Gómez-Reino (En Común Unidas Podemos): "Nuestro espacio es el que representa el cambio"

|

Galiciapress entrevista a Antón Gómez-Reino (A Coruña, 1980), que vuelve a ser cabeza de lista de En Común-Unidas Podemos para el Congreso por A Coruña. El líder de la formación morada en Galicia ya obtuvo escaño en las pasadas elecciones. Reafirma su compromiso de “responder las demandas de la ciudadanía gallega” y denuncia la intransigencia de Sánchez en las negociaciones para formar un gobierno. El delicado momento de la industria gallega, Cataluña y Carolina Bescansa son otros de los temas de esta conversación, la cuarta de las entrevistas electorales en Galiciapress, después de las de los candidatos de BNGCsPP.


IMG 20191023 154811 (1)

Antón Gómez-Reino, líder de Podemos Galicia, atendió a Galiciapress


Parte de la ciudadanía considera que estamos ante unas nuevas elecciones porque no ha existido entendimiento entre PSOE y Unidas Podemos para formar gobierno. ¿Qué cree que ha faltado para que España no tenga un gobierno progresista? Visto en frío y con perspectiva, ¿cree que podrían haber aceptado la última propuesta de los socialistas en junio? ¿El Ministerio de Trabajo valía la repetición de las elecciones?

No lo digo yo, lo dicen las encuestas que están saliendo y que reflejan que todo el mundo es consciente de que Pedro Sánchez es el principal responsable de estas nuevas elecciones y es el responsable de una enorme irresponsabilidad política. Una irresponsabilidad histórica y confío en que después del 10 de noviembre no sea todavía más histórica esta irresponsabilidad. En estos meses que han transcurrido desde la primera votación de investidura a la segunda votación y en los siguientes creo que quedó claro que tanto el Partido Socialista como Pedro Sánchez lo que querían eran unas nuevas elecciones. Se dejaron llevar por los análisis que les daban desde Moncloa que incluían la posibilidad de una subida electoral por su parte. Insisto, esto creo que es una irresponsabilidad histórica.


Nosotros fuimos especialmente flexibles, como sabe todo el mundo. Renunciamos a mantener la proporcionalidad que nos correspondía en los ejecutivos, renunciamos a ministerios, renunciamos a que nuestro candidato a la presidencia estuviese en ese gobierno, algo que no sucede en ninguna democracia de Europa Occidental…Todas estas renuncias se hacían porque entendíamos que en un gobierno del PSOE somos conscientes que los socialistas dicen una cosa en campaña y hacen otra en el gobierno, por lo que era fundamental estar dentro de ese gobierno para que fuese netamente progresista y que hiciese medidas de avances democráticos y sociales. Sabemos perfectamente que los socialistas dicen que van a derogar la Reforma Laboral pero después no lo hace. Creo que todos vimos de quien es la responsabilidad de las elecciones y hasta que punto nosotros fuimos flexibles.


Por otro lado, nosotros ni siquiera pedíamos el Ministerio de Trabajo, sino una cosa concreta que nos parecía muy importante, como eran las Políticas Activas de Empleo. Y ni eso quiso el Partido Socialista, cuando además cabe recordar que fue una petición que hicimos a raíz de que el expresidente Rodríguez Zapatero nos sugiriese eso como alternativa para desbloquear la situación y el PSOE no se pudiese negar a un acuerdo. Fuimos flexibles pero nos encontramos con una negativa. A partir de ahora es fundamental evitar que pueda haber un gobierno del PSOE con Ciudadanos o incluso con el Partido Popular como están diciendo muchos dirigentes de ambos partidos. Para evitar eso todo el mundo es plenamente consciente que el espacio de Galicia en Común y Unidas Podemos tenga un magnífico resultado y haga imposible que el PSOE se entregue a los brazos de PP y Cs.


En Común logró dos escaños en Galicia el pasado abril, pero en las elecciones municipales de mayo el espacio del cambio sufrió un retroceso al perder ayuntamientos como el de Santiago, A Coruña o Ferrol, pérdidas que se reprodujeron a nivel estatal. ¿Cree que el desgaste de las negociaciones y de la campaña pasó factura a los ayuntamientos del cambio? ¿Puede pasar lo mismo en estas elecciones?

Las municipales fueron unas elecciones muy concretas en las que es cierto que no tuvimos el mejor de los resultados pero creo que aun así es evidente que en las principales ciudades de país seguimos siendo la principal fuerza progresista a la izquierda del PSOE. Más allá de eso, sobre este nuevo marco electoral, nosotros vamos a por todas. Las encuestas dibujan un horizonte en donde como mínimo revalidaríamos nuestra posición, pero para nosotros es importante ir a más.

Es fundamental evitar que pueda haber un gobierno del PSOE con Ciudadanos o incluso con el Partido Popular


En estos meses, además de las negociaciones para intentar conseguir un gobierno, continuamos llevando todas aquellas demandas y problemáticas de Galicia al Congreso y al Senado. Creo que todos son perfectamente conscientes de que para tener a Galicia en un gobierno pasa por que En Común tenga un buen resultado y en eso vamos a trabajar en estas elecciones.


EN MAREA Y BESCANSA

Habla de encuestas y los últimos sondeos mejoran los resultados del Partido Popular, empeoran los de Ciudadanos y Vox y vuelven a dar una clara ventaja al bloque de la izquierda, aunque ahora con la irrupción de ‘Más País’. Desde Sondaxe en Galicia se mantienen los dos escaños que obtuvo En Común en abril y elimina a Ciudadanos de la ecuación. ¿Cree que esta nueva fragmentación de la izquierda, con papeletas del partido de Errejón en dos provincias gallegas, puede ser perjudicial para las aspiraciones de En Común?

La palabra sobre eso la tienen los ciudadanos, no yo. Nuestra propuesta política es de largo recorrido porque llevamos muchos años haciendo política en nuestro país y respondiendo a las demandas de la ciudadanía gallega. Tenemos un recorrido y una legitimidad adquirida en todo este tiempo y estoy convencido de que el próximo 10N nuestro espacio, que es el que representa el conjunto del espacio del cambio, va a tener un buen resultado en nuestro país.


¿Cómo ve la presencia de Bescansa, que hace menos de un año pugnaba con usted para liderar la formación morada en Galicia, en las listas de ‘Más País’?

Es absolutamente legítimo y todo el mundo tiene derecho a cambiar de opción política. Sí es verdad que es extraño que después de presentarse y perder unas primarias para dirigir la fuerza en Galicia a los pocos meses cambie de opción política. Pero por lo demás creo que es legítimo.


IMG 20191023 154919

Gómez-Reino durante la entrevista a Galiciapress


Quien no tendrá papeleta en estas elecciones es En Marea, que después de los pobres resultados cosechados en abril decidió no concurrir en esta convocatoria. ¿Cómo ve este paso atrás de la fuerza liderada por Luis Villares? ¿Clarifica el espacio?

Sí, creo que quienes lo clarificaron fueron los ciudadanos que tienen muy claro quienes representan el conjunto del espacio del cambio. Estoy convencido que el 10 de noviembre igualmente los gallegos y gallegas sabrán qué fuerza representa ese espacio.


Hablaba antes de la Reforma Laboral, pero también está la LOMCE, la Ley Mordaza…¿Cuáles cree que son los principales deberes que tiene por hacer el próximo gobierno que salga de las urnas? En lo referido a Galicia, ¿Ence podría ser uno de esos deberes?

¡Son tantos! Tantos que abruman. Por una parte está la crisis social que continúa existiendo, la crisis en el empleo, económica, pero por otro lado tenemos una crisis ambiental que obliga a medidas urgentes. En el caso de Ence diría que en primer lugar es necesaria una regeneración de todas las rías gallegas, aunque hay dos casos que son especialmente significativos como son Ence y Reganosa, y es necesario un gobierno que planifique la política pública que proteja por una parte al medioambiente y por otra a los puestos de trabajo. Hay que hacer planes de transición para esas empresas, y en el caso de Ence y Reganosa nuestra apuesta es dar alternativas de empleo a las personas afectadas.


En el conjunto estatal, sin duda esas tres medidas (LOMCE, Ley Mordaza y Reforma Laboral) son metáforas perfectas con las que se puede entender como el PSOE predica una cosa y hace luego otra cuando está en el gobierno. Creo que para la derogación de estas medidas es fundamental que la aritmética del Congreso sea claramente progresista y que nosotros estemos en el Gobierno de España.


CATALUÑA Y MEMORIA HISTÓRICA

A nivel nacional, estos días la principal preocupación y la actualidad gira en torno a la sentencia del Procés. ¿Qué valoración hace del desarrollo del juicio y del fallo del Tribunal Supremo, así como del ambiente de tensión que se está viviendo estos días en Cataluña?

En primer lugar lo que dijimos siempre: judicializar un problema político es la peor de las noticias. Y yo diría que es también la peor de las recetas y estamos viendo estos días las consecuencias. Creo que en estos momentos hace falta un cambio de ciclo, rematar la parte judicial y empezar la parte política, y esta parte lo que necesita es dialogo. Dialogo, dialogo, dialogo u soluciones políticas para la situación en Cataluña.


Con respecto a la sentencia creo que todos somos conscientes de que en este país se condenó a terroristas  que fueron secretarios de estado o ministros de gobiernos socialistas por secuestros con menos años que en este caso. Nadie entiende que dos pacifistas como son los Jordis estén condenados a nueve años de prisión por actos de desobediencia civil estrictamente pacíficos. Nadie lo entiende. La valoración es negativa, más allá de respetar la sentencia, pero es necesario un cambio de ciclo para que entre la política.


Usted forma parte de la Diputación Permanente. ¿Cree que hay motivos para apoyar la Ley de Seguridad Nacional? ¿Es la solución al conflicto un Estado Federal en el que Galicia o Cataluña tengan derecho a decidir en su caso sobre su independencia?

Sobre la Ley de Seguridad Nacional evidentemente no, porque no se da el contexto. Es una situación  de orden público como la que puede haber ahora en Cataluña no se solventa con una Ley de Seguridad Nacional sino que se solventa con los políticos dando ejemplo: dialogando y rebajando la tensión.

Hace falta un cambio de ciclo, rematar la parte judicial y empezar la parte política


En cuanto a la cuestión de abordar el marco estatal nosotros siempre consideramos que si la mayoría de la ciudadanía catalana quiere expresarse hay que buscar una manera normalizada democráticamente para que puedan hacerlo en un escenario de tranquilidad y calma en el ámbito social de Cataluña. Es evidente que nosotros siempre hablamos, aunque ese es un marco que ya se aceptó en muchos caso, de que la plurinacionalidad, que tiene que recoger que existen una serie de nacionalidades históricas, entre ellas nuestro país, y que deben tener, además de los derechos nacionales reconocidos, una singularidad propia en la forma de su relación con el conjunto del Estado.


También a nivel nacional hay mucha expectación en torno a todo lo que rodea a la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco. En Galicia esto cobra especial relevancia porque hay varios litigios abiertos contra la familia Franco, como son la devolución del Pazo de Meirás, la Casa de Cornide o las estatuas de Isaac y Abraham. ¿Cómo valora la actuación del gobierno central al respecto? Usted ya dijo que esta era una medida “electoralista” y que no pueden permitirse “misas y honores” a un dictador…

Para empezar llega dos veces tarde: primero más de 40 años tarde después de la Transición y después de varios lustros de gobiernos socialistas; pero además ahora llega un año y medio tarde. El Gobierno de Pedro Sánchez dijo después de la Moción de Censura que iba a sacar los restos de Franco de forma inmediata. Estamos viendo no solo que no lo hizo de forma inmediata y lo hace precisamente en campaña.


Hay que decir también que si el gobierno socialista se creyese de verdad la memoria histórica se estaría personando para devolver el Pazo de Meirás o la Casa de Cornide a los gallegos y las galles. Es evidente que no hacen su trabajo en cuanto a sus deberes en materia de memoria histórica pero sí con esta cuestión que llega 40 años tarde. Nuestra valoración es que si hay que felicitar a alguien por esto es a todas las asociaciones de memoria histórica que llevan muchos años trabajando y presionando contra los gobiernos para subrayar la necesidad de poner en valor la memoria democrática.


Al Gobierno de Pedro Sánchez le queda todavía mucho trabajo. Se comprometió a quitarle las medallas a ‘Billy el Niño’, trabajo que no está hecho, o Meirás, o Cornide, o como ha salido estos días el caso de Rodolfo Martín Villa, reclamada por extradición por Argentina y que debería ser extraditado para cumplir con los deberes y obligaciones que hay contra este señor acusado de delitos de lesa humanidad y mandar un mensaje al mundo de que no seguimos siendo un país que protege y ampara a este tipo de delincuentes.


GALICIA: EMPLEOS, DESLOCALIZACIÓN...

En los últimos meses la ciudadanía mira con preocupación la economía gallega: primero fue Alcoa, donde usted estuvo muy implicado en las reivindicaciones de los trabajadores y que todavía tiene una lucha pendiente en Cervo, los puestos de empleo de Navantia también se tambalearon, ahora son Barreras y As Pontes…¿Estamos en el peor momento de la economía gallega? ¿Qué se puede hacer para salvar todos esos puestos de empleo?

Seguro que estamos en el peor momento de la industria gallega. El PSOE tiene la política industrial de Solchaga, que es la de destruir absolutmanete toda la industria sin ningún tipo de alternativa. En nuestro país estamos en un momento muy difícil: Alcoa, As Pontes…son situaciones diferentes pero en las que es evidente que tiene que haber una intervención pública decidida y entender la industria como un sector estratégico. Además de esto tiene que casar con una cuestión que también es fundamental, como es que la industria tiene que abordar la transición energética. Sin entender estas dos cuestiones, así como la transición ecológica, es imposible que lleguemos a buen puerto.

Seguro que estamos en el peor momento de la industria gallega 


Nosotros proponemos por ejemplo una Ley Antideslocalizaciones, que aquí es pionera pero que está implantada en Francia donde no se permite que una multinacional pueda tener la mayoría de determinadas empresas estratégicas o que pueda llevarse esas empresas y si lo hace tendrá que devolver todos los recursos públicos, etc. Por otra parte otra norma que ya planteamos en la anterior legislatura como es una Ley de Cambio Climático, que precisamente recoge como debe realizarse una transición en el ámbito laboral en zonas como la comarca de As Pontes u otras aectadas por este tipo de dinámicas, y hay que decir que otros países como Italia o Francia ya están llevando a cabo. Así, hay que tener implicación en contra el cambio climático por una parte y por otra poner a las multinacionales en su lugar.


Con todo, aunque como señala son situaciones distintas, tanto en el caso de Alcoa como en As Pontes responden exclusivamente a decisiones empresariales, no a motivos ecológicos ni a sanciones…

Totalmente. Es evidente que los dos casos, especialmente en As Pontes donde es lacerante que una empresa que era pública ahora sea de capital italiano y sean quienes deciden lo que hay que hacer en As Pontes, mientras que en Alcoa el capital privado es estadounidense y que pone en riesgo una empresa que es perfectamente competitiva. Lo que tenemos es un ejecutivo que no mira por nuestros sectores estratégicos fundamentales y eso es lo que tiene que cambiar: una política industrial decidida que apueste por nuestros sectores productivos, sectores industriales y por un avance en la transición energética.


IMG 20191023 154817




Mención aparte merece R y la deslocalización de sus servicios. Usted acompañó a los trabajadores en la manifestación de A Coruña. ¿Qué le parece que sus puestos de trabajo salgan fuera de Galicia cuando la compañía recibió millones de subvenciones públicas del gobierno gallego?

Con la Ley Antideslocalizaciones que presentamos y que no fue aprobada, pero que volveremos a presentar en la próxima legislatura, lo que ocurre con R o Poligal, por poner otro ejemplo, no podría suceder. Falta un modelo, un modelo industria que hay en el conjunto del Estado y en este país, no olvidemos que Feijóo es un alumno aventajado con todo lo que tiene que ver con desmantelar el sector industrial en este país.


Y tiene que ver con no creer en los sectores estratégicos. Nosotros ya lo hablábamos con Alcoa. Hay muchos artículos de la Constitución, no solo el 155, que se tienen que abordar. Y si tenemos que decir que hay un sector estratégico que hay que nacionalizar pues habrá que hacerlo. Y hacerlo sin que se nos caigan los anillos, porque es algo que hacen sistemáticamente países europeos de nuestro entorno político. 

relacionada ​Beatriz Pino (Ciudadanos): “Cada vez que se abren las urnas Ciudadanos crece, las encuestas son un termómetro muchas veces interesado”
relacionada Néstor Rego (BNG): "Todo el voto que piensa que Galicia debe tener una voz propia debe concentrarse en el BNG"
relacionada Marta González (PP): ​“Seguimos proponiendo esa gran coalición, por ejemplo para salvar los empleos de Endesa y Alcoa”

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress