"Las monjas de Santa Teresa de Jornet no están preparadas para el coronavirus", advierte un familiar afectado por el rebrote

|

Santa Teresa de Jornet es el epicentro del primer rebrote serio en residencias gallegas, con 13 nuevos casos. Galiciapress habla con un familiar de unas de los ancianos recién contagiados.


Santa Teresa de Jornet en A Coruu00f1a en una imagen de Google Street View


"Como cuidadoras no tengo queja", admite esta hija, que prefiere no ver publicado su nombre ni el de su madre residente. Reconoce que en los años que su progenitora lleva viviendo allí siempre observó a los ancianos bien atendidos.


Ahora bien, insiste en que "las monjas no están preparadas para esta pandemia" y apuesta porque  la Xunta intervenga por completo el centro de las Hermanitas de los Ancianos Desamparados, hasta ahora solo tutelado medicamente.


Galiciapress contactó con la congregración de las Hermanistas de los Ancianos Desamparados en varias ocasiones, sin recibir respuesta por ahora. La congregación es uno de los agentes católicos más importantes en España en el sector geriátrico.


SEGUNDA OLA CUANDO EL CORONAVIRUS ESTÁ REMITIENDO

Esta es la segunda ola de coronavirus que ataca el centro. A mediados de marzo el primer brote provocó 55 positivos.   Los contagios bajaron con el tiempo y de repente, el pasado fin de semana la Xunta confirmó 13 nuevos contagios. Según informó la Consellería de Política Social, los contagios se detectaron tras una serie de "test masivos". En la actualidad quedan 26 casos activos, 20 personas mayores y seis trabajadores.


Tras la primera ola de marzo, la Xunta tuteló la residencia medicamente, pero no administrativamente. Envió dos galenos y un enfermero, según datos oficiales del Gobierno.


La situación mejoró gracias al labor del SERGAS. En esto coinciden tanto la familiar consultada, que cualifica de "genial" la labor pública, como según el colectivo gallego de familiares REDE.


Ahora bien, esta afectada mantiene críticas en dos aspectos: las supuesta falta de preparación de la congregación católica y la presunta falta de comunicación, sobre todo en la primera fase de la pandemia. 


SUPUESTA FALTA DE MEDIOS

"No tienen suficiente personal cualificado", se lamenta. Según indicó el SERGAS a Galiciapress, además del refuerzo público, el centro cuenta con un médico y una enfermera propia


Los médicos que mandó el SERGAS "ya se estaban despidiendo" de los familiares cuando saltó el rebrote y de hecho "el viernes ya no estaban", en referencia al día anterior a que saltaran los 13 nuevos positivos. La Consellería habría enviado  otros públicos diferentes tras el brote, según los familiares.


Fuentes que dicen que la causa del rebrote puede estar en que la congregación religiosa "bajó la guardia". En particular, la familiar protesta porque nunca vio que su madre llevase mascarilla. Si en un supermercado es ilegal entrar sin mascarilla, ¿qué sentido tiene que los residentes de un centro donde hay coronavirus no la lleven?, se pregunta con rabia contenida.


La falta de información es el otro eje de sus quejas. Esta hija admite que ha recibido "siete u ocho videollamadas" en las que le pudo hablar con su madre. Eso sí, todas después de que la Xunta interviniese medicamente. 


Se queja de que la "monja responsable" ha dado la cara y que no ha tenido información médica ni del estado de ánimo de su familiar hasta que el pasado viernes recibió una llamada para comunicarle que había dado positivo por PCR.  "Es algo completamente inhumano", se lamenta.


¿Ha dado la residencia alguna explicación del rebrote? Esta familiar dice que no y señala que su madre había dado negativo varias veces en pruebas anteriores por lo que estaba en teoría en una zona en la que solo convivía con residentes también negativos. 


En su opinión, las religiosas cuidan bien a los ancianos pero son "tercas" en sus rutinas, algo que cree contribuyó a que no pudieran contener el coronavirus y su rebrote.


LA XUNTA DEBE SEGUIR ALLÍ, SUPLICA

Por eso implora a la Xunta que no retire sus equipos de médicos. De lo contrario, "en otoño, cuando haya una nueva ola de coronavirus, volverán a pasar lo mismo porque las monjas no lo saben hacer". 


Un temor, referido a todas las residencias gallegas afectadas, que comparten desde REDE. El colectivo de familiares ha demandado al SERGAS que mantenga las intervenciones médicas de las residencias y que no devuelva la gestión administrativa de las tres que siguen intervenidas por completo, entre las que no está Santa Teresa de Jornet.


Galiciapress preguntó a la Xunta si tras el rebrote valoraba intervenir el centro de Eirís, pero la Administración obvió la cuestión.


Ayer REDE, colectivo que agrupa a familares de residencias de toda Galicia, advirtió que el personal del SERGAS se está retirando de las residencias. Algo que negó el presidente, que dijo que siguen tuteladas.


Según datos de la Xunta en 2012, la labor de las Hermanitas se inició en Vigo el 16 de junio de 1883. Por entonces contaba con 210 casas, donde eran acogidos unos 26.000 ancianos (15.300 en España y 10.000 en otros países), en 17 naciones (España, Portugal, Alemania, Italia, México, Cuba, Puerto Rico, República Dominicana, Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina, Chile, Brasil, Mozambique), y 3 continentes (Europa, América y África).









Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress