Feijóó salvaría la mayoría por los pelos y el BNG podría pasar al PSOE, predice una encuesta

|

Se aproximan las elecciones del 5A y empieza el chaparrón de las siempre polémicas encuestas. La más reciente es bastante controvertida. Por vez primera el BNG se ve con opciones de disputarle el segundo puesto al PSOE. Alberto Nuñez Feijóo aguantaría en el poder aunque por muy poco. Analizamos este sondeo , de qué punto parte cada partido y cuales pueden ser las claves del resultado final.


Encuesta el confidencial Captura




Los datos de Metroscopia para El Confidencial sitúan a los nacionalistas con 14 diputados, a solo dos del PSdeG con 16. El Bloque crecería incluso más que el derrumbe de En Marea. Los de Villares estarían ausentes en el nuevo hemiciclo, aunque la unión de Unidas Podemos con Izquierda Unida mantendría seis diputados. 





Por el bando de la derecha, el PPdeG caería, pero solo dos escaños. Esto permitiría a Alberto Nuñez Feijóo mantener la ansiada mayoría absoluta. Metroscopia no le da opciones ni a Ciudadanos (1%) ni a Vox (2,7%). Lo cual es sorprendente en el caso de los de Santiago Abascal, dado que Vox rozó en Galicia el 8% en las pasadas generales, por lo que en teoría debiera tener muchas opciones a arañar algún diputado, al menos en A Coruña y Pontevedra.


La encuesta, realizada mediante mil entrevistas telefónicas, no tiene en cuenta una eventual candidatura de ANOVA y las mareas localistas, que parece planean presentarse al margen de Unidas Podemos.


Ante estos datos, los publicados hace semanas por La Voz, las encuestas del CIS y el comportamiento previo del electorado gallego se pueden sacar ya algunas conclusiones.


El PPdeG está en condiciones de luchar por mantener la mayoría absoluta. Eso sí, si lo consigue, será por un margen estrecho, probablemente menos que los tres diputados actuales. Ceder algún puesto de salida a otra formación -ya sea Ciudadanos o Democracia Ourensana -con tan poco margen, parece demasiado arriesgado para los conservadores gallegos. Lograr 38 o 39 diputados, pero que alguno de ellos en el fondo esté sometido a las directrices de Arrimadas desde Madrid o del voluble Jácome desde Ourense, no es un panorama tranquilizador para un Feijóo acostumbrado a mandar sin contrapisas en su grupo parlamentario.


Todas las encuestas publicadas hasta ahora le dan al PSdeG un mejor resultado que en las pasadas elecciones autonómicas. Avance que sería inútil en todo caso si no logra mantener al PP por debajo de los 38 diputados. Las encuestas del CIS llevan meses situando al PSdeG delante del PPdeG, adelantamiento que consumó en las penúltimas elecciones estatales, mientras que en las siguientes hubo un empate técnico, con el PP levemente por delante. En todo caso, parece claro que si el presidente no es Feijóo, lo será Gonzalo Caballero.


El BNG parece que continúa en alza impulsado por el reciente logro de meter a Néstor Rego en el Congreso de los Diputados. Ahora bien, la encuesta de El Confidencial es la primera que lo sitúa atanta distancia sobre Podemos. Algo que es sorprendente, pues en las elecciones generales y europeas los morados y sus confluencias siguieron estando bastante por encima de los nacionalistas. Además, en teoría el ascenso de Pablo Iglesias a la Vicipresidencia del Estado y las políticas a favor de las clases trabajadoras deberían, en teoría, aportarle réditos a su marca en Galicia. Como la labor de Rego en el Parlamento le debería aportar réditos al Bloque. Por lo tanto, la incógnita para el frente el #5A parece ser cuánto crecerán y si la aspiración de superar al PSdeG esrealista. Porque de serlo, la próxima presidenta de la Xunta podría ser Ana Pontón.


De lo que no hay rastro en las encuestas es de Ciudadanos. Teniendo en cuenta el descalabro de las generales, la división de los naranjas a las puertas de una Asamblea General y que el límite para tener escaño en Galicia es del 5% en al menos una provincia, los naranjas parecen condenados a seguir pidiendo -algunos dirían que suplicando- un hueco a Feijóo en sus listas. Sobre unas eventuales lisas propias no hay noticias hasta ahora.


Vox es la gran incógnita de estos comicios y muy probablemente la clave. Ninguna encuestale da representación hasta ahora. Algo que juega a favor del PPdeG, cuyo mensaje clave es aunar bajo Feijóo todos los opuestos a una coalición del PSOE con Podemos y BNG. 


Con todo, hay que tener que Vox sacó casi el 8 por ciento en las generales de este otoño y, en teoría, no han sufrido ningún descalabro que permita prever que su voto se derrumbe. Teniendo en cuenta que en esas generales estuvo peléandole al Bloque uno de los nueve escaños por Coruña, sería raro que ahora no tuviese opciones de pelear por lo mismo, dado que hay muchos más escaños a repartir en los comicios autónomicos, donde A Coruña repartirá 25 actas de parlamentarios autonómicos. En definitiva, lograr que Vox se quede por debajo del 5% en A Coruña y Pontevedra es clave para Feijóo y puede decidir el color y la fórmula del próximo gobierno. De momento, Feijóo los ha cogido sin listas, ni candidato ni proceso público anunciado para elegirlo.


A día de hoy, es muy complicado predecir en que horquilla se puede mover la llamada izquierda rupturista. No pinta bien para ellos, entre otras cosas porque  que a una semana del plazo, tampoco tienen listas ni candidatos definitivos. Lo que indican las encuestas es que no van lograr casi el 20% de los votos y los 14 escaños de las pasadas elecciones, donde adelantaron incluso al PSdeG. A día hoy lo más probable es que Unidas Podemos e Izquierda Unida se presenten juntos y las encuestas les dan cierta representación, disputándose el tercer lugar con el BNG, al que derrotaron en los dos pasados comicios generales. 


La otra candidatura probable es la de ANOVA con algunas mareas localistas. Está por ver si este posible experimento tiene recorrido. Dependerá en buena medida de la involucración de Xosé Manuel Beiras en la competición electoral, pues el veterano político sigue siendo su imagen más conocida y tiene experiencia en levantar campañas electorales, como fue el caso de la de AGE. Ninguna encuesta ha valorado hasta hoy qué porcentaje de voto podrían arrancar.


A la coalición de ANOVA con las mareas podría unirse Luís Villares y lo que queda de En Marea.  Visto el desastre de las penúltimas elecciones generales, presentarse en solitario parece que sólo serviría para certificar la cuasi-defunción del proyecto político. Ahora bien, para que se forjara esa coalición, primero habrían de sanarse las heridas de estos años en la confluencia rupturistas, que son numerosísimas, a varias bandas y de considerable gravedad. 


En conclusión, sólo hay una arma mejor en el arsenal de Feijóo que la atomización del espacio a la izquierda del PSdeG; la debilidad electoral de Vox  que muestran las encuestas; debilidad que ,  por cierto, ni de lejos fue tanta en las aún recientes elecciones generales.


relacionada En Marea esperará al cierre del plazo para registrar coaliciones para iniciar su proceso de primarias
relacionada La encuesta de La Voz, que borra a Vox y Cs mapa, dibuja el panorama perfecto para que Feijóo repita
relacionada ​El PSOE supera por mucho al PP en Galicia según el CIS

1 Comentarios

1

Los pelos del señol Feijoo no me dejan dolmil. Pues coltelos. Jajaja

escrito por Manuela 16/feb/20    19:58

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress