El soberanismo gallego cambia de protagonistas

Manoel Barbeitos
Economista

Si las elecciones autonómicas del 12J supusieron una nueva y rotunda victoria de las derechas gallegas (PP) también trajeron un cambio relevante en la representación del  soberanismo gallego gracias al magnífico resultado conseguido por el BNG quien, además, se convirtió en la primera fuerza de la oposición.


Si en las elecciones del 2016 el soberanismo fue, a causa de EN MAREA, la opción de las izquierdas más votada (14 diputados), quedando el BNG a bastante distancia (6 diputados), en la convocatoria última aquello aparece agrupado en torno a exclusiva representación del BNG que consigue así su mejor resultado en la historia de la autonomía gallega (19 diputados). Gracias, entre otras razones, a lo que supone sumar la mayoría del voto que en las elecciones anteriores había optado por EN MAREA.


Este resultado permite varias lecturas muy interesantes. En primer lugar que en Galicia el soberanismo sigue siendo la real alternativa a las derechas conservadoras, dato no menor teniendo en cuenta la historia de la autonomía gallega. Puede que en este cambio haya influido el relevante hecho de que conforme la autonomía gallega se hace más madura las elecciones autonómicas consiguen un enfoque cada vez más galleguista, lo que no deja de ser un gran avance democrático. Veremos si se consolida esta tendencia para lo cual será menester que se incremente la participación electoral.


Un soberanismo político (BNG) más sólido y mejor articulado, pero que también es más  centrípeto y menos plural, lo que siembra serias dudas sobre sus auténticas posibilidades de convertirse en una real alternativa de gobierno. A su favor juega tanto que no parece probable que la división cainíta que hizo estallar EN MAREA se reproduzca ahora en el BNG como que su inserción en el tejido social es superior. No menos relevante es la evidencia de que cuenta también, como pasaba con EN MAREA, con una portavocía -Ana Pontón- que se tiene bien ganada una notable credibilidad entre el electorado, lo que le permite presentarse delante de los/las gallegos/as cómo alternativa a A. Núñez Feijóo (PP) -esperemos que no le pase como a X. M. Beiras o la  L. Villares-.


Llegados a este escenario (19 diputados, fuerza hegemónica en las izquierdas) en el BNG se enfrentan a varios retos. Retos que se focalizan en un objetivo a medio plazo imprescindible: mejorar notablemente la actual representación parlamentaria (un mínimo de 25 diputados). Incremento (6) difícil, pero no imposible si tenemos en cuenta que un 45% del censo electoral no suele participar en las elecciones autonómicas. Mejora que, por otra parte, le va a exigir una cierta modulación de sus reivindicaciones, distinguiendo claramente el corto del medio y del largo plazo. Que, por caso, reclamar hoy una reforma del actual estatuto de autonomía no supone de ninguna forma renunciar mañana al ejercicio del derecho a decidir. Que la soberanía, como diría el gran poeta, se hace al andar.


Reivindicaciones que pasan hoy, en esta fase de la mundialización capitalista neoliberal, por la defensa del feminismo (el combate contra la desigualdad de género) y del medioambiente (la lucha contra el cambio climático). Todo ello sin olvidar el empleo y el bienestar social.


Sin embargo, el mayor reto estará en su capacidad para abrir la organización (BNG) a la sociedad ("tenemos que sumar más gallegos y gallegas" Ana Pontón). Abrirla realmente, hacerla más democrática, transparente y plural ("tenemos que tender la mano a todas aquellas personas que quieren un futuro mejor para nuestro país" A. P.). Más receptiva y flexible dejando atrás históricas tutelas que frenan su crecimiento y provocan el rechazo de muchos ciudadanos no beligerantes. La vieja guardia deberá ser generosa, dar uno o varios pasos atrás y dejar que las nuevas generaciones (chicas y chicos) tomen el mando con Ana Pontón al frente.

Su futuro y el de Galicia están en juego.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress