​El fin de En Marea: las bases acuerdan el desmantelamiento de la que fue la segunda fuerza más votada de Galicia

|

Agotamiento del proyecto. Esa es la razón que los miembros de En Marea han expuesto este sábado para dar la puntilla a la organización que otrora lideró la izquierda gallega y se postuló como dueña del espacio del cambio.


Apenas un lustro después de su formación, la experiencia de En Marea llega a su fin después de dos años de vaivenes en donde la fuerza política ha protagonizado más escándalos y peleas internas que triunfos políticos.


El diputado del Grupo Mixto y miembro de En Marea Pancho Casal.

Pancho Casal, último líder de la formación


En la reunión celebrada hoy en Teo que tenía como debate central elegir si era posible reorientar la organización o firmar ya su acta de defunción finalmente se ha optado por esta segunda vía, alegando que el movimiento está “agotado” y que buena prueba de ello es el paupérrimo apoyo recibido en las pasadas elecciones autonómicas del 12 de julio: solo un 0,22% del electorado dedicó su voto a la candidatura de Pancho Casal.


Los miembros presentes en la reunión, 30 de forma presencial y una veintena por vía telemática, acordaron iniciar el proceso de disolución de la fuerza, si bien este se realizará de forma ordenada y quemando con una serie de etapas, centradas siempre en el cumplimiento de las obligaciones económicas y legales pendientes y futuras.

No obstante, este proceso no concluirá de forma definitiva mientras sigan formando parte de ella algunas mareas locales que aún se integran en la estructura de la organización.


DE MÁS A MENOS

En Marea, en su día liderada por Luís Villares, se erigió en 2016 como la gran sorpresa política a nivel nacional después de superar en número de votos al PSdeG y al BNG en la carrera por el sillón de San Caetano. Esto la dejó como la fuerza líder de la oposición en el hemiciclo gallego.


Del fervor inicial con 14 escaños en el Parlamento gallego se pasó a una etapa en la que las rencillas internas, causadas por los distintos puntos de vista de las fuerzas que componían inicialmente la organización –Podemos Galicia, Anova, Compostela Aberta, Marea Atlántica, Esquerda Unida y Equo junto a otras fuerzas municipales– que terminaron por dinamitar el espíritu de cambio con el que nació la organización.


Una ruptura que se plasmó a principios de 2019 en el Parlamento de Galicia con una escisión que terminó con la creación de un Grupo Mixto y la reconversión del grupo parlamentario de En Marea, que pasó a ser ‘Grupo Común da Esquerda’.


Para entonces el liderazgo de Luis Villares ya había sido puesto en entredicho por otros miembros de la organización y, pese a salir reelegido como principal cabeza de En Marea, la fragmentación de la fuerza política lo motivó a abandonar la política una vez concluida la pasada legislatura. 


relacionada El futuro de En Marea en juego: la fuerza se debate entre un giro de 180º o firmar su partida de defunción
relacionada Cuentas ve defectos en las contabilidades de BNG, Anova y En Marea de 2016
relacionada El soberanismo gallego cambia de protagonistas

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress