Normalizando lo extraordinario

Lorena Pasandín Valeiro
Psicóloga General Sanitaria

Graduada en Psicología (USC), Máster en Piscología General Sanitaria (UIMP) y Máster en Profesorado (USC). Tras su paso por varias asociaciones y gabinetes ha obtenido experiencia clínica y educativa en niños y adolescentes, así como también en adultos. Profesora de talleres y formación en violencia de género e igualdad y del programa de igualdad y afectivo-sexual en institutos y colegios de la provincia de A Coruña.

Esta nueva normalidad donde el aislamiento social es uno de los elementos clave puede estar siendo muy confusa. También para nuestras emociones, sentimientos y sensaciones. Es frecuente (y totalmente normal) haber sentido que esta situación no es real, tener la sensación de estar viviendo como en una película e incluso llegar a plantearse si de verdad está ocurriendo todo esto. También lo es enfadarse, con los demás, con nosotros/as mismas o con la propia situación.


Estas sensaciones y emociones forman parte de un proceso de duelo. En contra de lo que comúnmente se piensa, el duelo no se presenta únicamente con la muerte de un ser querido. El duelo es un proceso de adaptación a una nueva situación vital, normalmente marcada por un hecho concreto, que ha supuesto un cambio muy drástico con respecto a la situación previa, un cambio negativo o perjudicial para nosotros física, emocionalmente o ambas.


En el duelo podemos describir las siguientes etapas, por las quizás alguno/a de ustedes está pasando y se siente identificado/a:


  • Una etapa de negación, en la cual vivimos la situación como si realmente no hubiese pasado, un estado de shock en el que incluso podríamos llegar a negar la existencia del suceso ocurrido.
  • Una etapa de ira, en la cual nos enfadamos y podemos también frustrarnos. En esta etapa es frecuente extender el enfado a otras situaciones y personas que no tienen que ver con lo ocurrido, enfadarnos por no haberlo visto venir o incluso culparnos por no haber hecho nada al respecto. Estas sensaciones son totalmente normales, forman parte del proceso.
  • Una etapa de negociación. El nombre puede llevar a desconcierto, pero no es más que una especie de autoengaño, en el cuál fantaseamos con tener el control mayoritario de la situación o incluso la posibilidad de revertir el proceso.
  • Una etapa de la depresión. En esta etapa afloran los pensamientos negativos y catastrofistas. El suceso se percibe real y la tendencia es a pensar de forma continuada en la cantidad de consecuencias negativas que supone.
  • Una etapa de aceptación. Esta etapa no se suele vivir con tanto malestar como las anteriores. Es el momento en el que aceptamos que el proceso ha ocurrido, con cierta serenidad y una perspectiva más realista, en la que podemos empezar a buscar formas reales y efectivas de afrontamiento de cara a la nueva situación que se nos presenta.


Es importante que sepan que dada la situación actual es completamente normal fluctuar de unas emociones a otras, sentir ira y luego tristeza, creer que nada volverá a ser igual o incluso, que lo que está pasando no es real. Si se sienten identificados con lo escrito, lo más probable es que estén pasando un proceso de duelo. Aunque lo vivan con malestar y desconcierto, es normal y será pasajero.


También es normal sugestionarse y notar síntomas en el cuerpo relacionados con el coronavirus. Tosemos una vez y las alarmas se disparan, empezamos a autoexaminarnos constantemente para comprobar si volvemos a toser, si lo hacemos con más fuerza, si notamos la tos más seca. Todo ello, es muy normal. En casos como ese, lo que debemos hacer es tratar de distraernos con otra actividad que absorba la mayor parte de nuestra atención y esperar un tiempo prudencial para ver si realmente esos síntomas persisten o no.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress