una solución a problemas banales, o para ser atendidos de sus procesos crónicos que deberían poder resolver los médicos de cabecera, si no fuera porque les resulta imposible por el exceso de trabajo que acumulan en Atención Primaria", ha comentado este sindicato médico.

CESM acusa al Sergas "de falta de planificación y previsión", puesto que, ha incidido, "esta situación se repite todos los años sin que traten de poner solución al problema" y, además, "se pone en evidencia el fracaso del Plan de Atención Primaria aprobado el pasado mes de mayo, al menos en lo referente al personal facultativo", ha sostenido.

CESM advierte de que "la sobrecarga de trabajo a la que están expuestos" los médicos de familia y los pediatras de Atención Primaria, que, asegura, "siguen con un tremendo déficit de profesionales", provoca "cuadros de estrés y ansiedad, que están incrementando las bajas de los facultativos".

Por ello, esta central sindical exige a la Xunta "que pase de las buenas palabras y de los gestos a la acción, para dar una solución definitiva a un problema que se repite cada vez que llega un periodo vacacional". En este sentido, demanda "que se adopten medidas de atracción y fidelización de los profesionales para que no se marchen a otras comunidades autónomas" o a otros países, "donde sí se les reconoce y compensa su profesionalidad", añade.

CESM anuncia que, de no tomarse medidas "con carácter inmediato para resolver la situación que atraviesa la Atención Primaria" en Galicia desde hace más de una década, no descartan acudir a las movilizaciones "para hacer reaccionar de una vez por todas al Ejecutivo", avisa.

Asimismo, CESM advierte de que la campaña de la gripe "está ahí" y "antes de que lleguen los momentos de mayor virulencia de la epidemia, el Sergas está a tiempo de planificar y tomar las medidas necesarias, para impedir el caos en que se convierte la sanidad pública cuando llegan estos episodios".

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress