El besugo y los percebes vuelven a reinar en la Navidad de 2020, año del auge de los congelados

|

Cofradías y vendedores, especialmente los del sector de los productos congelados, miran a la Navidad con optimismo después de que los resultados iniciales superasen con creces sus expectativas, especialmente después de la incertidumbre que rodeó a las festividades por las restricciones aplicadas por el Gobierno de España.


Los percebes y el besugo vuelven a ser, un año más, los productos más reclamados en las mesas de Navidad, lo que ha provocado un subidón en sus precios. Con todo, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advierte que los precios en esta ocasión no son tan exagerados como los de 2019, a pesar de que el cierre de fronteras con Reino Unido ha provocado algún que otro cambio de última hora en las cuentas.


Marisco



A estas horas más de uno se encuentra ya entre fogones iniciando los preparativos para la cena de Nochebuena. Al menos, esto era la habitual por estas fechas, ya que las medidas extraordinarias de este año dejaran las mesas más vacías de lo que acostumbrábamos en Navidad, por lo que a menos comensales, menos cantidad y, por consiguiente, menos trabajo. Pese a todo, esto no repercute necesariamente en la calidad de los platos, que para esta noche del 24 de diciembre se elaborarán con especial cariño y que tendrán, como siempre, a los productos gallegos como la principal atracción del menú en muchas casas.


Un menú que este año se ha completado en muchos hogares tratando de sortear los canales de compra tradicionales. Las restricciones y la situación epidemiológica de algunas zonas han llevado a muchos a evitar las lonjas o los supermercados y apostar en su lugar por las empresas que ofrecen venta online de congelados. Este sector ha visto como la compra de particulares ha conseguido aliviar el golpe del cierre de la hostelería, los grandes compradores en estas fechas.


Algunas compañías, como ‘Del mar al plato’, estiman multiplicar sus ventas un 50% más, una cifra que según la empresa se explican desde “el crecimiento natural” de la marca, y no tanto del “comportamiento del mercado frente al coronavirus”. “Creemos que las familias han sido cautas porque no han sabido hasta el último minuto ni dónde ni con quién iban a pasar las navidades”, inciden.


En este sentido, han detectado una variación en cuanto a las cantidades. “Hemos notado que las cantidades de las mariscadas no han sido tan grandes como en otros años, lo que deja pensar que las reuniones no van a ser tan numerosas”, consideran, a la vez que lamentan que la pandemia haya obligado a tomar algunas decisiones que han truncado sus expectativas. “Hubiésemos podido haber doblado la cifra de no haber impuesto el Gobierno un límite a las reuniones”.


Basilio Otero, de la cofradía de pescadores de Burela y también presidente a nivel nacional, indica que esta campaña navideña ha sido mejor de lo que preveían en un primer momento, algo que se ha visto beneficiado tanto por el número de capturas como por los precios en las lonjas gallegas, que según el último informe de la OCU han subido cerca de un 8% en dos semanas.


LA LISTA DE LA COMPRA

En las mesas los reyes volverán a ser los mariscos, un apartado en el que un año más vuelve a destacar sobre el resto el percebe, con un precio muy por encima de los 100 euros el kilo. No obstante, la nécora y muy especialmente el camarón comparten este año un precio similar al del percebe en algunas plazas o incluso se encuentran por encima, así como la cigala, cuyo precio ha pegado un acelerón esta semana. El pulpo, en cambio, tiene un precio más discreto comparado con otros años, variando entre los 12 y los 15 euros el kilo.


En cuanto a los pescados, el besugo, la merluza o el lenguado vuelven a ser los más socorridos para las cenas y comidas de estas fiestas, pese a que los precios en algunos casos superen los 80 euros la pieza. Las angulas también destacan en este sentido. Otero señala que el precio de la merluza no llega a los baremos de años anteriores, algo que sí se aprecia en los mariscos, con precios de "más de 50 euros" en nécoras y centollos.



Con todo, las empresas indican que los precios se han mantenido sin grandes variaciones, aunque el cierre de la hostelería podría haber provocado una caída en los precios por la baja demanda, o al revés, un encarecimiento para intentar obtener más beneficios y compensar la ausencia de la restauración.


Y es que aquellos que han dejado todo para última hora pueden volverse de la compra este jueves con una factura desorbitada. Para que el bolsillo no sufra en este día, las almejas son uno de los productos que ha visto como bajaba su precio en los últimos días, aunque el resultado final dependerá de si optamos por almeja japónica o babosa. El besugo, con un 44% de subida de precio desde el 10 de diciembre, o los percebes, con una subida del 41%, son los alimentos que sufren el mayor salto según la OCU, que también señala que los precios siguen siendo más bajos que los del año pasado.  


EL FACTOR BRITÁNICO

Pero estas Navidades tan inusuales han tenido otros hándicaps añadidos. Los temporales costeros que han azotado Galicia en las últimas semanas también han dejado a muchos barcos en el muelle, una circunstancia que podría haber provocado desabastecimiento en algunas lonjas. En esta línea, los grandes proveedores no se han visto perjudicados en este sentido y recuerdan el mismo periodo del año pasado, ya que fueron “las peores que recordamos en muchos años”. También las cofradías celebran que el tiempo no fuese del de las navidades de 2019. "Hubo buen tiempo; no hubo mar de fondo", destacó Otero en este sentido.


“La semana de Navidad y la de Fin de año no será ni por asomo como la del año pasado”, señalan, si bien advierten que por el cierre de fronteras con Gran Bretaña el marisco escocés ha quedado retenido en Dover. Así, las piezas procedentes de las islas, de las que llega mucha navaja o buey de mar, no estarán estas navidades en nuestras mesas, lo que deja vía libre al producto nacional y a la escalada de precios en muchos casos. “Para paliarlo tenemos el marisco gallego”, puntualizan.


“NECESITAMOS AYUDAS PARA PODER INVERTIR”

En un contexto tan delicado, estas compañías también reclaman la atención de las administraciones, aunque son conscientes que por sus características tienen pocas opciones a la hora de percibir algunas ayudas que sí llegan a otros sectores. Por otro lado, solo las ventas a minoristas están ayudando a salvar la temporada, ya que la facturación a mayoristas ha caído de forma decisiva.


“Para poder invertir necesitamos ayudas de la administración. En nuestro caso no podemos tener acceso a las subvenciones al canal minorista porque no somos 100% comercio minorista”, comentan desde ‘Del mar al plato’. A renglón seguido, añaden que por su actividad tampoco pueden acudir a las ayudas que recibe el sector pesquero. “La única ayuda que nos conceden es a la internacionalización cada tres años, y con un tope muy reducido”, concluyen. 

relacionada La cofradía de Burela (Lugo) asegura que la campaña de Navidad es "un poco mejor" de lo esperado
relacionada Almejas, besugo y merluza suben hasta un 19% a pocos días de la Navidad y bajan la pularda y las angulas
relacionada ​Too Good To Go llega a Pontevedra y 26 comercios se suman a la lucha contra el despilfarro de alimentos

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress