Más de 5 meses esperando la explicación del SERGAS a por qué un enfermo de cáncer aguardó 61 horas por una cama

La Asociación de Pacientes e Usuarios do CHUS analiza la respuesta recibida por la hija de un enfermo de cáncer que denunció el trato recibido durante la estancia de su padre en Urgencias. Desde el colectivo desmienten que en las fechas en las que fue atendido se registrase un colapso del servicio y reiteran que el trato que reciben los hospitalizados no es el mismo que el que dispensan a la gente en observación.  


|

La Asociación de Pacientes e Usuarios do CHUS analiza la respuesta recibida por la hija de un enfermo de cáncer que denunció el trato recibido durante la estancia de su padre en Urgencias.

 

Desde el colectivo desmienten que en las fechas en las que fue atendido se registrase un colapso del servicio y reiteran que el trato que reciben los hospitalizados no es el mismo que el que dispensan a la gente en observación.  

 

Urxencias chus
Urxencias del CHUS | Foto: Xunta.gal

 

Del 15 al 17 de febrero J.A.C.R., enfermo de cáncer, esperó en las Urgencias del CHUS por una cama. Esperó y esperó. Así durante dos días y medio. 61 horas en las que él y su hija, P.C.S., no recibieron explicación alguna de los motivos que tuvieron a su padre aguardando tanto tiempo por una atención digna. La respuesta llegó, sí, después de una espera casi igual de larga: más de 5 meses después, el SERGAS le ofrece explicaciones.

 

La contestación ha sido analizada por la Asociación de Pacientes e Usuarios do CHUS, que hace una serie de apreciaciones, como que la respuesta, además de por su demora, contiene “datos inexactos”, que van desde confundir la fecha de reclamación, presentada el 22 de febrero de 2022 y no el 22 de julio “como indica el escrito”, hasta no identificar al responsable de la respuesta ni el cargo que ocupa, algo “habitual en el CHUS”.

 

“Nuestro servicio público de salud sigue moviéndose en un limbo fuera del estado de derecho, un ámbito donde se incumplen las reglas más elementales, cuya aplicación garantizadora el ejercicio de los derechos”, reprochan.

 

“No es tolerable que un servicio que tiene el deber de observar los estándares de calidad recomendados por el Ministerio de Sanidad para las unidades de urgencias hospitalarias y que, por lo tanto, debe garantizar que los pacientes no puedan permanecer más de 28 horas en el servicio, afirme que eso no es responsabilidad suya, sino del servicio de admisión”, critica la plataforma, que recuerda que los profesionales del chus deben cumplir el código deontológico, replicando así la respuesta del CHUS sobre que los trabajadores “no pueden influir en los tiempos de espera de los pacientes en el servicio”. 

 

Es su deber deontológico exigir y denunciar la insuficiencia asistencial que comporta tiempos de espera en urgencias por encima del recomendado”, declara la asociación. 

 

“NO ES EL MISMO TRATO”

El SERGAS declara que, durante el tiempo de espera, el trato dispensado es “el mismo que si el paciente estuviese en planta”. “No es cierto que los pacientes tengan en la sala de observación el mismo tratamiento integral que en una cama hospitalaria”, contesta la organización, ya que las Urgencias “no pueden, ni deben, sustituir la cama hospitalaria”, ya que su labor es distinta.  

 

“En la nueva sala de observación sigue sin mantenerse la necesaria intimidad visual y auditiva en los procesos de auscultación y anamnesis, pues cuentan con mamparas bajas. Con carácter general, salvo excepciones, los pacientes esperan en camillas y no en camas, como establecen las normas de calidad”, denuncian. Al tiempo, detallan que el acceso a los aseos es “deficiente” para estancias largas, tanto por su distancia como por el número de usuarios de los mismos.  

 

NI RASTRO DE COLAPSO ESOS DÍAS

Por otro lado, la plataforma desmiente que “entre los días 15 y 17 de febrero existiera una demanda alta para la misma especialidad”, como se escuda el SERGAS: “En esas fechas, de acuerdo con la información publicada en el ‘Pulso do CHUS’, la ocupación de las camas en el conjunto del complejo hospitalario era del 60%. Por tanto, había disponibilidad de medios materiales”. 

 

“Nos indigna que se siga sin admitir por parte de los responsables del servicio que se está haciendo un uso indebido de los servicios de urgencias y que se banalicen las consecuencias sobre la calidad asistencial de mantener a pacientes en condiciones inadecuadas. Los pacientes no precisamos que nos den la razón, precisamos que los que tienen en sus manos nuestra salud y la nuestra intimidad se comprometan con nosotros en la exigencia de calidad asistencial y trato digno”, zanjan desde la plataforma. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Galiciapress
Plaza de Quintana, 3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE