Posible oferta privada para salvar el Centro Gallego

|

Novedades en la agonía del Centro Gallego de Buenos Aires. Un nuevo operador privado sanitario argentino, BASA Salud del Grupo Olmos, parece estar interesado en hacerse con la sede de una de las instituciones más importantes de la historia de Galicia.



Centro gallego

Una pasada acampada de los trabajadores frente al Centro Gallego


O HAY OFERTA FIRME, O EL PRESIDENTE NO TOMA POSESIÓN

Según confirmó el presidente electo, Ramón Suárez,  "se trataría de una propuesta de gerenciamiento presentado por un grupo empresario argentino, tal ofrecimiento incluiría una solución inmediata para las penurias económicas de los trabajadores y la simultánea puesta a disposición, para la atención de nuestros consocios, de la red hospitalaria que ya posee tal inversor".


Suárez habla en condicional porque aún no ha recibido la oferta por escrito. De paso, advierte que si la oferta no es firme y sufiente para pagar a los trabajadores y salvar la quiebra, no aceptará ser nombrado presidente. Debiera tomar posesión en la asemblea que la gerencia -controlada por el Gobierno de Argentina- convocó para el 29 de diciembre. 


El periodista argumenta que "ser o no ser Presidente del Centro Gallego, sólo será importante si antes logramos normalizar la situación salarial de los trabajadores y la atención sanitaria a perpetuidad de los asociados". La única solución para conseguirlo sería la venta, que la gerencia incluyó en el Orden del Día de la Asemblea, o la llegada de un inversor.


CACELORADA PARA SALVAR EL HOSPITAL

Mientras, los trabajadores que quedan  sufren años de impagos y llevan meses de movilizaciones. De hecho, para este miércoles han convocado una protesta frente al histórico edificio, en la céntrica esquina de Belgrano y Pasco.



INTERESES POLÍTICOS

Según explica Leo Vellés en España Exterior, Buenos Aires Servicio de Salud  (BASA) es parte del conglomerado Grupo Olmos. Corporacion que además de intereses en los ámbitos farmaceuticos y sanitario, tiene una importante presencia en los medios de comunicación y, por lo tanto, es un actor político relevante en Argentina. Son muchos los que culpan a los políticos argentinos de empeorar a drede la situación del Centro durante estos años de intervención, primero disparando su plantilla y ahora vaciándolo de servicios.


La supuesta oferta de BASA serviría para dar prestación sanitaria para atender a los 3.000 socios, aproximadamente, que mantiene un Centro que llegó a tener más de 100.000. ¿Pero qué pasa con el importantísimo patrimonio pictórico y bibliográfico que atesora la más importante de las instituciones de la emigración gallega?


El año pasado hubo una oferta por parte de otro grupo que garantizaba el mantenimiento de la actividad cultural. Sin embargo, la propuesta de Ribera Saludo no salió finalmente adelante, en parte porque la masa social del Centro está muy dividida en diferentes agrupaciones con distintas afinidades políticas. Está por ver que sucede el día 29, pero por lo comentado por Suárez y otras agrupaciones, la oferta de BASA tiene que concretarse más si quiere recibir luz verde de los socios.


LA XUNTA Y EL ESTADO PASAN 

Y mientras se juega el futuro de una pieza clave de la historia de Galicia, tanto el Estado como la Xunta siguen mirando hacia otro lado. A este lado del oceáno parece que importa salvar el patrimonio cultural, pero no el hospital  donde murió Castelao.


Así, los continuos llamamientos de Suárez para que las administraciones reincorporen al Centro al patronato de Ospaña no tienen respuesta. Ospaña es la alternativa asistencial lanzada desde Madrid para los españoles en Argentina y tiene músculo suficiente para salvar la situación. Pero ni el Estado ni la Xunta parecen dispuestos a gastarse más dinero en un Centro que lleva años intervenido por Argentina y al borde de la quiebra.


El embrollo de actores involucrados lo explica bien Ramón Suárez O Muxo en esta reflexión: "Siempre fui consciente de las circunstancias que me rodeaban y rodearían como Presidente del Centro Gallego. En un escenario de poderosas trincheras, la mía es minúscula y muy vulnerable. En la trinchera de OSPAÑA, está la Xunta de Galicia y el estado español, en la trinchera de la intervención está el estado argentino y el sindicalismo, en la trinchera de un eventual inversor están los millones indispensables para rescatarnos de la inexorable quiebra. Mi trinchera es pequeña, no cobija poder ni valores económicos, pero que nadie se confunda, los valores morales jamás serán resignados ni negociados".



relacionada El Centro Gallego agoniza mientras Xunta y Estado miran para otro lado, denuncia el BNG
relacionada El BNG promoverá iniciativas para "salvar" el Centro Gallego de Buenos Aires: "Aún estamos a tiempo"
relacionada El "pelotazo urbanístico" que podría acabar con el Centro Gallego se puede consumar este mes
relacionada El PSdeG reclama a la Xunta que tome medidas garantizar el futuro del Centro Gallego

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress