​Aznar reniega del PP y renuncia a ser presidente de honor

|

Aznarrajoy


El exjefe del Ejecutivo y presidente de FAES, José María Aznar, ha comunicado por carta a Mariano Rajoy que renuncia a la presidencia de honor del PP pero que mantendrá su condición de militante.


En esa misiva, que el propio Aznar ha colgado en su web, expresa su gratitud y afecto a los militantes por su dedicación y servicio a España y por su generosidad hacia su persona. "Me siento muy orgulloso de ser uno más entre ellos", ha asegurado.


Además, Aznar ha mantenido una conversación telefónica con Rajoy y le ha trasladado que no participará en el próximo congreso del PP que la formación celebrará en febrero en Madrid.


SE MANTIENE EL SISTEMA DE DELEGADOS


A ese XVIII Congreso Nacional que se celebra en febrero, el PP llevará una propuesta para aumentar la participación de los afiliados en la elección del presidente del partido, pero mantendrá el sistema de compromisarios actual. Una de las principales novedades es que "todos los afiliados inscritos" en una fase previa podrán votar en urna al candidato o candidatos que se presenten --en lo que 'Génova' denomina "primera vuelta"--, pero la última palabra la seguirán teniendo los delegados en el cónclave y donde tendrá lugar la "segunda vuelta". También cambia la duración del mandato del presidente, que pasa de tres a cuatro años.


En una rueda de prensa en la sede nacional del PP para presentar las líneas generales de la Ponencia Política y de Estatutos, el vicesecretario de Organización, Fernando Martínez-Maillo, ha puesto en valor la elección del presidente a través de compromisarios por la que se ha regido tradicionalmente el PP frente a ese sistema de primarias.


Maillo ha definido el nuevo modelo que incorporarán a los Estatutos como un sistema de "doble vuelta" y ha recalcado que incorpora la demanda de "muchos afiliados" (como han hecho cargos de Madrid y Valencia) relativa a un "militante, un voto". Aunque es una novedad que los afiliados inscritos voten "en urna a los candidatos", la última palabra la seguirán teniendo los delegados.


"No vamos a copiar el sistema que hacen los demás, que lo hacen mal. No es un sistema de primarias, mantenemos la representación pero abrimos la participación a los afiliados", ha explicado, para añadir además que se amplían de tres a cuatro años el mandato del presidente del partido y se exigirá un año de antigüedad para ser candidato.


Aunque 'Génova' ha descartado las primarias, éste será uno de los debates estrella de la ponencia de Estatutos en el cónclave del PP, ya que el presidente del partido del distrito madrileño del barrio de Salamanca y estrecho colaborador de Esperanza Aguirre, Iñigo Henríquez de Luna, ha anunciado que presentará una enmienda pidiendo un sistema de primarias, una reivindicación que ya planteó sin éxito en los congresos de Valencia (2008) y Sevilla (2012).


EL MANDATO DEL PRESIDENTE PASA DE TRES A CUATRO AÑOS


Según el nuevo sistema de doble vuelta, en la fase previa (dado que el PP es un partido de 860.00 afiliados) se preguntará al afiliado si quiere participar y se hará un censo para el congreso. En esa "primera vuelta", todos los afiliados inscritos votan en urna a los candidatos y a su vez todos los afiliados inscritos "eligen en otra urna a los compromisarios", que pueden estar adscritos a una candidatura concreta o ir en listas abiertas.


A partir de ese momento, pasarán a la segunda vuelta los candidatos con más del 10 por ciento de los votos emitidos. En esa "segunda vuelta", los compromisarios eligen en el Congreso al presidente del partido. Eso sí, se introduce también como novedad la mayoría reforzada en caso de que pasen dos candidatos y con el que se quiere establecer un "sistema de equilibrio", en palabras de Maillo.


En concreto, esa mayoría reforzada establece tres requisitos: tener más del 50% de los votos; tener el 50% en 30 circunscripciones; y que haya una diferencia de 15 puntos entre uno y otro candidato. Si hay un candidato que cumple esos tres requisitos será el único candidato en el congreso del PP.


CREACIÓN DE LA LA OFICINA DEL CARGO POPULAR


Otra de las novedades de la Ponencia Política y de Estatutos, en el capítulo de regeneración democrática, es la creación de la Oficina del cargo popular, que establecerá "controles preventivos y mecanismos previos de control" y actuará como "canal de denuncias".


Esa oficina custodiará una serie de documentos, como una declaración resumen del IRPF, estará formada por entre tres y cinco miembros y vigilará e que se cumplan las normas internas del partido. Se trata de "pillar" a persona que puede cometer un posible delito y que vaya a la calle, abriendo además la vía para llevarle a la Justicia, en palabras de Maillo.


El dirigente del PP ha señalado que esta oficina es un órgano que aparece reflejado en la propia Ley de Partidos Políticos, que está vigente en otros países e incluso en empresas y que el partido quiere "implementar" en sus Estatutos. Eso sí, Maillo ha determinado que puede colisionar en algunos aspectos con el Comité de Derechos y Garantías del partido que ya recogen los Estatutos, un asunto que están estudiando los órganos jurídicos del partido.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress