¿Por qué sube la extrema derecha en Europa?

Manoel Barbeitos
Economista

Uno de los fenómenos políticos mas preocupantes que se ha producido en Europa en los últimos años es la creciente relevancia que están adquiriendo los partidos de extrema derecha. Una presencia que las últimas elecciones europeas no vinieron más que a confirmar. Había parecido que, una vez mas, Europa quiere seguir el camino iniciado por los Estados Unidos con la elección de Donald Trump como Presidente.


Una relevante presencia que se produce en un contexto político marcado por la elevada abstención en las sucesivas contiendas electorales. Abstención que sí bien es cierto que favorece el creciente protagonismo de la extrema derecha europea tiene, como ya señalamos en estas mismas páginas, varias explicaciones.


En primer lugar resulta evidente que las élites políticas y mediaticas no prestan las elecciones europeas la atención que les había debido corresponder habida cuenta la relevancia de las decisiones que toman entidades europeas como la poderosísima Comisión Europea y el propio Banco Central Europeo (BCE). Un menor interés que incide negativamente en la atención ciudadano hasta Europa.


En segundo lugar depués de las suicidas cesiones de soberanía que han hecho los estados europeos en la última década, y que están plasmadas en los tratados firmados, tanto la Comisión como el Banco Central tienen un poder decisión determinante sobre aspectos claves y decisivos de la política económica de los estados miembros: políticas fiscal, monetaria, laboral y comercial. Un poder que marca una clara orientación neoliberal que tiene como consecuencia que las desigualdades sociales y los desequilibrios territoriales consigan en la Unión Europea niveles nunca vistos desde su constitución. Desigualdades y desequilibrios que afectan a las condiciones de vida y de bienestar de la mayoría de la población europea. Una situación que crea un claro e indiscutible malestar aguzado por el secretismo y la falta de control democrático con que actúan instituciones tan poderosas.


Finalmente los dos fenómenos anteriores combinados llevan la que el malestar ciudadano se canalice hasta posturas xenófobas y racistas que son aprovechadas y estimuladas por las fuerzas de extrema derecha sin que las fuerzas democráticas sean quien de combatirlas. Así vemos como, por caso, crece el sentimiento de rechace hacia la población inmigrante al tiempo que un claro descontento hacia la situación presente cuyas causas aparecen difusas a causa de que las fuerzas mayoritarias -conservadores, liberales y socialdemócratas- apoyan las políticas austericidas que aplican las instituciones europeas y los propios gobiernos nacionales.


El camino trazado por los gobiernos europeos y las instituciones comunitarias desde los Tratados de Maastrich y Amsterdam favorece entre la ciudadanía europea el desencanto con la Unión Europea actual y crea un caldo de cultivo muy favorable para el auge de las fuerzas neofascistas.


No estamos, ni mucho menos, en una situación parecida la que atravesó Europa en los años treinta. Pero resulta indiscutible que el camino trazado por los gobiernos europeos y las instituciones comunitarias desde los Tratados de Maastrich y Amsterdam favorece entre la ciudadanía europea el desencanto con la Unión Europea actual y crea un caldo de cultivo muy favorable para el auge de las fuerzas neofascistas. Auge que se extiende, algo que no recibe la atención que se merece, entre las clases populares europeas y que responde al desencanto de estas con las fuerzas progresistas que abandonaron hace tiempo las políticas publicas progresistas para sustituirlas por políticas públicas neoliberales.


Salvini



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress