“La CIG ya es el primer sindicato de Galicia en delegados y delegadas”

|

Entrevistamos a Paulo Carril -líder de la CIG desde el año pasado- momentos antes de que la central oficializase que desconvoca de la huelga general del 19X. El secretario general no se fía del nuevo Gobierno -”somos consciente de quién es el PSOE”, dice- y de hecho apunta la que ya están preparando la huelga en caso de que no derogue la reforma laboral. Con todo, admite que la caída del PP genera ciertas expectativas. El conflicto de la Justicia, la negociación en Educación, la huelga de ambulancias y la relación del nacionalismo sindical con el nacionalismo político son otros de los temas de esta conversación.



Paulocarrilcig



Pregunta obligada, porque desconvocaron la huelga general prevista para lo 19 de julio?

Convocamos huelga general como moción de censura ante una grave situación social, política e institucional que obligaba a tomar decisiones, tenía la intención de recuperar los derechos robados con la crisis y demandar el fin de un gobierno del PP que en minoría que mantenía con mano de hierro esas políticas y representaba la corrupción institucionalizada.


La caída del gobierno del PP a través de una moción de censura por un conjunto de fuerzas que recoge a toda la izquierda española y también a todo el independentismo y  el soberanismo, que dio de una manera evidente un voto para echar al gobierno del PP, entendemos que es el primer paso y confirma nuestro análisis.


Somos conscientes de que el PSOE es culpable y responsable de muchas de las políticas que ellos iniciaron y el PP profundizó con una brutalidad inmensa durante estos seis años. Pero también somos conscientes de que …


Hay que darle una oportunidad …

Más que una oportunidad, somos conscientes de que hay una expectativas donde la nueva correlación de fuerzas nuevas, que puede ser favorable.


La intención de suspender la huelga no es para desconvocarla sino para esperar y exigir un calendario efectivo y real para que en los próximos meses haya una derogación de las reformas laborales y de todas estas medidas.


Y que le exige a la CIG la este nuevo Gobierno en concreto?

Habiendo contribuido la caída del gobierno, creemos que tiene que haber reformas inmediatas. Un calendario que haga efectiva la derogación a reforma laboral.


Incluida la reforma laboral del gobierno de Zapatero?

Todas las reformas laborales que  precarizan y empobrecen. Para nosotros las reformas laborales comienzan en 2010. Al igual que las reformas de las pensiones comienzan en 2011. También reclamamos el fin de la Ley Mordaza y que se deje usar la judicatura como instrumento de persecución de la libertad de expresión.


Son conscientes de que el Gobierno llegó al poder con el apoyo de toda la izquierda pero también con el voto de por lo menos dos partidos de derechas, PDeCAT y PNV …

Nosotros nunca confimaos en que la solución venga porque en el Parlamento tengan voluntad de hacer esos cambios. Confiamos enen la movilización social; en la lucha y acción sindical. La suspensión de la huelga está condicionada la que en los próximos meses se haga efectivo este calendario que hablamos, de no producirse la retomaríamos. Por eso el 19 de junio hacemos de la huelga una jornada nacional de movilizaciones. Nuestras reivindicaciones las mantenemos íntegras y emplazamos al nuevo Gobierno y la nueva relación de fuerzas que las haga efectivas. Nosotros vamos a seguir en la movilización, es la vía que va a impedir esos bloqueos y la perpetuación de esas políticas.


La CIG hizo un llamamiento al resto de fuerzas sindicales y sociales que se habían sumado a la huelga, pero se quedó prácticamente sola. UGT y Comisiones ya se esperaba que no se habían sumado, pero tampoco a CUT u otros sindicatos más pequeños …

Una central en un instante tan duro como el actual o acredita en la movilización y en la huelga, o sino corre el riesgo de ser inútil o irrelevante. En general todos los sindicatos tienen una actitud de conformismo y pasividad, algunos incluso de colaboración. Todo el trabajo de cara a esta huelga evidenció que hay un derrotismo inmenso, que mismo cogió de sorpresa al PP . Habrá que preguntarse porque todas las fuerzas que avalaron la moción de censura lo hicieron. Será porque también tenían una lectura de que lo que pasaba era de sobra grave y del cansancio con el que el PP representaba. También digo que la suspensión que nosotros hacemos, esperemos que no tenga la misma contestación de los otros sindicatos cuando llegue el momento, si tenemos que retomarla. Si con las políticas del PP estuvieron en la derrota, en el entreguismo y en la colaboración … si ahora van a seguir con la misma canción sería lamentable.


Hay un plazo para decidir si esa suspensión de la huelga se prolonga?

En los próximos meses vamos a ver que calendario lleva la consecución de las reformas. Estamos ya preparando la convocatoria de esa huelga, inevitable; porque somos concientes de quién es el partido socialista. En todo caso, hay una nueva correlación de fuerzas y miraremos hasta donde están dispuestos a hacer valer esa presión para derogar la reforma laboral y a avanzar en la recuperación de los derechos sociales robados con la excusa de la crisis.


Habla del supuesto “ entreguismo” de otras centrales. Como valora su papel en la reciente la fuere de la Justicia? Cierto es que los trabajadores lograron aguantar con el paro mucho tiempo, pero también es cierto que al final la Xunta logró crear desunión y hay una verdadera guerra entre las centrales …

El único sindicato que mantuvo la coherencia, la credibilidad y la defensa de lo que los trabajadores demandaban fuimos nosotros. No sólo durante el conflicto apostando por la unidad; también ante un escándalo tan absoluto y grave que se produjo al avalar la minoría sindical de UGT, Comisiones y USO un acuerdo rechazado por tres veces por los trabajadores. Efectivamente, ese derrotismo y ese dirigismo del PP sobre esas centrales llegó al extremo. La CIG apostó por respetar el resultado del referéndum, actuar en consecuencia de las demandas de los trabajadores y que hubiera un laudo arbitral del Consejo Gallego de Relaciones Laborales para poner fin al conflicto. Otros optaron por una mesa sectorial y otros optaron por no hacer nada, caso de la la CUT y la STAJ. Curiosamente, fue CSIF la única central que convalidó nuestra propuesta. En el conflicto se evidenció que hay un potencial en la movilización social imparable …


Pero usted cree que al final los trabajadores ganaron este conflicto?

Sí, se ganó porque más allá del que materialmente consigas -que es el objetivo de una huelga- hay otro aspecto fundamental que es la toma de conciencia, afianzar la idea de que tenemos que movilizarnos para defender nuestros derechos. En el último congreso de la CIG declaramos que el sindicalismo en los centros de trabajo es la fuente de la conquista de derechos. Aquí hubo lo que ahora se llama empoderamiento, que es esa toma de conciencia de la que hablamos. Además, se dio en un sector donde mucha gente opinaba que no era el más proclive a esto.


Fueron más de dos meses de huelga.

Fueron tres meses y yo creo que un ejemplo de dignidad. La capacidad de los trabajadores de defender sus derechos, pasó por encima del que algunos sindicatos podrían pensar, como se demostró.


ES evidente que la CIG lleva años creciendo en representación sindical en las empresa. Ya disputa ser el primer sindicato en delegados en Galicia …

Nosotros con los datos que tenemos, cuando acabó período concentrado de elecciones sindicales, la CIG ya era a segunda fuerza sindical a escasa diferencia de UGT. Ahora mismo, con datos a mes de abril, y camino de consolidarse por segundo mes consecutivo; somos la primera fuerza sindical en Galicia, en número de delegados y delegadas. En afiliación y movilización social ya lo somos hace años, pero ahora lo somos en número de delegados y delegadas. Esto confirma nuestro punto de vista de que la fuerza sindical tiene que ser usada para expresar la lucha y la movilización. Comisiones está de tercera y nosotros estamos cerca del 30% de delegados y en este momento le llevamos 22 delegados a UGT.


No se puede discutir que la CIG es la organización nacionalista gallega con un mayor éxito organizativo. En el político, el nacionalismo nunca fue quien de de disputar el primer puesto. Que lecciones pueden tirar, si es que pueden tirar alguna, los partidos nacionalistas gallegos del avance del sindicalismo?

Las realidades sindical y política son diferentes. Se pueden sacar conclusiones, que pueden ser aplicables o no. En todo caso, nosotros en la CIG somos el resultado de un proceso histórico de organización de la clase trabajadora que ha apostado que en el conflicto y la autoorganización  para  hacer avanzar un sindicalismo como el nuestro, asambleario y combativo con el poder. En ese sentido, históricamente siempre hubo en Galicia una fuerza sindical nacionalista que no tiene comparación con lo que despúes muchas veces se expresa en términos políticos. De igual manera que se ha visto en Cataluña un nacionalismo político con fuerza y un nacionalismo sindical con no tanta. Por lo tanto, esto forma parte del proceso histórico en el que se fue conformando el nacionalismo gallego y donde pudo asentarse socialmente . La movilización, la lucha en la calle, la construcción de poder popular es necesaria para que la construcción de una alternativa de poder nacionalista en Galicia pueda avanzar. En todos caso, esto en términos políticos es analizable de una manera y en términos sindicales de otra. No se pueden trasladar conclusiones directamente.


Los últimos datos del paro en Galicia reflejan cifras en teoría positivos, con una caída interanual en el país del 11%. También es cierto que cada vez hay más parados sin ninguna cobertura asistencial.

En mayo siempre hay una reducción del desempleo. Esta reducción se da con un nivel de contratos registrados enorme, que evidencia la rotación que hay en el mundo del trabajo con una escasísima duración de los contratos, que duran días y horas. El PP pretende recortar en las prestaciones de desempleo y asistenciales. Hoy son más los desempleados sin cobertura que con cobertura. Lo del mes de mayo es un dato anecdótico que no confirma ninguna tendencia.  Lo que confirma es la sobreexplotación, la desprotección y la pobreza laboral.



La CIG es el sindicato más potente en el sector de la enseñanza pública. Hay una mesa de negociación en marcha con la Xunta, que parece no está dando frutos. Que espera la CIG de esa negociación?

No esperamos que la Xunta apruebe una recuperación real de los derechos de los trabajadores de la enseñanza. Limitan la negociación al salario, cuando hay la necesidad de recuperar en su integridad condiciones laborales . En apenas tres semanas recogemos más del doble de las firmas necesarias en caso de que fuera una ILP de enseñantes exigiendo una recuperación real . La propuesta del Gobierno no es para nada acorde con estas reivindicaciones.


Folgaambulanciascigferrol


Otro sector en el que su sindicato es el más importante es lo de las ambulancias. Sector que ya tiene un conflicto en marcha por la negativa de la patronal a negociar el convenio colectivo, al alegar las adjudicatarias que tuvieron que presentar ofertas muy bajas a los concrusos de la Xunta, con unas licitaciones recortadas durante la crisis. Las huelgas de ambulancias, por precedentes de estos años, suenen ser muy duras. Como cree que va a evolucionar este conflicto?

La huelga de ambulancias confirma la necesidad que había de la huelga general porque la reforma laboral permitió que la patronal ganara valor para bloquear de una manera interminable a negociación del convenio colectivo. Confirma también hasta donde llega la privatización de las políticas del PP. Vemos trabajadores y trabajadoras que defendiendo sus derechos están también defendiendo también la sanidad pública, universal. Hay una situación de intento de consolidación de la precariedad. Creemos que este conflicto es necesario. DE un tiempo de esta aparte estamos viviendo conflictos muy largos, pero son inevitables en este tiempo en el que resistir los envites del poder ya es ganar.


Este domingo es la manifestación contra la mina de Touro. El principal argumento de los defensores de la mina es que Atalaya Minning promete crear hasta 400 empleos en zonas en las que no hay muchas oportunidades. Compensa esos puestos de trabajo el impacto en medio?

La CIG está dentro de la Plataforma en Defensa de la Ría de Arousa, una de las convocantes de la manifestación, y llevamos defendiendo desde hace tiempo a necesidad de esta manifestación. Acudismo a todos los llamamientos de las plataformas de Arousa y de los vecinos. Somos el único sindicato que se ofreció a ser convocantes de la manifestación. 


relacionada Alto respaldo da folga de ambulancias á espera dunha mesa de negociación "nos próximos días"
relacionada El sector de las ambulancias confía en que Sanidade "por fin quiere buscar una solución"

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress