Cerceda con "10 millones de metros cuadrados contaminados", camino de perpetuarse como Springfield gallego de los Simpson

|

Una central térmica en desguace, una macromina de carbón a cielo abierto ahora cubierta por un lago artificial, un enorme macrovertedero donde se entierra la mayoría de la basura de Galicia y ahora un nuevo "mega parque eólico" en la castigada Meirama. Así es el panorama ambiental de Cerceda, que recuerda al contaminado Springfield de Los Simpson, según denuncia el "Colectivo Veciñal Salvemos A Comarca de Ordes". 


Vertedero de Areosa en Sogama (CERCEDA) en una foto de ADEGA


Macrovertedero de Areosa, en Cerceda, donde va parar mucha de la basura de SOGAMA


Los ambientalistas cifran en "diez millones de metros cuadrados" los "altamente contaminados" por la industria del carbón y la basura. Conscientes que las batallas contra la térmica y SOGAMA se perdieron décadas atrás, ahora centran sus esfuerzos en el "mega parque eólico" que Fenosa busca instalar en Meirama, cuando se desmantele la térmica.


UN 34 POR CIENTO DE POBLACIÓN MENOS DESDE LA REVUELTA DE AS ENCROBAS

Su argumentario tiene un dato muy interesante. Cerceda pasó de más de 7.500 habitantes en los 70 a poco más de 5.000 en 2018. Es decir, es incontestable que la apuesta por actividades que generan empleo industrial con gran impacto ecológico no ha logrado detener, al menos en Cerceda, la sangría demográfica a medio plazo. El ayuntamiento ha perdido aproximadamente el 34% de sus habitantes desde que la famosa revuelta vecinal contra la instalación de la mina de carbón a finales de los 70.


EL PUEBLO VOTA A POLÍTICOS QUE APOYAN A LAS INDUSTRIAS

También es cierto que muchos de los vecinos de Cerceda apoyaron la llegada y apoyan la continuidad de estas industrias. Por ejemplo, el PSOE local, favorable a la térmica y al vertedero, lleva ganando elecciones por mayoría absoluta desde 1991 y su actual alcalde, José García Liñares, ocupa el cargo desde el 1992. Revalidó mayoría este año, pese a que acababa de ser condenado por prevaricar unas obras.


Salvemos a Comarca de Ordes denuncia que Liñares lanzó campañas "para empadronar gente a cambio de darle un puesto de trabajo en estas instalaciones".  Dura acusación que nunca se ha demostrado judicialmente. Eso sí, sista la caída demográfica, los ecologistas ven probado que "la actividades industriales agresivas con el medio y con las personas no favorecen el desarrollo socioeconómco de los lugares donde se implantan".


LA PROMOTORA EÓLICA PROMETE RESTAURAR LA ZONA

Es evidente que un parque eólico no tiene el mismo impacto ambiental que una térmica, ni que tampoco genera tantos puestos de trabajo.  Tampoco contamina tanto en un mundo urgentemente necesitado de reducir las emisiones de CO2. 


Además, Gas Natural Fenosa Renovables presentó el documento de inicio del parque el año pasado, donde se detalla minuciosamente su impacto ambiental y se proponen una serie de medidas correctoras.


Instalacions da  termica, entre un parque infantil totalmente abandonado e as casas


Parque infantil abandonado al lado de la térmica en desguace


Por ejemplo, "se evitará especialmente cualquier afección sobre formaciones arbóreas

autóctonas, así como ecosistemas íntimamente relacionados al agua".  La promotora también promete devolver el terreno a  su estado original: "todas las superficies afectadas o deterioradas por la ejecución de las obras (márgenes de viales, cunetas, contorno de las obras de drenaje, zanjas de cableado, plataformas de montaje, zonas de acumulación de materiales…) deberán ser restauradas o revegetadas, favoreciendo la recuperación del suelo y la reinstalación de la vegetación original. Asimismo, se garantizará el mantenimiento de la vegetación a lo largo del tiempo".   


Ahora corresponde a la Xunta valorar los planes de la industria, las alegaciones de los ecologistas y las que presenten los vecinos. 


La plataforma local argumenta que, más allá del impacto ambiental, no favorecerá de manera importnate la economía local y que, además, impedirá recuperar para el pueblo el terreno que el Estado expropió para que Fenosa montara la mina y la térmica; condenando así a Encrobas - Meirama - Cerceda a seguir siendo el paradigma gallego de la contaminación industrial.






1 Comentarios

1

Sería muy interesante que la administración sanitaria competente en la materia reaalizase y publicase estudios comparativos de los casos de cancer detectados en los cupos de pacientes de los médicos del Centro de Salud de Cerceda y del consultoria de A Silva. Si no tienen nada que ocultar y quieren presumir de rigor y diligencia y buena gestión sanitaria deberían de contrastar y comparar estos datos respecto a otros concellos de Galicia que tambien tienen cinco mil habitantes, que no serán pocos.

escrito por Jorge Sanmartín 06/dic/19    20:31

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress