​“Es un buen momento para olvidarnos de récords de peregrinos y recuperar los valores del Camino”

|

La crisis del coronavirus ha tenido unas consecuencias funestas para el turismo y para los grandes reclamos culturales de Galicia, como es la Catedral de Santiago, que cada año recibe miles de visitantes procedentes desde distintos puntos del globo y que llegan a través del Camino de Santiago.


Sin embargo, las peregrinaciones este año se han visto truncadas en muchos casos y aquellos que planeaban iniciar la andadura se lo piensan dos veces. Desde la Asociación Galega de Amigos do Camiño de Santiago comentan para Galiciapress los retos a los que se enfrenta este verano la ruta jacobea y da la perspectiva de que pese a que el Camino es seguro y garantiza la acogida a los peregrinos, todavía el miedo puede a la voluntad de los viajeros.


Peregrinos al final del Camino de Santiago en el Obradoiro en una imagen de Rogelio Carballo CC BY NC SA 20

Peregrinos al final del Camino de Santiago en el Obradoiro en una imagen de Rogelio Carballo CC BY NC SA 20


Nunca pensó el Apóstol Santiago ver la Praza del Obradoiro casi libre de peregrinos y mucho menos a las puertas del Año Santo. Sin embargo, y si bien el goteo de peregrinos sigue siendo constante, la Catedral de Santiago sí nota una afluencia de peregrinos más baja de la habitual, consecuencia, como no podía ser de otra forma, de la pandemia que azota a todo el planeta.


Desde la Asociación Galega de Amigos do Camiño de Santiago lamentan que la caída de peregrinos sí se está haciendo notar en Galicia. A falta de datos oficiales, la evidencia para la organización presidida por Manuel López Vázquez se constata “acercándose cualquier día a la Praza do Obradoiro”. 


Esta misma semana la Xunta reconocía que el turismo registra aceptables cifras en zonas rurales costeras, pero mucho peores en las ciudades. Compostela no se libra de esto. La presencia de turistas sigue siendo notable en la zona vieja, pero sin las aglomeraciones habituales hace lustros.


El miedo a los brotes y a la expansión de la enfermedad a nivel nacional en lo que algunos ya tachan como el inicio de la segunda oleada está pasando factura a la comunidad, pese a que las medidas que se están aplicando garantizan la seguridad de aquellos que se lancen a recorrer el Camino, está siendo el elemento diferenciador este verano. En los albergues públicos se está aplicando tanto el ‘Manual para los albergues ante la Covid-19’ y ‘Las recomendaciones al peregrino ante el Covid-19’, “un protocolo muy completo”, señalan desde AGACS, que en sus redes sociales también manifiesta que algunos albergues no acogerán peregrinos esta temporada.



EFECTO DE LOS BROTES

Pese a estas medidas estrictas, desde la asociación plantean un panorama bien distinto al que acercaban hace unos días a este mismo medio desde la Federación Española Asociaciones Amigos Camino de Santiago, que todavía considera que hay opciones a la hora de seguir acogiendo peregrinos procedentes de rincones como el Reino Unido, donde se está aplicando algunas medidas por el miedo a los brotes que se están sucediendo a nivel nacional y que tendrán una repercusión inmediata sobre nuestro turismo y economía.


“Por supuesto que va a limitar la llegada de peregrinos extranjeros”, lamentan desde la asociación, antes de matizar que esto no solo repercute en la llegada de los peregrinos británicos, sino también “de todo el mundo”.


Con todo, y en este año tan complicado, a las puertas de un año Xacobeo que  prometía ser de récord, desde AGACS abogan por dejar de lado todas las provisiones y asimilar esta nueva realidad. “Es un buen momento para olvidarnos de récords de peregrinos y recuperar los valores del Camino, especialmente después de esta etapa de confinamiento. El Camino es una opción excelente en este año de proximidad, de entre 100 a 150 Km, y especialmente el Camino Inglés, que se podría hacer completo en Galicia”, argumentan.


Un Camino el Inglés que, pese a ser castigado con igual severidad por el virus como el resto de rutas jacobeas, está recuperándose “muy despacio”, según indican desde la asociación, que suma a esta lista el Camino Francés y el Camino Portugués.


DUDAS Y SOLUCIONES

Vengan por donde venga, las dudas de los peregrinos antes de lanzarse a la aventura son muy similares. “Lo que más preocupa a los peregrinos son las medidas de higiene y limpieza de los albergues y todas las medidas preventivas sanitarias de los albergues y de sus hospitaleros y personal”.


Para resolver esas y otras dudas, desde la asociación instan a todos los futuros opositores a La Compostela que visiten la página web de la Federación Española de Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago, donde encontrarán información actualizada “para saber si están cerrados o abiertos (los albergues) y en segundo lugar que cumplan escrupulosamente todas las medidas sanitarias y de higiene recomendadas”.


Por otro lado, desde AGACS aprovechan la oportunidad para poner el foco sobre el gran problema existente en la comunidad y que supone un riesgo tremendo para los peregrinos: los puntos negros de las carreteras gallegas. Desde la organización demandan al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agencia Urbana, a la  Consellería de Infraestructuras e Mobilidade, las diputaciones provinciales y a los concellos una solución inmediata para este problema que tantas vidas cuestan cada año. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress