Conciliar para ganar

Manoel Barbeitos
Economista

FeijóoCaballero


No debería Gonzalo Caballero (PSdG-PSOE) caer en la grosera trampa que le tiende Núñez Feijoo ofreciéndole “liderarla oposición en Galicia”. Una trampa que evidencia, una vez más, el limitado concepto de la democracia que tiene el actual Presidente de la Xunta de Galicia como, en general, todo su partido (PP). Algo lógico habida cuenta de su origen franquista. Deben ser los ciudadanos quienes decidan el lugar que ocupa –gobierno, oposición- cada partido y no los gobernantes. Lo contrario es nepotismo.



No ha debido G. C. caer en esa trampa porque las razones que mueven a Núñez Feijoo son meridianas: dividir a la izquierda para así hacer imposible el cambio y garantizar su permanencia al frente de la Xunta de Galicia. Una división que quiere también trasladar al interior del PSdeG-PSOE: parece evidente que muchos miembros de ese partido no aceptarían que G. Caballero haga suya la propuesta de N. Feijoo.



He ahí una de las tareas prioritarias de G. C.: deberá procurar, en primer lugar, mantener unido su partido que no parece quien de superar las continuas luchas internas. Las evidencias están ahí: cuando aún estaba muy reciente la magnífica victoria de G. C. en su lucha por la secretaria general, los llamados barones ya dejaron muy claro –como le pasó la P. Sánchez- que esa victoria tenía un corto recorrido y, por tanto, un muy limitado alcance político –algo que se verá en la elección de candidaturas las próximas elecciones municipales-.



Al mismo tiempo G. C., al igual que el resto de la oposición gallega, debería sacar las oportunas lecciones de lo que está pasando en Catalunya –lección que también deberían aprender los llamados independentistas: la única y real opción de avanzar en sus posiciones y en general, en posiciones democráticas, pasa por descabalgar al PP del gobierno de Madrid al tiempo que impedir que sea Ciudadanos la alternativa-. Una lección que trasladada a Galicia confirma, una vez más, que la única pero real opción que tienen las izquierdas -EN MAREA, PSdG-PSOE, BNG- de ganar el poder en Galicia depende de su capacidad para conciliar posturas. Sí son quien de hacerlo ganarán, si siguen divididas perderán.



Una opción que supone un doble reto: conciliación interna y unidad externa. No debería ser tan difícil. Por caso, a nivel interno, ¿tan difícil de entender les resulta a muchos dirigentes de las tres formaciones que las luchas fratricidas – ¿no son camaradas?- además de debilitar enormemente la imagen externa de estas organizaciones, impide que se consoliden como reales alternativas? ¿No son quienes de entender, de asumir, que la mayoría social que precisan para gobernar ni entiende, ni le gustan, esas divisiones internas? Realmente resultan imposibles de entender si no es en clave de intereses personales y partidarios. No, no habrá cambio del gobierno en Galicia si antes no se resuelven positivamente las reyertas internas partidarias.



A nivel externo, ¿tan difícil puede resultar que las tres formaciones –EN MAREA, PSdeG y BNG- coincidan en su oposición las dañinas políticas de los conservadores gallegos (PP)? ¿Tan difícil, por caso resulta sentar una mínimas bases de acuerdo en temas como empleo y salarios, bienestar social e igualdad, corrupción política y democracia, infraestructuras y medio ambiente, financiación autonómica y derecha a decidir –que está en el programa máximo del PSdeG-, autonomía local y democracia social…?



El año que se nos echa encima, 2018, debería ser el año del avance tanto en la consolidación interna cómo en la conciliación de posturas entre las izquierdas de Galicia. De lo contrario seguiremos de derrota en derrota para delicia y disfrute de los conservadores gallegos (PP y Ciudadanos). 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial
Powered by Bigpress