Europa necesita sextuplicar su red de puntos de recarga para que su plan del coche eléctrico sea factible

|

Subvencionar la compra de coches eléctricos, por ejemplo en Alemania dan hasta 6.000 euros, no tiene mucho sentido si los estados no completan una red de recarga que permita a la mayoría de los conductores recargar sus vehículos sin colas y sin alejarse demasiado de sus hogares. La inversión necesaria en el continente puede suponer el 2% del presupuesto de la UE de aquí a 2027.


Si la Unión Europea quiere cumplir con sus objetivos de reducción de emisiones, necesitará multiplicar por seis la cifra de puntos de carga de vehículos electricos y  llegar a la meta no será fácil.



Un coche eléctrico cargándose.




La canciller alemana, Ángela Merkel ha dado un golpe de efecto impulsando ayudas de hasta 6.000 euros para los compradores alemanes de vehículos eléctricos y ha puesto sobre la mesa un plan de incrementar los puntos de recarga hasta el millón desde los 27.730 actuales porque es la principal barrera para que los consumidores dejen atrás los combustibles fósiles más contaminantes.


En la Unión Europea el sector del transporte representa una cuarta parte del total de emisiones de gases de efecto invernadero y  los europeos quieren que san nulas para 2050. 


Para conseguir ese objetivo en 2030 tendría que haber en circulación 30 millones de vehículos eléctricos por las carreteras europeas, lo que equivaldría a un tercio del tráfico total de la Unión.


Aunque las ventas de estos vehículos duplicaron con creces su cuota de mercado en términos interanuales durante el primer trimestre de 2020, ello se produjo por el colapso que experimentó la demanda de vehículos en general. Los coches eléctricos representan todavía menos de una de cada diez matriculaciones, según los datos de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles.


Los aproximadamente 6,1 millones de puntos de recarga que algunos expertos estiman que serán necesarios para dar soporte a 30 millones de vehículos eléctricos es 37 veces superior a la red de recarga comunitaria actual, que ronda los 165.000 puntos.


Calcular la parte que les corresponde a los Gobiernos de cualquier factura siempre es complicado. Pero suponiendo que tres cuartas partes de las estaciones se sitúen en hogares o lugares de trabajo y que las empresas asumirán el coste de estos últimos, podría suponer alrededor de 23.000 millones de euros para los Estados, según una estimación que hemos realizado a partir de datos de la patronal Eurelectric. La cifra solo representa en torno al 2% de los 1,1 billones de euros del marco presupuestario de la UE que regirá el gasto del bloque entre 2021 y 2027.


Tres cuartas partes de los puntos de recarga europeos están situados en Países Bajos, Reino Unido, Alemania y Francia, lo que implica que los países rezagados como Italia o Espaá tendrán que invertir más para ponerse al día.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress