Las derechas y la democracia en España y en Galicia

Manoel Barbeitos
Economista

A través de colaboraciones con medios de comunicación y opinión gallegos he expresado mi gran preocupación por los importantes déficits que aún esconde la democracia en España y Galicia cuando, por caso, ya pasaron casi cincuenta años de la muerte del máximo responsable de una de las dictaduras más crueles y sanguinarias del siglo XX. Uno de estos déficits es la ausencia de unas derechas auténticamente democráticas, firmemente comprometidas con la libertad, la justicia y los derechos humanos. Una carencia que resulta fácilmente verificable si miramos a los estados europeos con mayor tradición democrática como, por caso, Francia, Gran Bretaña, Alemania...


Días atrás fuimos testigos de una nueva muestra de la real naturaleza del régimen marroquí quien, utilizando como pretexto una decisión humanitaria del gobierno español (permitir la atención médica en territorio español al líder del Frente Polisario, y presidente de la RASD, víctima de la pandemia de la COVID-19), provocó un grave conflicto internacional en el que no solo se violaron normas de justicia y derecho internacionales sino que también se inculcaron derechos humanos. El éxodo hasta el territorio español de miles de ciudadanos marroquíes, entre los que había numerosos niños y niñas, provocado y facilitado por las autoridades alauitas, fue un acto de auténtica irresponsabilidad política tal que provocaría una crisis humanitaria además de la diplomática.


En este contexto crítico, y cuando cabía esperar que diesen muestra de su altura de miras, visión de estado y defensa de los derechos humanos, las derechas españolas y gallegas (PP, Cs, Vox) se pusieron del lado del gobierno marroquí y contra el gobierno español intentando así aprovechar la crisis diplomática para sacar réditos políticos. Una táctica que, no obstante, quedaría enseguida en evidencia cuando las autoridades europeas mostraron unánimemente tanto su solidaridad con el gobierno español como su rechazo a actuación del gobierno marroquí. Un nuevo ridículo internacional de las derechas españolas y gallegas.


Si a estas alturas ya no hay dudas de que el procés -la DUI- fue una auténtica chapuza política, tampoco las hay de que la actuación judicial fue enormemente desproporcionada, por lo que precisa de ser corregida. Frente a los despropósitos judiciales, en este caso por parte del Tribunal Supremo, urge que actúe la política. He ahí que la manifiesta intención del gobierno español de conceder un indulto a los políticos catalanes presos aparezca cómo necesaria y oportuna.


Una coyuntura en la que las derechas españolas y gallegas vuelven a mostrar su auténtico perfil al querer aprovechar este enfrentamiento del gobierno español con un poder judicial claramente reaccionario para sacar réditos políticos. No importa, por caso, que los poderes judiciales europeos manifestasen repetidas veces su disconformidad con las sentencias judiciales relativas al procés. Tampoco interesa acudir a las hemerotecas para conocer cuáles fueron los casos y las circunstancias en que anteriormente se concedieron indultos -políticos relacionados con los GAL, militares golpistas del 23-F, militares responsables del accidente del Yak-42, Mosssos d´esquadra condenados por torturas, políticos y empresarios con sentencias por delitos fiscales...-. Lo único que les parece interesar a estas derechas es aprovechar el enfrentamiento ejecutivo/poder judicial para atacar al gobierno pensando así obtener réditos políticos sin que entre en sus cálculos el daño que con tales conductas políticas le hacen a la democracia y la convivencia pacífica entre los pueblos de España.


Para finalizar, y con motivo de no ser muy exhaustivo, citar un nuevo caso que pone en evidencia el déficit democrático que vengo señalando. No hace muchos días los responsables de las autonomías y los ayuntamientos que gobierna el Partido Popular se negaron a asistir a una convocatoria del Jefe del gobierno español que tenía como objetivo acordar el reparto de 10.000 millones de euros de fondos comunitarios para un Plan de Recuperación destinado a luchar contra la despoblación. Se trata ahora de utilizar el poder autonómico y local para seguir en la manía de poner en dificultades al gobierno español esperando sacar réditos políticos pero sin importar los costes sociales y territoriales de tal actitud.


He ahí algunos de los grandes déficits que impiden homologar al estado español con las democracias mas avanzadas de Europa. Déficits que derivan de no tener unas derechas realmente democráticas y con visión de estado como, por caso, tienen los estados europeos citados al principio.

1 Comentarios

1

Creo que nunca he visto mayor sarta de mamarrachadas seguidas, empezando por la de que la dictadura de Franco fue una de las más sanguinarias del Siglo XX... pero la palma se la lleva lo de inculcar derechos humanos, y la medalla de plata lo de que PP, VOX y Ciudadaos e pusieron de parte de Marruecos. Vaya tela, el demócrata.

escrito por Pepe P. 02/jun/21    12:18

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress