¿Quién le está marcando el paso a Pedro Sánchez?

Manoel Barbeitos
Economista

Después de las dos investiduras fallidas de Pedro Sánchez (PP) como presidente del Gobierno de España, del que ya se de la cumplida información en todos los medios de comunicación y opinión, caben también algunas otras reflexiones a cuenta del sucedido como, por caso, las siguientes:


¿De verdad alguien (político, medio de comunicación y opinión, comentarista, opinador, tertuliano.) con conocimiento de causa puede ser tan ingenuo de pensar que los poderes internacionales (Gobierno alemán, Comisión Europea, Banco Central Europeo, Fondo Monetario Internacional) que, hoy por hoy, vigilan con guante de hierro el cumplimiento de la ortodoxia neoliberal (reflejada en los respectivos tratados aprobados en la última década) por parte de los gobiernos europeos iban a estar indiferentes e inactivos frente al nuevo gobierno de España, mucho mas siendo conscientes de la relevancia e impacto que la composición del nuevo gobierno y, muy especialmente, sus políticas tendrá sobre la UEM?


¿Alguien piensa que estos poder aceptarían a buenas la presencia de PODEMOS en el gobierno español? ¿No han mostrado sobradamente como actúan delante de gobiernos que consideran díscolos? En este caso no se trataría de Grecia, un socio europeo menor, sino de España (quinto estado con mayor PIB de la Unión Europea).


¿No entra el programa con que Pedro Sánchez (PSOE) se presentó las elecciones, recibiendo el apoyo del 29% de los votantes, en clara contradicción con la ortodoxia neoliberal europea? ¿Acepta, por caso, la troica comunitaria las propuestas electorales del PSOE en materia de política fiscal, laboral y social? ¿Qué le dijeron a las élites europeas a Pedro Sánchez en las últimas reuniones con motivo de los nombramientos de las nuevas autoridades europeas?

¿En estos nombramientos no se alineó Pedro Sánchez (PSOE) con los posturas de los conservadores y liberales europeos?  Analícese por ejemplo su voto tanto en el nombramiento de la Presidenta de la poderosísima Comisión Europea (la señora Ursula von diere Leyen, mano derecha de Angela Merkel) como del BCE ( Cristine Lagarde que procede del FMI baluarte del neoliberalismo). ¿Qué lectura política se puede hacer de este alineamiento?


¿Si se analizan las propuestas programáticas de los discursos de investidura de Pedro Sánchez (PSOE) no se nota en falta a referencia a relevantes reformas (fiscales, laborales, financieras) que fueron centrales en un programa electoral?


¿Si se analizan las propuestas programáticas de los discursos de investidura de Pedro Sánchez (PSOE) no se  nota  en falta a referencia a relevantes reformas (fiscales, laborales, financieras) que fueron centrales en un programa electoral que recibió un respaldo mayoritario de la ciudadanía?. Por citar uno so caso, pero muy significativo, ¿la postura de Pedro Sánchez frente las contrareformas laborales de Zapatero y Rajoy es, hoy por hoy, la misma que defendió en la campaña electoral? ¿No es la de un claro alineamiento en la defensa de llamada devaluación interna (rebaja salarial y de pensiones) que produce enormes estragos en el mercado laboral español: elevado desempleo, precariedad, desigualdad, rebaja de las pensiones…? ¿Resulta de este modo fiable un político tan voluble? Mucho más cuando no es la primera vez que sucede. No se está convirtiendo Pedro Sánchez (PSOE) en una nueva versión de Francoise Hollande ( PSF), lo de Gerhard Schröder ( SPD)?.


Pese a estas evidencias resulta indiscutible que Pablo Iglesias (PODEMOS) repite de nuevo un grave error. No dejar gobernar a Pedro Sánchez (PSOE) –manteniéndose, por caso, fuera del gobierno- no va a ser entendido por muchos de sus votantes pues, diga lo que diga, con su postura está favoreciendo las rancias derechas españolas.  


Pese a estas evidencias resulta indiscutible que Pablo Iglesias (PODEMOS) repite de nuevo un grave error. No dejar gobernar a Pedro Sánchez (PSOE) –manteniéndose, por caso, fuera del gobierno- no va a ser entendido por muchos de sus votantes pues, diga lo que diga, con su postura está favoreciendo las rancias derechas españolas. Algo que, con seguridad, sus votantes no le perdonarán pues entre un Sánchez, un Casado o un Rivera la preferencia de aquellos es meridiana. Aún están (PODEMOS) a tiempo de corregir este gravísimo error.


Como señaló un destacado líder político, muchas veces hay que dar un paso atrás para luego poder dar pasos adelante.


Sanchez macron merkel



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress