Baronías socialdemócratas y democracia

Manoel Barbeitos
Economista

Estos días pasados asistimos a una nueva muestra de una vieja dolencia que afecta a la socialdemocracia española (PSOE) prácticamente desde que se fundó. Se trata de la pertinaz incontinencia de unos barones que tienden siempre a aparecer públicamente en los momentos más inoportunos, tanto para su partido como para el gobierno que preside o comparte. Apariciones que son entusiásticamente recogidas y ampliadas por los medios  referencia de las derechas, siempre el acecho de poder meter el cuchillo en las posibles hendiduras de las izquierdas.


Baronías que junto con un indiscutible afán de protagonismo (mueren por salir en los medios de comunicación aunque sean los de la caverna mediática) muestran una lamentable falta de respeto la democracia interna de su partido.  Porque si repasamos el listado de los  más locuaces en estos últimos tiempos (Vara, Diaz,  Page,  Lambán,...) veremos que son los mismos que en el último congreso federal del PSOE (junio 2017) presentaron una candidatura alternativa (liderada por Susana Díaz) que fue claramente derrotada por la que encabezaba Pedro Sánchez (50,3% de los votos frente a 40%). Una derrota que parece siguen sin aceptar: a muchos políticos les pasa cómo a los malos vinos, envejecen mal.


No aceptaron la derrota como tampoco aceptarían la posterior moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a la Moncloa (2018). Algo que dejó muy claro recientemente el siempre locuaz Alfonso Guerra quien, además de considerar como "despreciable" aceptar el apoyo de  Bildu a los presupuestos, señaló que la moción de censura había triunfado por mor de un "error gravísimo de Mariano Rajoy" que, según A. G., debería haber dimitido y dar paso a que otro/a miembro/a de su partido fuese presidente y así "España se habría evitado muchos disgustos". Parece evidente que Alfonso Guerra preferiría un gobierno del Partido Popular (PP) antes que el actual gobierno de las izquierdas (PSOE/PP). Se agradece tanta sinceridad.


Si antes resultaba legítimo haber preferido otro gobierno al actual, igualmente sigue siendo legítimo ahora defender que este gobierno (PSOE/UP) busque aliados prioritariamente su derecha (Ciudadanos) para, por caso, aprobar los presupuestos. Pero, mal que les pese a estos barones, igual de legítimo o seguramente mas es el defender que este gobierno siga caminando de la mano de la mayoría (PSOE, UP, PNV, Más País, Compromis, NC, Teruel existe y BNG) que posibilitó tanto la moción de censura como el gobierno de coalición. Por tales razones sería deseable que los partidarios de la primera opción, por caso estos barones, dejasen muy claro cuáles son tanto las alianzas que propugnan (hay que saber que para la aprobación de los Presupuestos tanto en el Congreso como en el Senado se requieren unas mayorías que por sí solas PSOE y Cs no suman) como las políticas alternativas que defienden y, por tanto, las evidentes renuncias que estas implican en relación, por caso, al programa presentado en su día en el Parlamento español por el entonces candidato a presidencia, Pedro Sánchez, y que le dio la mayoría de votos suficiente para gobernar.


Programa que incluía importantes promesas y compromisos relativos a la justicia social, el empleo, la lucha contra la pobreza, la cohesión social y territorial, el cambio climático... Compromisos como, por caso, los que se derivan de un expreso reconocimiento de la realidad plurinacional que es España y que aparece claramente reflejada en la actual composición de un Parlamento español hoy muy alejado del bipartidismo. Escenario parlamentario que debe forzosamente ser tenida en cuenta a hora de las alianzas y, por caso, en la redacción de los presupuestos públicos.


Un escenario político que los barones socialistas, nostálgicos del bipartidismo y la alternancia (PSOE, PP), con sus comportamientos parecen querer que se ignore. Comportamientos que no los dejan en muy buen lugar como tampoco su preferencia por unas prácticas políticas que tienen más de conspirativas que de democráticas.


Comportamientos y prácticas que, por otra parte, tienen lugar cuando las derechas están tirando de toda su artillería (corona, poder judicial, Iglesia, banca y grandes empresas, medios de comunicación...) para evitar que el gobierno actual saque adelante sus medidas más progresistas (presupuestos, pensiones, enseñanza pública, relaciones laborales, desahucios, libertades democráticas...). Unas derechas que, sin buscarlo (?), se encuentran con la impagable ayuda de unos barones cerrilmente empeñados en cargarse a Pedro Sánchez como sea. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress