El Estado escoge a una ingeniera andaluza para liderar la modernización de Navantia

|

La empresa pública tiene astilleros en Andalucía, pero también en Ferrol y Murcia. Los empresarios andaluces se congratulan por el nombramiento de Gualda, la persona más joven que llega a la presidencia de Navantia.



El consejo de administración de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ha propuesto a la junta de accionistas de Navantia la designación como consejera de Belén Gualda, hasta ahora directora gerente de la Agencia de Obra Pública de Andalucía, como paso previo a su nombramiento como nueva presidenta de los astilleros públicos en sustitución de Susana de Sarriá, informó el holding público.


Belen Gualda presidenta de Navantia



TRAYECTORIA PROFESIONAL
Belén Gualda (Granada, 1974) es ingeniera de Caminos, Canales y Puertos, con nota final de sobresaliente en sus estudios de grado, y acumula una amplia experiencia en puestos directivos dentro del sector público empresarial, en el que ha desarrollado gran parte de su carrera profesional.

En ella destaca la reciente tarea realizada al frente de la Agencia de Obra Pública de Andalucía en importantes proyectos de infraestructura.

LA MÁS JOVEN DE LA HISTORIA
La próxima presidenta de Navantia, la profesional más joven que ha tenido la compañía al frente a lo largo de su historia, suma a esta experiencia directiva la participación entre los años 2008 y 2019 en diversos consejos de administración y consejos rectores de diferentes sociedades mercantiles y agencias públicas empresariales con participación también de capital privado.

Durante el desempeño de estas responsabilidades ha promovido proyectos de cooperación internacional en el ámbito de los Planes de Desarrollo Sostenible y ha volcado su experiencia en la gestión, coordinación y ejecución de los programas financiados con fondos europeos, sobre todo en el área del medio ambiente, el agua y el transporte multimodal.

COMPROMETIDA CON EL CAMBIO CLIMÁTICO
Comprometida con las iniciativas para combatir el cambio climático, ha sido una de las principales impulsoras de la concertación social en esta materia, en colaboración con el sector empresarial.

Fue miembro también de la delegación regional que participó en la Conferencia de París sobre el Clima como especialista en la regulación relativa a la ley de Cambio Climático.

RETOS DE NAVANTIA
Belén Gualda sustituirá en la presidencia de Navantia a Susana de Sarriá, cuya gestión a lo largo de los dos últimos años al frente de la compañía ha estado marcada por su empuje modernizador gracias a la puesta en marcha de un ambicioso Plan Estratégico.

Dicho plan incorpora una significativa carga de trabajo para los astilleros de Galicia, Andalucía y Cartagena, un programa de transformación digital y un proyecto de rejuvenecimiento de la plantilla e impulso a la formación a la altura de las necesidades de un mercado cada vez más competitivo.

APLAUSO DE LOS EMPRESARIOS ANDALUCES
El vicepresidente de CEOE, Javier González de Lara, ha manifestado que la designación de Belén Gualda como presidenta de Navantia "es una magnífica noticia, pues tiene una amplia trayectoria en la gestión de lo público, pero desde una visión empresarial en la que se es consciente de la importancia que tiene el equilibrio de los balances económicos y la capacidad competitiva de las entidades empresariales".



Confiamos en que la granadina Belén Gualda fortalezca el proyecto empresarial de Navantia, especialmente en Andalucía


A su juicio, "supone además una magnífica oportunidad para intensificar el desarrollo de Navantia en Andalucía, pues hay que recordar que es una de importantes empresas del sector público que se mantienen en el mismo por su condición de estratégica, tanto en el contexto de dotar de fortaleza industrial al país, como por tratarse de una compañía tractora, que impacta enormemente sobre industrias de menor tamaño, las industrias auxiliares, que encuentran así una oportunidad de crecer, innovar y participar en mercados tan competitivos como el relacionado con la industria naval".

"Dada su experiencia y conocimiento, confiamos en que la granadina Belén Gualda fortalezca el proyecto empresarial de Navantia, especialmente en Andalucía, que necesita consolidar iniciativas industriales para seguir generando más actividad económica y empleo", ha concluido.

1 Comentarios

1

El señor Somoza cuenta la mitad de las cosas. Lo de la Seguridad Social no se archivó, si no que negoció que pagó horas en B por un valor de 80mil eur (creo recordar) y pagar la multa correspondiente, ya que si la Seg Soc demuestra que son más de 100mil eur en B era pena de cárcel. El tema de las escuchas archivadas por revelar datos personales de un trabajador junto con el director de Ibermutuamur Lugo (La Voz de Galicia y El Confidencial lo publicaron), en principio de archivó pero la Audiencia Nacional ha reabierto el caso. El señor Somoza lleva entre multas y juicios perdidos con varios trabajadores en el País Vasco, unos 230mil eur y todavía tiene pendientes cuatro o cinco juicios donde solo con presentar las sentencias de los otros trabajadores también tendrá que pagar el señor Somoza, al ser juicios iguales pero en distintas fechas. Conozco a dos de los trabajadores que tienen juicio pendiente con Alcor y solo pretenden cobrar lo que les debe la empresa, Uno de ellos es partidario de sacar a la luz un tema de supuestos títulos falsos en los que estaría implicado alguien de la empresa, pero los otros quieren cobrar lo que se les debe y acabar con el asunto. En el País Vasco trabajaban en turnos de 24 horas durante mínimo 15 días (hay trabajadores que han estado varios meses). La forma de pago era, las primeras 200 horas iban destinadas a la nómina como salario a 7 eur/hora y el resto de horas a 8 eur. Si un trabajador hace 15 día a 24 h/día hace 360 horas. 200 para la nómina (1200 eur) y 160 x 8 = 1280 eur en B, pero para cobrar en B debía presentar facturas de gastos a nombre de la empresa (combustible, comida, averías coche, etc). Si un trabajador trabaja todo el mes a 24 h/día 720 (horas mes) - 200 (nómina) = 520 horas en B x 8 eur/hora = 4160 + 1200 de la nómina (total 5360 eur). Esto es real. Así han estado varios trabajadores en polvorínes en Galicia y País Vasco. El señor Somoza cuenta lo que le va bien en cada momento. Lo de los sindicatos y el convenio es de risa porque los del sindicato (supuestamente representantes de los trabajadores) que han firmado el convenio son amigos de Somoza, incluso hay un vídeo en Youtube donde juegan juntos a las cartas. También ha ido personal del País Vasco a votar en elecciones sindicales a Extremadura para que ganase el sindicato "de la empresa". Al señor Somoza también se le olvida contar cómo hacían los tralados de armas los trabajadores. Eso lo que cuentan los del País Vasco porque los de Madrid cuentan cosas parecidas pero sin armas.

escrito por Alejandro 24/nov/20    03:33

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Galiciapress
Plaza de Quintana, 3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE