​Bescansa (Más País): "Si no llega a formarse Más País, mucha gente estaría tentada a no votar para castigar a PSOE y Podemos"

|


Galiciapress entrevista a Carolina Bescansa (1971), candidata de Más País por A Coruña. Una de las fundadoras de Podemos regresa a la arena electoral ante el fracaso en las negociaciones para formar gobierno, un ejemplo de “irresponsabilidad y tacticismo” por parte de unos y otros. Ahora, en las filas del partido de Íñigo Errejón y Manuel Carmena, que presenta listas en A Coruña y Pontevedra, Bescansa aspira a regresar al Congreso y ser un nexo que asegure un ejecutivo progresista. Las diferencias programáticas entre Podemos y Más País,  su futuro más allá del #10N y el delicado momento de la economía gallega son algunos de los temas de esta entrevista electoral, la séptima en Galiciapress, por donde han pasado ya candidatos de PPPSOEEn Común Unidas PodemosCiudadanosBNGVOX.

WhatsApp Image 2019 11 06 at 14.40.15Carolina Bescansa en Galiciapress este miércoles


Parte de la ciudadanía considera que estamos ante unas nuevas elecciones porque no ha existido entendimiento entre PSOE y Unidas Podemos para formar gobierno.¿Qué cree que ha faltado para que España no tenga un gobierno progresista?Y como una de las fundadoras de Podemos, ¿cree que la fuerza liderada por Pablo Iglesias debió haber aceptado la última propuesta de los socialistas en junio?

Faltó responsabilidad y amor al país. Faltó una comprensión profunda de la urgencia de los problemas que las grandes mayorías sociales tienen encima. Cada día que pasa y que no tenemos un gobierno que desarrolle políticas públicas para ponerle solución a la situación de As Pontes, o a los problemas de la gente del mar, para tratar de controlar todas las amenazas que tienen nuestras rías de contaminación y vertidos de aguas que no están depuradas...


Cada día que pasa y que no hacemos intervenciones para garantizar que las pensiones crezcan al ritmo del IPC es un día perdido contra cientos de miles de personas en el país. Insisto: faltó responsabilidad y amor al país.


El lunes tuvo lugar el único debate de la campaña electoral entre los candidatos a la presidencia. ¿Qué impresiones le dejó y qué le parece que en 2019 todavía no haya una mujer candidata a la presidencia?

Me sentí muy triste después de ver el debate. Muy triste porque me pareció que ninguno respondió a la única pregunta que hay que responder a esta campaña, que es: ¿qué se va a hacer después del 10 de noviembre si la distribución de las fuerzas acaba siendo la misma que fue tras el 28 de abril? Creo que lo que respondieron es que van a hacer exactamente lo mismo.


Por eso pusimos en pie Más País y por eso estoy convencida de que vamos a tener un resultado robusto, porque la gente necesita un gobierno y la única diferencia en estas elecciones en relación a las anteriores es la existencia de Más País y que por tanto existe una alternativa que va a obligar a unos a ser socialistas y a los otros a ser responsables.


ENCUESTAS Y LA ULTRADERECHA

El pasado 6 de octubre, el instituto Sondaxe daba dos escaños a Más País en Galicia y pronosticaba la recuperación del PP, la salida de Ciudadanos y el regreso del BNG al Congreso. Sin embargo, un mes después, los pronósticos en torno a los resultados de Más País en la comunidad parecen haberse desinflado. ¿Qué sensaciones le transmiten las encuestas? ¿Teme un crecimiento tan pronunciado de la ultraderecha como auguran los sondeos?

Pienso que todas las encuestas, y esto es un elemento común a todas ellas, vienen a decir que hay una enorme volatilidad en estas elecciones. Volatilidad que tiene dos direcciones: trasvases dentro del mismo bloque y, la más importante y peligrosa, trasvases entre los bloques y la abstención.


Más País nace precisamente para hacerle frente al previsible trasvase entre gente que votó a los partidos del cambio y que ahora dice que está muy indignada y no quiere volver a votar. Más País es la propuesta que pusimos en pie para tratar de evitar que la gente se quede en casa solo para castigar a PSOE y Unidas Podemos.

Más País es la propuesta para tratar de evitar que la gente se quede en casa y no votar

Lo que las encuestas están anticipando en términos de escaños es muy complicado. Primero porque la tasa de participación es muy difícil de calcular en una encuesta electoral y segundo porque la porcentaje que decide el voto en campaña, estamos hablando de valores en torno al 35/45% , y en la última semana entre el 20/30%, mientras que entre un 10 y un 15% de las personas llega a los colegios electorales sin tener decidido su voto. Por consiguiente, a pesar de ser una herramienta muy útil para el conocimiento de la realidad social, pienso que estamos exigiendo a las encuestas un nivel de precisión en cuanto a estimación electoral que no están preparadas para dar.


¿Y sobre el crecimiento de la ultraderecha?

Confío en que sea menos de lo que es. Mi mayor preocupación en relación a la ultraderecha es más cualitativa que cuantitativa. Las cosas que sentimos en el debate por su portavoz, Santiago Abascal, fueron una modificación cualitativa del discurso de VOX en relación al discurso de VOX en el último año. Es una modificación cualitativa que alinea a VOX con las fuerzas de la extrema derecha europea, xenófoba, racista y con tintes nítidamente fascistas.


¿Y percibe un cierto blanqueamiento de esa imagen a partir del debate?

Lo que vi es que quienes estaban llamados a rebatir con datos y con información las afirmaciones falsas de Abascal desestimaron hacerle de una forma inexplicable.


Más País nació como a partir de una plataforma como Más Madrid ideada para revalidar la alcaldía de Manuela Carmena en Madrid y aspirar a formarparte del gobierno de la Comunidad de Madrid. Sin embargo, ninguna de las dos cosas se dieron y ahora tanto el gobierno municipal como el autonómico está en manos de la derecha. A la vista de estos resultados, ¿tiene suficiente fuerza Más País como para dar el salto nacional?

De lo que estoy segura es que las personas comprometidas con el cambio político en España somos mayoría y que esa mayoría social ya se convirtió en mayoría electoral el 28 de abril. Y que precisamente la repetición electoral es una amenaza para que se pueda volver a repetir esa mayoría, precisamente para luchar contra esa amenaza nace Más País. Porque tuvimos y tenemos la convicción de que si no llega a formarse esta alternativa mucha gente estaría tentada de quedarse en la abstención por enfado con el PSdeG-PSOE y con En Común Unidas Podemos. Precisamente para hacer frente a esa abstención es por lo que nacimos. ¿Si pienso que podemos alcanzarlo? Por supuesto que sí.


OBJETIVOS DE PRESENTE Y DE FUTURO DE MÁS PAÍS

Sin duda es cierto que el elemento diferenciador con respecto al pasado abril es Más País. ¿Qué puede aportar este nuevo partido para que se termine formando un gobierno progresista en España?¿No puede resultar contraproducente esta nueva fragmentación de la izquierda en España?

En España no sobran partidos, pero sí falta responsabilidad. Precisamente por el hecho de que haya un partido más creo que tenemos más posibilidades de alcanzar esa mayoría social del cambio que estaba en riesgo después del proceso de negociación.


Las comparaciones son odiosas pero, en este caso, inevitables. A nivel programático, ¿en qué se diferencia Más País de Podemos?

La responsabilidad. Esa es la gran diferencia porque, lamentablemente, estas elecciones no van de programa. De hecho hubo un acuerdo, el acuerdo programático más importante que puede haber en un país, que son los Presupuestos Generales del Estado. Cuando se llega a un acuerdo por los Presupuestos quiere decir que hay un acuerdo programático. Y después de alcanzar un acuerdo como ese no se consiga un acuerdo para formar gobierno es porque alguien está poniendo otros intereses diferentes de los que le corresponde gestionar en política por delante de los intereses de la gente. Eso quiere decir que alguien está operando con criterios que no tienen que ver con las mayorías sino con su propia posición en una negociación para formar gobierno.

Alguien está operando con criterios que no tienen que ver con las mayorías sino con su propia posición en una negociación para formar gobierno

Por eso es que nace Más País y por eso estás elecciones no son de programa, sino elecciones de responsabilidad y de capacidad de dialogo. Más País es la única garantía de que se van a poder tender puentes entre PSOE y Unidas Podemos y que ese puente va a garantizar que unos se tengan que comportar como socialistas y que los otros se tengan que comportar como políticos responsables.


Hace menos de un año usted pugnaba por liderar la formación morada en Galicia y ahora forma parte de las listas de ‘Más País’ cuando parecía que había abandonado la primera línea. ¿Qué la motivó a regresar?

Yo abandoné la política. La abandoné y de hecho ya estoy incorporada a mi puesto de trabajo. Es la sensación de frustración, que creo que comparto con muchísima gente en mi país, de ver que teniendo una mayoría electoral en las urnas no se conforma una mayoría de gobierno. Y ese sentido de responsabilidad de las personas que después de tantos años luchando en calles y plazas, después de más de ocho años haciendo trabajo político en todos los niveles, pensábamos que podía alcanzar, tal vez no el gobierno que nosotros queríamos pero sí el mejor gobierno posible.

Cabez de lista de Más País por A Coruña, Carolina Bescansa

Carolina Bescansa volvió a la política dentro de la fuerza liderada por Iñigo Errejón


Por la irresponsabilidad de unos y el tacticismo de otros vamos a poner todo eso en riesgo, lo que supone también un riesgo para la sostenibilidad medioambiental de nuestro país, para la transición energética y del modelo productivo, para la amenaza evidente de desindustrialización que está encima de Galicia y de muchos otros sitios, para la continuidad de la precariedad como lógica de la organización del mercado de trabajo… Para todas las cosas en las que ahora podríamos estar legislando y sacando adelante políticas de Estado que no se están poniendo encima de la mesa.


Pase lo que pase el domingo: ¿habrá papeletas de Más País en las autonómicas gallegas de este 2020? Y en ese caso, ¿podría estar el nombre de Carolina Bescansa en esas papeletas?

Ahora mismo solo tenemos un objetivo: conformar un gobierno que esté obligado a ser responsable y a ser socialista en España. Y ese no es un objetivo menor para Galicia; es un objetivo prioritario para Galicia. Tener un Gobierno de España aliado con los gallegos y gallegas es imprescindible para comenzar una política responsable en la depuración de las aguas que conforman los ríos y rías, para iniciar una transición en As Pontes, para conseguir la gratuidad de la AP-9…Es imprescindible esa formación de gobierno. Seguir abordando la política estatal, o gallega o municipal como una herramienta para otros niveles políticos y electorales forma parte del tacticismo político y de eso España y Galicia ya están aburridas. Necesitamos menos tacticismo y más responsabilidad.


¿Cuáles cree que son los principales deberes que tiene por hacer el próximo gobierno que salga de las urnas? ¿Están esos deberes entre las 10 medidas urgentes que acaban de presentar?

Por supuesto que están entre esos deberes estás diez medidas, básicamente por la urgencia que representan. Las medidas urgentes que presentamos para Galicia son medidas que tienen que ver con el trabajo de cientos de miles de personas que lleva más de ocho años peleando en las calles por un cambio político.


Nuestra primera propuesta es crear un Observatorio de la Corrupción en la sanidad, una propuesta evidente y de urgente necesidad porque buena parte de los procesos de privatización, ya sean manifiestos o encubiertos de la sanidad pública, tienen que ver con procesos de corrupción, porque la precariedad en la sanidad pública está trayendo consigo una peor calidad en el servicio, tenemos que ponerle fin a las guardias de 24 horas del personal sanitario, porque existe una precarización que tiene que ver con una externalización de los conciertos privados del derecho a la salud y muchos otros elementos que tienen al final prácticas corruptas o clientelares como explicacion de cosas inexplicables.




Lo mismo podemos decir de la urgencia de la transición a modelos industriales de sostenibilidad. Las propuestas que se estaban poniendo encima de la mesa por parte del comité de empresa de As Pontes son un buen ejemplo de como podemos tratar de transitar para abandonar más pronto que tarde los combustibles fósiles, como es nuestra obligación, e impulsar otro tipo de combustibles basados en lodos urbanos o residuos agrícolas que tienen capacidad de seguir generando energía. Esas medidas son urgentes, imprescindibles para transformar nuestro modelo productivo, para transformar nuestro mercado de trabajo y para garantizar la sostenibilidad medioambiental. 


Galicia tiene muchas amenazas de carácter medioambiental que son amenazas para Galicia como país pero también lo son para el mundo del mar, del marisqueo, de la ganadería o para la producción de artículos de valor añadido. Porque nuestro sector primario tiene que vivir de la nueva producción de artículos de valor añadido y esa transición está amenazada por la contaminación.


CATALUÑA, INDUSTRIA, VIOLENCIA MACHISTA...

A nivel nacional, estos días el debate y la principal preocupación de la ciudadanía es la crisis catalana, tal vez uno de los motivos que dinamitó la formación de gobierno. ¿Qué valoración hace del desarrollo del juicio y del fallo del Tribunal Supremo, así como del ambiente de tensión que se está viviendo estos días en Cataluña?

Lo que vivimos en Cataluña fue el fracaso de la política. La judicialización de un problema político tienen provocado estragos en la sociedad catalana y en las vidas políticas catalanas y españolas. Es urgente abrir de inmediato una mesa de diálogo en Cataluña entre los representantes de todas las fuerzas políticas catalanas por un lado y por otro abrir una mesa de diálogo entre los representantes de la institucionalidad española y los representantes del gobierno catalán.

Lo que vivimos en Cataluña fue el fracaso de la política

Pero es primordial entender que en primera instancia de lo que estamos hablando es de una crisis política en Cataluña que ha dividido a la sociedad catalana en dos partes y que es preciso que se empiecen a curar las heridas que se llevan acumulando muchísimos años.


También a nivel nacional uno de los temas candentes fue la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco. En Galicia esto cobra especial relevancia porque hay varios litigios abiertos contra la familia Franco, como son la devolución del Pazo de Meirás, la Casa Cornide o las estatuas de Isaac y Abraham.¿Cómo valora la actuación del gobierno central al respecto? ¿Cree que sacar a Franco del Valle de los Caídos puede beneficiar las causas abiertas que tiene Galicia con los Franco?

Sacar a Franco del Valle de los Caídos es un triunfo democrático de todas las asociaciones memorialistas, de las familias de las personas represaliadas y en definitiva de la democracia del pueblo español. Sacar a Franco supone un punto de inflexión en la forma en la que nosotros mismos nos vamos a contar, a nosotros y a las generaciones futuras, nuestra historia. Y desde el punto de vista simbólico supone uno de los hechos más importantes de ruptura con el silencio impuesto por Franco durante tantísimas décadas tras su muerte.


La Ley de Memoria Histórica es una ley que se tiene que cumplir y la familia Franco creo que ha entendido después de la exhumación que se les acabó la impunidad. Y creo que para Galicia es imprescindible la recuperación del Pazo de Meirás por esta misma fuerza simbólica que supone escribir un nuevo capítulo de nuestra historia donde la sociedad y el pueblo gallego le dice a los asesinos y sus herederos que lo que era del pueblo tiene que volver a ser del pueblo y que nuestra historia la vamos a escribir nosotros para nosotros y nuestros hijos e hijas.


En los últimos meses la ciudadanía mira con preocupación la economía gallega: primero fue Alcoa, donde usted estuvo muy implicado en las reivindicaciones de los trabajadores y que todavía tiene una lucha pendiente en Cervo, los puestos de empleo de Navantia también se tambalearon, ahora son Barreras y As Pontes, mientras una compañía como R va deslocalizando sus servicios paulatinamente…¿Estamos en el peor momento de la economía gallega? ¿Qué se puede hacer para salvar todos esos puestos de empleo?

Lo primero que necesitamos es tener un Gobierno de España y que sea aliado con las mayorías, por tanto un gobierno al que podamos exigir por una banda que sea responsable y por otra que sea socialista. Lo segundo que necesitamos es erradicar la corrupción, el clientelismo y el caciquismo como práctica habitual de las instituciones públicas en Galicia. El principal enemigo de la industria gallega y del sector primario es la corrupción y el caciquismo. Son los principales enemigos.


WhatsApp Image 2019 11 06 at 14.39.46

Bescansa durante la entrevista para Galiciapress


En el caso de la industria es fundamental una intervención mediadora entre las partes que permita una alianza con los centros de investigación que permita una transición cara la economía circular. En el caso de As Pontes es clarísimo que eso es posible y en ese caso lo que tenemos es que hacer que esa mesa de diálogo exista y que tengamos un gobierno aliado y comprometido con la economía circular y con la posibilidad de transitar, sea por la vía de los residuos urbanos o por la vía del hidrógeno, cara otra fuente de generación de energía.


Cada caso es diferente. Pero es evidente que existe una amenaza y una crisis de intereses en la industrialización y que esa amenaza solo se puede combatir con gobiernos fuerte y con gobiernos que no sea corruptos, ni clientelares y que no estén anclados en las prácticas del favor.


Aquí en Galicia ha centrado parte de su campaña en el compromiso para luchar contra la discriminación que sufre el colectivo LGTBIQ y la lucha contra la violencia de género. En lo que va de año la violencia machista ya ha asesinado a más mujeres que en todo 2018. Sin embargo las leyes de violencia de género siguen generando debate en campaña. ¿Qué se puede hacer para erradicar esta lacra?

Lo primero es un Pacto de Estado profundo contra la violencia machista y una dotación a través de los Presupuestos Generales del Estado para ese pacto. Poco importa que tengamos un pacto consensuado si después no tenemos recursos para aplicar las políticas públicas que vienen con él. Y un llamamiento, por parte de las instituciones que son las que tienen que hacer de guía y de dirección, a la sociedad entera para impulsar la modificación de los patrones culturales que acompañan al machismo y al patriarcado y que son la causa de estos asesinatos. No son el arma que el asesino tiene en la mano, pero es la estructura cultural que el asesino tiene en la cabeza. El Pacto de Estado tiene que luchar de forma inmediato para que esos asesinos puedan esgrimir esas armas, pero el conjunto de la sociedad y las instituciones tenemos que luchar para que los asesinos no tengan esa ideología y esa estructura cultural machista y patriarcal en su cabeza.  

relacionada ​Pilar Cancela (PSOE): "El PSOE es la única alternativa ante las derechas que se unen para mermar el Estado del Bienestar"
relacionada Marta González (PP): ​“Seguimos proponiendo esa gran coalición, por ejemplo para salvar los empleos de Endesa y Alcoa”
relacionada Néstor Rego (BNG): "Todo el voto que piensa que Galicia debe tener una voz propia debe concentrarse en el BNG"
relacionada Miguel Ángel Fernández (VOX): "En Galicia tenemos más de 86.000 votos; estamos para quedarnos"
relacionada ​Beatriz Pino (Ciudadanos): “Cada vez que se abren las urnas Ciudadanos crece, las encuestas son un termómetro muchas veces interesado”
relacionada Gómez-Reino (En Común Unidas Podemos): "Nuestro espacio es el que representa el cambio"

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress