Niños reciben vacunas "dos, tres o cuatro meses tarde", denuncian madres y padres de 'Pediatras e matronas Xa'

|

A pocos días de una nueva protesta en las calles de Santiago de Compostela para denunciar la crisis de la sanidad pública gallega, Galiciapress charla con Vanessa Viquendi, portavoz de la plataforma 'Pediatras e matronas Xa', nacida en A Costa da Morte pero con socios en toda Galicia, que con una peregrinación simbólica ejemplifican los desplazamientos kilométricos de muchas familias para recibir atención pediátrica por la asuencia  de matronas y especialistas en los centros de salud.


Niños que reciben las vacunas con meses de retrasos, pediatras saturados al atender a muchos concellos a la vez o embarazadas forzadas a conducir media hora en coche son algunas de las muchas historias que se repiten a diario en Galicia por la falta de profesionales, denuncian.


Una niña afectada por la falta de pediatras en una foto del facebook del colectivo Pediatras y Matronas Xa

Una niña afectada por la falta de pediatras en una foto del facebook del colectivo Pediatras y Matronas Xa 


Pediatras y matronas de Galicia llevan meses demandando la contratación de más personal y más  medios. La situación en la Atención Primaria, superado lo más crudo de la pandemia, es crítica, y en muchos centros los usuarios se encuentran con largas esperas o puertas cerradas pues  no hay suficientes sanitarios. Unas carencias contra las que lucha la plataforma 'Pediatras e matronas Xa'.


Pese a la evidente falta de personal cualificado, desde el colectivo son incapaces de dar cifras que aproximen la realidad asistencial del SERGAS. "Hicimos trabajo de campo llamando a centros de salud pero nos encontramos con varios problemas: en unos ni la propia administrativa sabe si el que da servicio es un pediatra, un puericultor, un médico de familia o Manolo el del bombo", relata Vanessa Viquendi, portavoz de la organización. Eso cuando en el centro no se niegan directamente a proporcionarles información .


"Si nos vamos a los documentos oficiales del SERGAS, la información que ofrecen está totalmente desactualizada y obsoleta", critica. Los nombres de las plazas que figuran en los documentos de la Xunta no se corresponden con los que realmente ocupan esas plazas a día de hoy, indica "Si dieran los datos saltarían todas las alarmas", pronostica Viquendi.


PUERICULTORES HACIENDO EL TRABAJO DE PEDIATRAS

Unas alarmas que ya saltan en la cabeza de muchos padres cuando se enteran de que el profesional que atiende a su hijo o hija no es un pediatra, sino un puericultor -"médicos de familia con un curso" pero sin la especialidad- o un médico de familia, una práctica muy extendida en algunos centros y especialmente en el rural.


Donde no hay un especialista para los más pequeños, ya sea por bajas, vacaciones o vacantes, estos son derivados a otros centros de salud. "Luego dicen que el 90% de los niños gallegos están atendidos. ¿Pero y ese 10%? ¿No tiene derecho?", cuestiona Viquendi.



Es lo que ocurre por ejemplo en Muxía, donde el puericultor que atiende a los menores estuvo ausente durante 4 meses, forzando a los afectados a ir hasta Cee, a 20km de sus domicilios. De ahí surge la peregrinación simbólica que están celebrando en estos momentos y que concluirá el domingo 14 en Santiago de Compostela, donde participarán en la manifestación en defensa de la sanidad gallega convocada por SOS Sanidade Pública


"Con la peregrinaje simbólico lo que queremos plasmar es la situación en la que nos vemos muchas madres y padres cuando tenemos un problema con nuestros pequeños: vas al centro de salud y si no te atienden te ves forzado a desplazarte muchos kilómetros en algunos casos para recibir atención", relatan desde el colectivo.

"Luego dicen que el 90% de los niños gallegos están atendidos. ¿Pero y ese 10%? ¿No tiene derecho?"


Se da la circunstancia de que en algunos casos el propio puericultor reconoce no estar capacitado para atender algunas urgencias, lo que acaba derivando en una visita al hospital de turno, donde por protocolo someten al pequeño a una PCR sea cuál sea su dolencia. "Los someten a un sufrimiento innecesario para que luego en el hospital los atienda un pediatra o no, porque según la gravedad del caso a veces no te atiende un pediatra", denuncia.


De igual manera, las listas de espera en la Atención Primaria son en muchos casos de varios días para finalmente ser atendidos telefónicamente. 


"Esto lo que hace es colapsar las urgencias de los hospitales. Se aprovechó la crisis del coronavirus para abandonar los centros de salud mientras nos repetían una y otra vez que no se podían colapsar los centros hospitalarios. Pues que abran de una vez los centros de salud con profesionales que nos atiendan, porque si mi hija se pone mala me va a importar poco que se colapse el hospital, solo quiero que mi hija reciba atención médica y no dejar que se muera", reclama.


LOS PEOR REMUNERADOS DE LA SANIDAD

Ante este panorama, muchas familias acaban recurriendo a la privada, una opción mucho más seductora para los pediatras formados, que en España resultan ser los peor remunerados del sistema sanitario público.


Es aquí en donde muchos especialistas rechazan realizar una oposición para el SERGAS o acaban haciendo las maleta. "Peor que Galicia solo está Canarias, y muchos pediatras acaban marchándose a otras comunidades o fuera de España, en países que no tienen este tipo de problemas con salarios mucho más justos", comenta.


"Si se acaban decidiendo por la pública, igual los desplazan a lugares donde tienen una sobrecarga de trabajo inmensa que les impide la conciliación. Y en verano con las vacaciones la sobrecarga es peor: en las Rías Baixas este verano fue apoteósico para los pediatras por el volumen de turistas. La administración pública no tiene en cuenta la proximidad al puesto de trabajo, en cambio Asturias hace una discriminación positiva con las zonas rurales al entender que no puede ser el mismo cupo para un pediatra en una ciudad que en una zona rural. Pero en Galicia los números mandan, y así se muere el rural y despúes los jueces hablan de la Galicia profunda".


Por otro lado, desde 'Pediatras e matronas XA' denuncian que pese a que la Relación de puestos de trabajo (RPT) ya dibuja el escenario a corto y medio plazo, que permite a las administraciones saber los puestos en los que habrá más jubilaciones y traslados para preparar los relevos, la Xunta "no hizo nada". 


"No se pidieron plazas MIR, se desincentivó el sector , fueron quedando plazas sin ocupar y no se cubren las bajas, incluso en las ciudades", puntualizan. En otros puntos donde sí hay pediatras, estos tienen que asumir un volumen de pacientes tal que no dan abasto para atender la demanda de su concello y de los concellos vecinos a los que también presta servicio.


VACUNAS FUERA DE TIEMPO, 30 MINUTOS DE VIAJE EMBARAZADA...

Estas trabas para recibir la asistencia pediátrica o su ausencia en algunos casos provoca perjuicios en algunos pequeños. Viquendi relata el caso de un pequeño al que no le fue detectado un problema en su desarrollo, lo que provocó que su crecimiento se viese afectado y no alcanzase la estatura esperada. 


Lo mismo dice que ocurre con las vacunas, que no se están administrando en tiempo y forma. "Hay vacunas que se dan dos, tres o cuatro meses más tarde de lo pautado, justo ahora que nos bombardean a diario diciéndonos que nos tenemos que vacunar. Pero luego a los niños los vacunan tarde sin cumplir los calendarios ni realizando los seguimientos de edad", lamenta. Con todo, no hay falta de suministro, sino de personal cualificado para administrarlas.


A mayores, existen muchos riesgos que asumen las familias a la hora de recibir una buena atención médica. Desplazamientos largos por carreteras secundarias en una comunidad con una importante dispersión geográfica son el pan nuestro de cada día en zonas como la Costa da Morte o la Ribeira Sacra. "Conocemos casos de mujeres de O Saviñao que tienen que desplazarse a Monforte, a 30 minutos por viales muy deteriorados", afirma Viquendi.

"Hay vacunas que se dan dos, tres o cuatro meses más tarde de lo pautado, justo ahora que nos bombardean a diario diciéndonos que nos tenemos que vacunar

En este sentido, las embarazadas asumen un riesgo doble a la hora de asistir a la matrona en localidades lejanas a su domicilio, ya que según la etapa del embarazo en la que se encuentran no es aconsejable que conduzcan. "Pero si no, ¿qué haces? Si no tienes quién te pueda llevar y tienes una cita. Durante el coronavirus por ejemplo se suspendieron las clases preparto y posparto y ahora se están recuperando, pero en zonas no se recuperan por falta de personal", enuncia.


No obstante, el fin de la emergencia sanitaria no ha traído consigo la normalidad en algunos casos, como que las embarazadas puedan estar acompañadas por sus parejas en algunas pruebas, algo que se impidió por protocolo pero que es un derecho amparado por la ley: "Teóricamente tienen que permitirlo, lo que ocurre es que los facultativos se amparan en los protocolos y eso es punto y final".


255077226 410678124101310 7489351645186641108 n


"No hay clases preparto ni posparto, no te dejan estar con tu marido en la clínica, cuando tienes el bebé en brazos resulta que no hay pediatras... Parece que nos encaminan a la extinción de la raza", ironiza. Para evitarlo, desde el colectivo piensan reivindicar el próximo domingo en la capital gallega los problemas del sector. "Queremos que la Xunta busque una solución real. No nos creemos la monserga de que no hay profesionales. Que los busquen, que es su trabajo. Ellos tienen las competencias. Los usuarios exigimos un derecho y que dejen de darnos excusas", concluye 

relacionada Enfermos peregrinan desde A Costa da Morte a Santiago para pedir más matronas y pediatras
relacionada Los médicos españoles cobran tres veces menos que los alemanes, unos 50.000 euros por año
relacionada Un millar de pediatras reunidos en A Coruña exigen más medios y más personal

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Galiciapress
Plaza de Quintana, 3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE