Juegos Olímpicos de Tokio 2021: un mazazo y una oportunidad para los deportistas gallegos

|

Muchos deportistas gallegos encaraban la cita olímpica en su mejor momento de forma, otros como su último servicio al mundo del deporte.


Tokio 2021

Los JJOO pasan de 2020 a 2021 por el coronavirus


El mundo del deporte ha seguido con incertidumbre todas las noticias que en las últimas semanas anunciaban algo que todos sabían: los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 no se podrán celebrar. Era una noticia obvia y esperada, ya que el confinamiento que están sufriendo los deportistas de medio mundo supone una clara desventaja para todos ellos, que no podrían afrontar los Juegos de julio en igualdad de condiciones ni en plenitud física, por lo que la decisión es la mejor medida en pro de la equidad. Además, los riesgos y las dudas provocadas por la crisis del coronavirus acrecientan la necesidad de posponer las olimpiadas.


No obstante, que los Juegos Olímpicos pasen a 2021 supone, para muchos deportistas, una noticia muy amarga. Ese año perdido, aunque puede ser bien aprovechado y suponer un salto de calidad para muchos, juega en contra de los más veteranos, deportistas que por su edad y por su trayectoria encaraban este 2020 como la oportunidad de despedirse de su disciplina con una medalla al cuello y afrontar nuevos retos.


¿ÚLTIMA OPORTUNIDAD?

Los casos más evidentes son los de Javier Gómez Noya y Teresa Portela. El triatleta, que hoy mismo cumple 37 años, es uno de los más afectados la cuarentena, ya que su disciplina obliga a una serie de ejercicios que solo se pueden hacer al aire libre y de forma constante. En ese aspecto, la inactividad en este tiempo de estado de alarma jugaría en contra del ferrolano, por lo que el pentacampeón del mundo puede ver como una buena noticia la suspensión de los juegos. Sin embargo, esto supone que la cita olímpica lo pillará con 38 años, una edad con la que tendrá que intentar alcanzar ese oro olímpico que se le resiste, después de un metal en Londres y no poder participar en Río 2016 por una lesión. El gran título le espera en 2021.  


Gomez noya

Gómez Noya llegará a Tokio 2021 con 38 años


Por su parte, Portela ha asumido la noticia como algo inevitable y ya empieza a preparar su participación en 2021, por lo que no renuncia a disputar los Juegos con 39 años, convirtiéndose en la deportista española con más participaciones: seis ediciones a sus espaldas. El record nacional tendrá que esperar solo 365 días más.


Támara Echegoyen, con 36 años, venía de firmar su clasificación para Tokio hacía apenas un mes. La ourensana, proclamada campeona del mundo en Australia -donde el también gallego Iago López Marra logró un billete olímpico que tendrá que esperar- y con un oro en Londres 2012, aspiraba a repetir éxitos pasados en Japón, pero la cancelación la obliga a parar un añito.



Con todo, desde la Federación de Vela ya han anticipado que, pase lo que pase, en 2021 Echegoyen tiene una plaza reservada, al igual que López Marra, por lo que la auriense está obligada a preparar aún con más ganas la cita del año próximo.  Recientemente, Echegoyen afirmó que probablemente los de Tokio serán sus últimos Juegos, aunque deslizó que ya iban a serlo los de 2016, por lo que deja la puerta abierta a dar la sorpresa en 2024.


UN AÑO EXTRA PARA LOS JÓVENES

Para algunos, como Adrián Ben, Rodrigo Germade o Rodrigo Conde, su estreno en el olimpo del deporte tendrá que esperar un año. Tanto el atleta como el piragüista como el remero llevaban una línea ascendente desde 2019 y se perfilaban como dos serios candidatos a dar la sorpresa en el país asiático. Ahora, su juventud deberá ir de la mano de la paciencia, ya que este año de prórroga puede servirles para seguir aprendiendo y preparando un sueño que solo se hace de esperar.


Por su parte, el arquero Miguel Alvariño, tendrá que volver a guardar el arco a la espera de que 2021 le brinde la oportunidad de sacarse la espina clavada que le dejó su participación en Brasil hace cuatro años.  


Lo mismo ocurre con Ana Peleteiro, sobre la que estaban depositadas gran parte de las esperanzas no solo del deporte gallego sino también nacional. La en su día campeona del mundo junior de triple salto venía cuajando buenos registros este año y parecía haber encontrado una cierta regularidad. Además, en sus últimas comparecencias públicas, había expresado su especial motivación en este año, que la había empujado a superarse y a iniciar nuevas rutinas en busca de un plus físico.


Con los Juegos fechados para 2021, Peleteiro podrá seguir persiguiendo la perfección en su mano a mano con su compañera y rival, la venezolana Yulimar Rojas, que viene de establecer una nueva marca mundial en triple salto. Otro argumento para alimentar la motivación de la atleta barbanzana, que ha apelado a la esperanza para encarar este año extra.


Ana peleteiro

Ana Peleteiro asumió la cancelación de Tokio 2020 como una buena noticia


DEPORTES DE EQUIPO

Otros, como Rodrigo Corrales, también tendrán que esperar para debutar en unas olimpiadas, pero la suspensión de los juegos tiene unas consecuencias dramáticas más allá de lo individual. En un equipo como la Selección Española de Balonmano, la veteranía es un factor con mucho peso. Corrales admitió en una conversación con Galiciapress que muchas de la figuras del equipo nacional pensaban en Tokio 2020 como el colofón final a una carrera de éxitos.


Se nota que muchos de ellos, sin querer decidir yo su futuro y por lo que se lee y se dice, se plantean dejar la selección o incluso la profesión, por lo que se respira un ambiente de que para algunos será la última oportunidad”, comentaba el portero cangués, en alusión a jugadores como Entrerríos, que si todo sale según lo previsto, llegará a Tokio 2021 con 40 años. Además, el golpe en el balonmano tiene un efecto doble, ya que la selección viene de colgarse el oro europeo y en un magnifico momento de forma.


Mención aparte merecen deportistas como Tamara Abalde o Alicia Fernández. Tanto la baloncestista como la jugadora de balonmano vienen siendo piezas seguras en sus respectivos combinados nacionales. No obstante, y aunque en el caso de ‘Las Guerreras’ todavía tenían que jugar el preolímpico, trasladar la cita olímpica a 2021 puede abrir la puerta a otras jugadores futuribles, ya que los seleccionadores tienen un año más de margen para probar cosas nuevas y modificar los planteles que, hasta ahora, venían siendo inamovibles.


Alicia fernández

Alicia Fernández es uno de los puntales del balonmano femenino


PENDIENTES DE LOS SELECTIVOS

A los selectivos también esperaban María Vilas, Irene Martínez, Roi Rodríguez o Lidia Parada, que deberán seguir afinando y entrenando si quieren llegar a 2021, como los paralímpicos Martín de la Puente, Desiré Vila o Susana Rodríguez Gacio, que también se han visto afectados por esta suspensión pero que no han perdido la oportunidad de mantener el tono físico.



Ahora, todos los deportistas gallegos estarán pendientes del calendario y de las ayudas que puedan recibir en este tiempo, ya que el apoyo económico será un elemento fundamental para seguir aspirando a los Juegos. La Xunta ha asegurado que la cancelación no afecta al programa de ayudas, que seguirá vigente hasta la celebración de los Juegos. Sustento económico que no falte nunca, porque de ganas y talento el deporte gallego tiene de sobra para aguantar hasta 2021. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress