​La Xunta presume del número de jabalís capturados con arco; los animalistas denuncian la práctica

|

Aunque la Xunta cifra en 11 los animales cazados con arco, los animalistas critican los métodos utilizados, mientras que desde Unións Agrarias ven las medidas insuficientes para luchar contra la población.


Jabalies lugo


Un jabalí campando por una zona urbana de Lugo


La Xunta de Galicia ha cifrado en 11 los jabalís abatidos con arco en las batidas realizadas entre los meses de marzo y junio en la ciudad de Lugo. Así lo ha hecho saber Belén Do Campo, directora xeral de Patrimonio Natural de la Xunta, desglosando las resultados del plan para controlar la población de estos animales en el entorno periurbano de la ciudad.


CRÍTICAS DE LOS ANIMALISTAS

La medida ya suscitó críticas de diversas plataformas de defensa de los animales. Una de ellas fue la Plataforma por la Convicencia Ética con la Fauna Silvestre, que decidió denunciar ante la Fiscalía de Medio Ambiente estas medidas del gobierno gallego.


La plataforma reclamó su suspensión inmediata al señalar que las acciones programadas “implican la utilización de métodos excepcionales de caza cuya autorización debe estar supeditada a la previa elaboración de un informe técnico que las justifique de forma concreta” y que no tenían constancia de esos informes, lo que supondría un delito de prevaricación amparado por el artículo 404 del Código Penal.

Del mismo modo, consideró ilegal el empleo de arcos. “La caza con arco únicamente puede desarrollarse en terrenos cinegéticos sometidos a régimen especial y la Ley de Caza de Galicia, de ninguna forma, contempla excepción ninguna bajo la que se pueda autorizar esta modalidad de caza en otras zonas a mayores de las descritas, cuando menos en zonas de seguridad”, criticaban.


PROBLEMAS PARA GANADEROS Y AGRICULTORES

También desde Unións Agrarias han criticado la cifra, aunque por motivos diferentes. Desde el sindicato ven la cifra como una mera “anécdota” y solicitan un plan eficaz contra los daños y problemas que viene provocando el jabalí en el medio rural de modo continuado, amenazando la viabilidad de explotaciones agroganaderas y la sanidad animal de muchas granjas.


Los problemas derivados de la población de jabalís suponen “sobrecostes inadmisibles” para el sector, por lo que demandan “una política responsable y coherente” a Medio Rural que no “descargue en otros su responsabilidad”.

Sin embargo, Do Campo considera que la caza con arco es “la medida más efectiva” y la única que “ha logrado mitigar la presencia de este animal en las calles y parques de Lugo". Según un estudio, la población inicial de esta especie en la zona de exclusión próxima a la ciudad era de 770 ejemplares y la cuota máxima sostenible se fijó en 231 animales, aproximadamente un 30%. Los cinco tecores de la zona abatieron 152 jabalíes, por lo que el número de ejemplares a capturar por parte de la Xunta era un máximo de 79. Por otro lado, las jaulas trampa colocadas no lograron capturar a ningún ejemplar.  


Del mismo modo, ante el supuesto éxito de la medida, Do Campo ha reprochado al gobierno de Lara Méndez que no avance en las labores de desbroce para limitar los lugares donde se encuentran los animales.


RIESGO AL VOLANTE

Estos animales, además de un evidente problema de convivencia con el sector agroganadero por los daños que originan en los cultivos, suponen un riesgo en cuanto al tráfico. Solo en la provincia de Lugo se han registrado 490 accidentes de tráfico ocasionados por el jabalí.

1 Comentarios

1

Si pos jabalíes son cazados con arco, no hay excusa posible para no atraparlo sedandolos con dardos, recogerlos y esterilizarlos, nada isrifi a matarlos.

escrito por Edgar 05/jul/19    05:43

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress