Vivo gracias a que un guardia civil le hizo la maniobra de Heimlich

|

Lo que pudo acabar en una tragedia, debido a algo tan seguro en teoría como comer carne en un restaurante, quedó en un gran susto gracias a la rápida intervención de tres agentes en Vilaboa


La rápida intervención de un agente de la Guardia Civil de la Comandancia de Pontevedra, auxiliado por un policía nacional y un policía local de Vigo, permitió salvar la vida de un hombre de 60 años de edad que se estaba asfixiando por atragantamiento en un restaurante de Vilaboa (Pontevedra).



Maniobra de Heimlich

Práctica de la Maniobra de Heimlich  |  AFACO Alzheimer  CC BY-NC 2.0



Según han informado fuentes del Instituto Armado, los hechos tuvieron lugar en la noche del pasado sábado, cuando este agente se disponía a abandonar el restaurante en el que había cenado. En ese momento, fue requerido por un empleado del local, que le pidió ayuda porque un cliente se había atragantado y no podía respirar.


SE HABÍA ATRAGANTADO CON CARNE

El guardia civil, ayudado por los dos agentes de policía, realizó la llamada 'maniobra de Heimlich', y consiguió que el comensal, que estaba desfallecido, expulsara varios trozos de carne que le estaban obstruyendo las vías respiratorias.


El cliente del local fue reanimado y, para cuando llegaron los servicios de emergencia sanitaria, el hombre ya había recuperado la consciencia.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress