Marta Serrano: "El tira y afloja entre los poderes medievales se parece a la política de hoy"

|

Historia de los reyes de Aragón. De Sancho Garcés (1004) a Fernando II (1516), es el segundo volumen de una serie de libros publicados por la editorial Rimpego en la que quieren dar a conocer la historia de los que han sido los cuatro reinos de España. 


La autora de esta nueva entrega es Marta Serrano Coll, Dra. en Historia y autora de varios libros, monografías y artículos en revistas en nacionales e internacionales sobre este tema. Apasionada de la historia medieval, Serrano Coll vive entre investigaciones y disfruta compartiendo sus descubrimientos con los demás.


En una entrevista para Catalunyapress, Marta Serrano ha explicado lo que los lectores encontrarán en este libro que, lejos de lo que pueda parecer, "no es un libro convencional" sino que es mucho "más ameno". Adelanta que ha "añadido aspectos relacionados con el carácter del rey", cosa que no suele ser habitual, además de novedades fruto de su investigación.


Conferencia3p copia

@Marta Serrano Coll


Pregunta: Existen muchos libros de historia en los que se habla de los Reyes. ¿Por qué decide lanzar al mercado este otro? 

Respuesta: La editoral Rimpego, de León, ha ideado una colección sobre la Historia de los Reyes de los cuatro reinos peninsulares cristianos en la Edad Media: León, Castilla, Navarra y Aragón. Hace algún tiempo se publicó el de Historia de los Reyes de León, de Ricardo Chao Prieto, y me consta que el de Navarra ya está en marcha. Me pareció una colección atractiva, a través de la cual se podía dar a conocer al gran público las últimas investigaciones. Se tiende a pensar que la Historia o la Historia del Arte son disciplinas decimonónicas, anticuadas, que siempre repiten lo mismo. Y no es así: están vivas, con debates relevantes, y con avances en la investigación que muchas veces no llegan más allá del mundo académico. Sus páginas se glosan de nuevas interpretaciones, tanto desde el punto de vista político como desde el artístico y cultural. Y ofrece una historia de los reyes y del reino mucho más poliédrica de lo que suele ser habitual en este tipo de ensayos históricos. Es una novedad en sí mismo.


La Historia o la Historia del Arte están vivas, con debates relevantes, y con avances en la investigación.


¿Este libro aporta algún dato nuevo, algo que hasta ahora desconociésemos de los Reyes o alguna curiosidad que pueda sorprender al lector? 

¡Claro que sí! El libro que presentamos no es un libro convencional, porque está pensado para la divulgación. El editor me ha dado carta blanca para los contenidos, y he añadido en el volumen -lo que no suele ser habitual- aspectos relacionados con el carácter del rey y, como historiadora del arte, su papel a nivel de promociones artísticas, y como utilizaron el arte como herramienta de poder y de prestigio. Hay algunas novedades que son fruto de mi propia investigación. Otras, son resultado del trabajo de otros historiadores e historiadores del arte: por eso, al final del libro, verán una recopilación bibliográfica de más de 250 referencias, algunas muy actuales e incluso en prensa... Soy muy deudora del trabajo de otras personas, y debo reconocerlo.


¿Qué pretende conseguir con él como autora? 

Propongo acercar la historia a todos a través de un texto digerible. Mi objetivo ha sido ofrecer un relato accesible y digerible de los hechos y acontecimientos más notables que, desde 1004, forjaron el reino de Aragón y que con el paso del tiempo se convirtió en lo que conocemos como Corona de Aragón. No he querido realizar una espece de letanía de sucesos con sus fechas respectivas, sino un acercamiento a nuestro pasado desde nuevas perspectivas: contemplando el perfil humano y semblante de cada rey para entender y comprender el por qué de sus iniciativas y decisiones.


Captura

¿Por qué le interesa el Arte Medieval y su relación con el poder? 

Porque es apasionante. El arte medieval es extraordinario, no sólo por sus formas, sino por sus mensajes. Era uno de los vehículos de expresión, de comunicación, de los promotores. Es impresionante hasta qué punto se realizaban las obras artísticas con significados concretos, a veces de una forma velada pero muy evidente; otras de un modo más obvio y directo. Lo que hoy llamamos arte, o obra artística (incluyendo el arte monumental), se utilizó para visibilizar el poder, como herramienta de prestigio, como elemento de propaganda, etc. Se sorprenderían de lo poco que hemos cambiado en este sentido.


¿Cuál es el peso que tienen los Reyes de Aragón en la historia de nuestro país? 

Importantísimo, claro está. Es cierto que funcionaron de modo similar al resto de monarcas peninsulares o europeos, procurando extender al máximo sus tentáculos de poder y reivindicar su papel en el tablero político internacional. Pero fueron protagonistas de una expansión por el Mediterráneo de la que todavía vemos ecos hoy, o favorecieron cuerpos jurídicos específicos para facilitar el comercio por mar y regular el comercio internacional, el Llibre de Consolat de Mar, compendio de leyes que sirvió de base para la legislación marítima internacional actual.


Si tuvieses que destacar algo de aquellos años, ¿qué sería? 

El juego de poderes y los pactos: el tira y afloja entre los poderes fácticos que se parece en muchos aspectos a la política de hoy.


En la sociedad actual, ¿podemos ver algo de por aquel entonces? ¿Algo que se nos haya quedado?

En parte he respondido a esta pregunta en otra anterior. Puedo decirte que analizar la historia nos sirve para conocernos a nosotros mismos, y también para conocer y entender a los demás. El libro va a provocar reflexiones al lector, porque muchas de las cosas que nos preocupan hoy (a nivel político tanto dentro de nuestro país como a nivel internacional, social, cultural, religioso, económico) ya inquietaron entonces. Y ya verán que grandes logros que consideramos modernos ya existieron entonces, como por ejemplo la importancia de la representatividad o de la educación, con la creación de las primeras universidades.


Analizar la historia nos sirve para conocernos a nosotros mismos.


Visto lo que ocurre a nuestro alrededor hoy mismo, ¿hemos aprendido algo de la historia? 

Sí, hemos aprendido. O lo han hecho y lo hacen quienes miran hacia el pasado, se preguntan y reflexionan sobre él. Gracias a nuestro trabajo, que desde hace décadas se basa en ciencias sociales muy diversas, somos conscientes del valor y de la necesidad de proteger instituciones y organismos que surgieron, precisamente, en la Edad Media. Y que, después de su abolición, se recuperaron tras la Dictadura. La Constitución de 1978 pone en valor la diversidad que nos caracteriza, engrandece y enriquece como estado. Es una pluralidad cuya delicada pero factible gestión ya se observa en tiempos medievales y que hacen que la historia de ayer sea, verdaderamente, una historia muy presente y de la más rabiosa actualidad.


¿Cree que el pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla? 

Los acontecimientos derivan de contextos muy cambiantes. Un pueblo que no conoce su pasado es, simple y llanamente, un pueblo que se desconoce a sí mismo. Y el desconocimiento es peligroso en todos los sentidos, también desde el punto de vista histórico, del momento presente y para los proyectos de futuro.


La mayoría de jóvenes no están interesados en la historia, pero ¿qué les puede aportar este libro? ¿Qué puede incentivar a una persona que de primeras no está interesada en la historia a leerlo?

Creo, quizás equivocadamente, que los jóvenes no están interesados en la historia porque no hemos sabido promocionarla de forma adecuada. Creen que es una retahíla de nombres, fechas y datos indigerible y repetitiva, y que el profesor o profesora que les enseña, repite lo mismo año tras año... Es una visión completamente ajena a la realidad: hay avances contínuos en la investigación, nuevos hallazgos, o exhumación de documentos desconocidos que se analizan e interpretan desde nuevas perspectivas. El sistema universitario nos insta a publicar en revistas de impacto, y a ser posible, en ámbito internacional. Esto dificulta enformemente que nuestros resultados lleguen fácilmente al ciudadano. Somos conscientes del problema: este libro, que no es convencional, pretende cumplir con este objetivo. En sus páginas encontrarán lo más relevante de aquel período, aunque desde una perspectiva distinta y más ameno de lo habitual: creo que los títulos de los epígrafes son ilustrativos para quien le eche un primer vistazo. Pienso que también ayuda el glosario (por si hay alguna palabra que desconoce el lector o lectora) y unas breves notas sobre las crónicas que se citan a lo largo del texto. 


Muchas gracias, Marta. Hemos aprendido mucho sobre la historia con la entrevista y seguro que aprendemos mucho más con el libro.

relacionada Los directores de patronales y sindicatos recomiendan libros de Follet, Grandes y Margarit
relacionada El Gobierno baja al 4% el IVA de la prensa y libros digitales

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress