¿Un nuevo capítulo o un punto aparte en la política gallega?

Manoel Barbeitos
Economista


El presidente del partido del PP, Alberto Núñez Feijóo, tras su intervención en el segundo y último día del congreso del PP en la que Alberto Núñez Feijóo sale como nuevo presidente del partiEl presidente del partido del PP, Alberto Núñez Feijóo.


Los ruidos de los tambores de guerra que vienen de Ucrania, el interminable trastorno provocado por la pandemia de la Covid-19 y el grande impacto que la infinita avaricia de los oligopolios está teniendo sobre los precios de los productos de primera necesidad (carburantes, electricidad, alimentos...) hacen que un acontecimiento político de primera magnitud, como es el relieve en la presidencia del gobierno gallego, esté recibiendo una atención política, mediática y ciudadana menor del que sería menester.

Una de las razones de esta tranquilidad hay que buscarla, en contra de muchas opiniones, dentro de la propia personalidad y peso político del aún presidente de la Xunta de Galicia. Sin restarle méritos bien ganados, devolver la presidencia del gobierno gallego al Partido Popular de Galicia y la mantienes con el apoyo de mayorías absolutísimas durante trece años, se puede afirmar que fue siempre una presidencia políticamente menor.


Basta con comparar el perfil y la talla de estadista del señor Núñez Feijóo con el anterior presidente popular, el señor Fraga Iribarne: no hay comparación posible. Lo vacío que dejó Fraga en la política gallega no lo va a dejar Feijóo -claro que en el campo de las izquierdas también sucedió algo semejante: lo vacío dejado por el señor Beiras sigue, al día de hoy, sin estar cubierto-. Una evidencia que, en principio, debería permitir una transición tranquila. Un punto y aparte en la historia política gallega que solo el propio Partido Popular de Galicia podría convertir en un nuevo capítulo.


Porque tampoco parece que vaya haber grandes sorpresas en cuanto a la sucesión, a pesar de las lógicas internas movidas para mejorar las posiciones en los órganos de poder del PPdeG. Aunque en algunos círculos políticos y de opinión aparezca el nombre de la señora Ana M. Pastor, Vicepresidenta segunda del Congreso de Diputados y política con una amplia experiencia, no parecería que esta quiniela toque, entre otras razones, porque seguramente la propia afectada no esté interesada en darlo salto y presentar batalla. Aunque en política todo puede suceder, la apuesta mas segura apunta la que sea, a pesar de tener en contra ala prensa coruñesista, a la del señor Alfonso Rueda, actual Vicepresidente primero y Consejero de Presidencia, Justicia y Turismo.


Las razones que lo avalan están muy claras: su larga trayectoria como delfín del señor Feijóo y la sensación de continuidad, de transmisión tranquila que daría su nombramiento. Al mismo tiempo al señor Nuñez Feijóo, no se puede permitir dejar atrás un barullo político tal que perjudique su imagen y le reste en sus aspiraciones a optar a la presidencia del Gobierno de España.


Dado el estado de debilidad comparativa en la que se encuentra la oposición gallega (BNG, PSdeG/PSOE, UP), no parece arriesgado afirmar que el relieve al frente de la Xunta de Galicia será solo un punto y aparte en la actual política gallega. Un punto y aparte hasta las próximas elecciones municipales que, seguramente, se celebrarán en mayo del 2023, cuando se cumplan cuatro años de las últimas. Unas elecciones que pueden marcar un nuevo capítulo en el reparto del poder político en Galicia: hay precedentes históricos. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Galiciapress
Plaza de Quintana, 3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE