Pino (Cs): "Hay dos opciones de cambio: a mejor con Cs entrando en la Xunta y a peor con populistas y nacionalistas"

|

En su serie de entrevistas electorales, Galiciapress entrevista a la candidata de Ciudadanos, que busca debutar en el Parlamento de Galicia.  Beatriz Pino solo ve dos opciones: o un gobierno de "populistas y nacionalistas" o la entrada del centro liberal  en la Xunta. Los puntos de encuentro con Feijóo, pese a su negativa a coaligarse, el sentido de la "política útil" que practican a nivel estatal -donde admite no comulgar con el Gobierno de Sánchez- y autonómico, las propuestas económicas y de natalidad son otros temas de esta conversación.


Bea Pino Beatriz Entrevista

La candidata de Ciudadanos Beatriz Pino atendió a Galiciapress


Las encuestas parecen presentar dos escenarios posibles: o un bloque progresista o una nueva mayoría de los populares. Con todo, usted sigue apelando a dar la sorpresa. ¿Cree que el debate del lunes pudo darle un empujón en esta carrera por la Xunta?

Sin  duda. El lunes fue una oportunidad muy buena, un buen ejercicio democrático por el que hay que agradecer a la CRTVG que es un servicio público por donde todos los gallegos nos podemos informar, y creo que todos los gallegos pudieron ver confrontadas las distintas propuestas y actitudes que tenemos cada partido para encarar este nuevo curso político que se abre a partid del 12 de julio.


En cualquier caso, claro que hay dos opciones de cambio en Galicia: una opción de cambio a peor, que sin ninguna duda será si la Xunta acaba en manos de los populistas y nacionalistas, con todo lo malo que traería para Galicia y que ya conocimos además; o una opción de cambio a mejor, que sería con la entrada de Ciudadanos en la Xunta. Creo que ya hemos demostrado que somos un partido que sabe hacer política útil, que es capaz de sentarse a negociar, a dialogar con aquellos que piensan diferente, consiguiendo cosas buenas para los ciudadanos. Como políticos estamos obligados a escuchar qué demanda la sociedad, a hacer todo lo que está en nuestra mano para conseguirlo y, si eso supone sentarse con aquellos que piensan y con opciones políticas diferentes, si el objetivo común es buscar la mejoría de los gallegos, lo haremos.


La prueba más clara la tenemos ayer mismo: pasaron apenas 48 horas desde el debate donde expuse nuestras medidas del plan de apoyo a las familias que presentamos en nuestro programa electoral y solo dos días después no alegra ver como Feijóo asumía nuestras propuestas y las replicaba exactamente igual. Es una buena muestra de que considera que esas medidas son buenas para los gallegos, buenas para que las familias tengan oportunidad de querer formar una familia, seguir adelante y facilitarles las cosas. Ese es el objetivo, sumar y aportar modernidad, dialogo, capacidad de cohesión y consenso a este Gobierno de Galicia.


Durante el estado de alarma tanto usted como el presidente Feijóo mostraron su buena sintonía. En ese tiempo incluso desde la Xunta reconocieron públicamente la predisposición de  Ciudadanos y la voluntad de las propuestas realizadas. A pesar de esta afinidad en algunas políticas, el acuerdo para una alianza PP-Cs en la comunidad nunca llegó a concretarse. ¿Qué faltó para que este acuerdo no llegara a sellarse? ¿Sigue tendiendo la mano a Feijóo a pesar de ser el hombre que torpedeó el acuerdo?

Es que la política va de esto. De actitudes, voluntades y querer hacer o conseguir lo mejor para los gallegos. No voy a cejar en el intento porque estoy convencida de este proyecto político de centro y liberal como el de este partido que represento, en donde sabemos hacer cosas buenas para la gente, políticas de centro que atienden las demandas que nos ha hecho la sociedad.


Nuestra mano sigue tendida, lo hemos dicho muchas veces y seguimos ofreciéndola, porque todos saben que lo intentamos hasta el último momento y ahí tal vez hubo una pizca de… no sé si de soberbia, pero sí de no tener en consideración la cantidad de miles de votos que este partido tiene en Galicia y que quizá el 12 de julio, lamentablemente, el señor Feijóo tendrá que dar explicaciones si finalmente tiene que entregar la Xunta a ese gobierno nefasto que sería el gobierno de nacionalistas y populistas.



Creo que hay una opción de cambio a mejor en Galicia, está en manos de los gallegos porque estamos a tiempo de permitir y de hacer un voto que no se conforme para conseguir que este partido entre en la Xunta. Creo que es muy importante que Ciudadanos, con lo que está demostrando a nivel nacional, esté representado en el arco parlamentario gallego porque tenemos mucho que ganar, que aportar y creo que las políticas conciliadoras dan buena cuenta de lo que estamos haciendo. Ya no hay política de bandos ni de siglas, sino que hay que atender cada vez más a las actitudes de nuestros políticos, a lo que queremos hacer y a qué voluntad política atender. Creo que en Galicia hace más falta que nunca un proyecto de centro liberal donde se vea que hay políticas como las de Cs que son política útil.


Quiero recordar a todos los gallegos que si hoy hay 400.000 gallegos que pueden cobrar los ERTEs en los que están sumidos es gracias a este partido. Nosotros, gracias a apoyar reiteradamente las prórrogas del estado de alarma logramos desvincular los ERTEs del estado de alarma, sino ahora mismo las personas no estarían cobrando esos ERTEs, porque las empresas pararían a ser ellas las que pagasen y muchas no podrían asumir ese coste. Gracias a este partido se pudo extender la paga para los parados. Conseguimos cosas buenas para los gallegos, para el resto de españoles, y hay que tenerlo en cuenta.


Habla de las políticas de Cs en el ámbito nacional. Con todo, su hipotética comunión con Feijóo choca de forma directa con los movimientos dados en el último mes desde el seno de  Ciudadanos, donde su apoyo fue fundamental para prorrogar el estado de alarma o los ERTEs que menciona. Algo que mismo abrió la puerta a un posible acuerdo por los Presupuestos Generales del Estado. ¿Cómo se explica este vaivén de izquierda a derecha? No sé sí aplica exclusivamente ese discurso de la política útil...

Absolutamente. Creo que los últimos meses se pueden resumir en que mientras otros estaban de brazos cruzados este partido estaba sentado en mesas de diálogo para conseguir cosas buenas para la gente. Nosotros no comulgamos con el Gobierno de Sánchez. Absolutamente nada. De hecho no nos gusta ni el Gobierno de Sánchez, ni cómo está conformado ni, desde luego, sus socios de gobierno.


Lo que ocurre es que como partido político, y en la situación en la que estábamos, tuvimos que hacer un ejercicio de tragarnos nuestras tripas como suelo decir para entendernos y preguntarnos: ¿qué hacemos? ¿Quedarnos en la inacción como otros partidos y dejar que la sociedad sea víctima un día tras otro de la inestabilidad del Gobierno, del cambio de criterio, de no tener Plan B…? No, lo que hicimos fue sentarnos y decir: “Vale, no nos gusta vuestro Gobierno. No comulgamos con lo que hacéis, pero haremos lo que haga falta para poder arañar cosas y conseguir algo para la sociedad. Condicionamos nuestro apoyo a prorrogas al estado de alarma y solamente a eso, no un apoyo al Gobierno, si nos dais esto para la gente, para aquellos que lo están pasando tan mal, como los acogidos a ERTEs”.

Nosotros no comulgamos con el Gobierno de Sánchez. Absolutamente nada. De hecho no nos gusta ni el Gobierno de Sánchez, ni cómo está conformado ni, desde luego, sus socios de gobierno


Este partido consiguió eso. Esto es hacer política útil. E insisto: mientras estábamos de reunión en reunión consiguiendo esto había otros partidos, como el caso del PP, que no hicieron absolutamente nada. Yo prefiero escuchar que haya gente que no entienda esto aunque sepa que son movimientos que fueron buenos para la gente a quedarme en la inacción. El consenso y el dialogo son fundamentales en la política.


Entiendo entonces que, de necesitar su apoyo, ¿escucharía en ese caso también las propuestas del bloque de izquierdas?

Estamos abiertos a escuchar cualquier cosa que se nos haga, siempre pensando en el bien común de los gallegos. Pero quiero matizar que si el planteamiento que hay es el de un bloque de nacionalistas y populistas desde luego no va a ser un buen movimiento. No va a ser un gobierno que nos guste, porque evidentemente la asociación entre nacionalismo y populismo ya la tuvimos aquí en Galicia, ya sabemos lo que es un Gobierno bipartito y no es una buena situación. Por una razón: dejaron las arcas totalmente asaltadas, una situación económica débil y poco fiable en Galicia. No sería el mejor escenario posible.


"Ya gobernamos en coaliciones con el Partido Popular y no nos va nada mal"  


Y, en caso de que también hiciera falta el voto de Vox para formar Gobierno, ¿aceptaría una alianza como la de Madrid o la de Andalucía, tan de actualidad en estos momentos tras la renuncia del líder de Vox en Andalucía por la querella de la Fiscalía por un supuesto fraude en subvenciones?

Ya demostramos que somos capaces de negociar y hablar en pro de objetivos comunes para la ciudadanía. Ya gobernamos en coaliciones con el Partido Popular y en algunas comunidades también entró en juego este partido político. Pero estamos gobernando para 20 millones de personas, no nos va nada mal y estamos consiguiendo cosas buenas. Cuando el objetivo es este, conseguir cosas que beneficien y faciliten la vida de la gente creo que no vamos mal.


En Andalucía, por ejemplo, rebajando los impuestos y la carga fiscal para los andaluces estamos consiguiendo que las arcas de la Hacienda Pública y recaudando más. Estamos bajando la tasa de abandono escolar, bajando las obligaciones de los autónomos, y con este partido en el Gobierno de Andalucía o de Madrid, nuestros autónomos no tuvieron que hacer frente a las cuotas durante los meses de pandemia, sino que las asumió el gobierno. Eso es hacer política útil y es lo que queremos traer a Galicia, porque si esta pandemia sigue, con Cs en la Xunta aseguramos a los autónomos gallegos que no tendrán que hacer frente a cuotas de autónomos durante la crisis de la Covid-19.


Es solo un ejemplo del alivio fiscal que proponemos. Apoyar a los autónomos en zonas rurales con una tarifa plana de 30 euros, a las mujeres que emprendan en el rural con una tarifa plana de 30 euros, a las familias apoyándolas con escuelas infantiles que sean verdaderamente gratuitas. Al señor Feijóo se le llena la boca al decir que ahora no se paga por las guarderías, pero tengo amigas con sus niños en las Galiñas Azuis, y todos sabemos que estas guarderías públicas no son gratuitas del todo. Hay una media de 150 euros que hay que pagar como poco, y más si hay un comedor en el que meter al niño. No mintamos a las personas. Nosotros sí aseguramos la gratuidad de la escuela pública, gratuidad del dentista hasta los 16 años, gratuidad de los libros de texto como pasa en Andalucía… medidas que apoyen a nuestras familias y, por supuesto, mucho trabajo que queda por hacer para acabar con la temporalidad del empleo en Galicia: se van a acabar los contratos temporales y vamos a premiar aquellas empresas que hagan contratos indefinidos, que es lo que tenemos que incentivar.


Mucho trabajo en infraestructuras, en dejar en el pasado los peajes que tanto daño hacen a los gallegos. No puede ser que para ir a trabajar de Vigo a A Coruña sigamos pagando 33 euros ida y vuelta. Es un asalto a los bolsillos. No hay ni un solo gallego que hoy escuche esta propuesta y no coincida. Son los peajes más altas de España y de Europa. Nos vamos a sentar con el Gobierno central desde la Xunta de Galicia, donde estaremos, y vamos a conseguir que los peajes queden en el pasado.



El gran agujero que destapó la crisis sanitaria en Galicia es la situación das residencias para la tercera edad en Galicia. Centenares de muertes,  la mayoría  en residencias privadas, que dejaron ver  las carencias  de estos centros en cuanto a  personal y material. Además, por lo menos 127 muertes  fueron en residencias  sin que se  llegara a trasladar  al  enfermero por ser  dependiente. ¿Aboga por una investigación exhaustiva para esclarecer u  ocurrido en los geriátricos gallegos? ¿Es posible apostar por un modelo 100% público?

Evidentemente hay que saber qué pasó. Es una cifra terrible, que es el precio más alto que pagamos durante la pandemia, que es que la mitad de muertos por coronavirus fueron nuestros mayores. Como sociedad y como políticos no estuvimos a la altura... fallamos a nuestros mayores. Fueron una generación que nos dio la democracia, que sirvió de soporte para nosotros durante la terrible crisis del 2008 y considero que no estuvimos a la altura.


En las residencias no hubo una buena gestión y habrá que saber qué pasó. Creo que la situación tiene que mejorar bastante y sería justo que Feijóo pidiese perdón de verdad y con humildad a las familias de los fallecidos. Siempre digo que la gestión de la crisis sanitaria, en líneas generales, no fue mala en Galicia, pero en este punto la situación fue grave. Hubo muchos muertos que dejamos por el camino, fallecidos que corresponden a esa franja de edad de nuestros mayores y creo que hay que darles una respuesta a las familias, contarles qué ocurrió, darles la verdad y conocer a qué circunstancias se debieron.


Por otro lado, también se puso más de manifiesto si cabe la situación de nuestra sanidad pública. Los profesionales llevan meses denunciando la falta de equipos, de personal o los contratos precarios que padecieron mismo durante la pandemia. La última polémica giró en torno al bono de 250 euros propuesto por Feijóo para que los sanitarios gasten en hostelería y restauración, que despertó la indignación de gran parte de los profesionales. ¿Comparte esta indignación? ¿Qué tiene que decir de esta medida de compensación de la Xunta?

Si habla de lo que yo llamo “cheque limosna”, absolutamente que comparto la indignación. Durante la pandemia, y más tarde en otras ocasiones, tuve la oportunidad de hablar con colectivos del ámbito sanitario que me trasladaban algo que no es nuevo, porque llevan mucho tiempo haciéndolo. Lo que no puede ser es que un sector tan básico como sociedad viva en esta situación precaria. Ya no hablo de la falta de material, sino de su precariedad en cuanto a contrataciones. No puede ser que nuestros médicos, de los que dependen nuestras vidas, nuestra salud y la de nuestros hijos, se encuentren en una situación de no saber dónde van a trabajar al día siguiente con contratos que empalman uno tras otro en semanas diferentes, perdiendo días de trabajo cuando se adaptan a una planta en la que tienen que aprender todo de nuevo…


Me contaba una enfermera que se llamaba Sandra que la llamaban a la llamaban a las 16 horas para entrar a trabajar al día siguiente a las 8 horas. “¿Dónde dejo a mis hijos? ¿Cómo coordino mi trabajo? ¿Cómo puedo hacer para no perder la plaza porque necesito trabajar pero no me dan tiempo? Tengo que poder conciliar”. Están saltándose las listas de contratación sin ningún respeto por parte del SERGAS. Ahora además el personal contratado durante la crisis del coronavirus, ahora mismo, con ese plus, se le dio una renovación de contrato pasando por delante de una lista de contratación numerada y puesta con antigüedad. Esto no puede ser. Hay que respetar la preparación de la gente, lo que invierte la gente en reciclarse y prepararse para ser los mejores sanitarios posibles y hay que regular esto, atender a sus reclamaciones y respetar los acuerdos conseguidos con los sindicatos médicos.


Además de una crisis sanitaria, Galicia se enfrenta también la un crisis económica, agravada por la pandemia sobre un tejido industrial que sufrió muchos palos en los últimos años. La situación del naval, de la metalúrgica y hasta del turismo parecen tambalearse en estos momentos. ¿Qué radiografía hace de la situación actual del tejido industrial gallego? ¿Estamos a tiempo de salvar todos los empleos que se encuentran al borde de la desaparición? Y,   centrándonos en Alcoa San Cibrao, ¿cree que es posible abordar conflictos como este sin  recurrir a la nacionalización?

Claro que estamos a tiempo, pero hace falta voluntad política. Lo que hace falta es una nueva  voluntad política en Galicia. Todos sabemos que las políticas que no pusieron en marcha ni PP ni PSOE cuando estuvieron gobernando tanto a nivel nacional como autonómico evidencian que no fueron previsores. Esto sabíamos que podía pasar. No me vale que ahora se tiren los trastos a la cabeza unos y otros echándose las culpas. La culpa fue de los dos y al 50%. Porque cuando estuvieron el en Gobierno no se preocuparon de poner en práctica políticas que subsanaran lo que podía pasar. Había que hacer políticas que fuesen una alternativa. Sabíamos que había que apostar por energías renovables, por biomasa, por otras energías que pudiesen ser un sustituto fácil o una alternativa viable para esas empresas punteras a nivel nacional e internacional.

Las políticas que no pusieron en marcha ni PP ni PSOE cuando estuvieron gobernando tanto a nivel nacional como autonómico evidencian que no fueron previsores


Lo que no podemos ver ahora es ver como se desangra un sector industrial en este caso como el de A Mariña lucense, que siempre digo que va a quedar desmantelada y eso afectará a toda Galicia. Si perdemos este tipo de industrias, y los puedo trasladar al sector naval como los astilleros de Vigo, desmantelamos muchas sinergias que tenemos con empresas, comercio local, asentamiento de población… ¿queremos dar pasos atrás? Lo que hacen falta son partidos como este que piensa a futuro y que pondrá en prácticas políticas que no podremos disfrutar en los próximos años, pero que a largo plazo sí veremos que son efectivas y que evitarán que se repitan situaciones como la de Alcoa, la de los astilleros, con nuestra pesca. Políticas que evitarán que se sigan desangrando sectores vitales y punteros para Galicia como la industria, la electrointensiva o el pesquero, que nos traslada sus preocupaciones con las reuniones mantenidas con trabajadores del sector en Cangas.


Durante la campaña hizo especial hincapié en su condición de madre de dos chicos nuevos. Antes habló de la propuesta para las familias con dos hijos o monoparentales o la situación de las Galiñas Azuis. ¿Cuáles son los mayores retos a los que se enfrenta la juventud gallega? Y, en el plano educativo, ¿cuáles son los principales deberes del Gobierno de Galicia para con la enseñanza?

Algo fundamental es promover que los gallegos quieran y puedan tener hijos. Ahora mismo tener un hijo en Galicia es casi un privilegio. Hoy las familias jóvenes en Galicia hacen números para saber si pueden tener un hijo. Esto es terrible, la situación más vergonzosa que podríamos tener como comunidad autónoma. Hay que facilitar que estas personas quieran tener hijos porque supone un esfuerzo, un gasto añadido que viene a sumarse a los esfuerzos que hacen para pagar su cuota de autónomos, para poder conciliar…  


Lo primero es poner en práctica políticas que realmente apoyen la natalidad y se lo pongan fácil a las familias, a los que quieren emprender y tener hijos. Cuando en una pareja en la que uno o los dos sean autónomos y quieran tener un hijo vamos a promover que esas personas vean prorrogada una tasa super reducida para apoyar que tener un hijo no sea un incremento en la obligatoriedad del gasto ni un impedimento para poder emprender. Los autónomos con un hijo extenderán esta tarifa hasta dos años. Eso es apoyar la natalidad.


Hay que apostar por la educación. Con la pandemia vimos una brecha digital más que evidente. Dime dónde vives y te diré si puedes teletrabajar y si tus hijos pueden estudiar online, porque es la pregunta que nos tenemos que hacer en estos momentos. Este partido va a asegurar que la banda ancha llegue a todos los lugares rurales y urbanos de nuestra comunidad. Nuestros niños no pueden tener diferencias según si viven en una zona rural o urbana. Tienen que poder tener acceso a una educación online y de calidad todos los niños de Galicia. Y por supuesto los profesores tienen que tener también un reciclaje continuo para garantizar la mejor formación de nuestros niños.


Insisto en la gratuidad de la educación. No puede costar en Galicia que estudien, que en los veranos no tengan clases de inglés de apoyo gratuitas, que los libros de texto sean gratuitos. Son políticas que reviertan la situación porque llevamos 30 años donde el Galicia mueren más personas de las que nacen, 30 años perdiendo oportunidades y, si seguimos así, tendré que ver como mis hijos y otros jóvenes abandonan su comunidad para poder tener un futuro. Me niego a eso, no me voy a conformar y lucharé para que Ciudadanos llegue a la Xunta de Galicia y revierta la situación con políticas que se puedan hacer y que no son cuestión de gastar más dinero, sino de hacer una mejor gestión y gastar mejor nuestro dinero.  

relacionada ​Gómez-Reino (Galicia En Común): "Pocos miles de votos nos separan de un gobierno progresista "
relacionada Pontón (BNG): “Nunca más a negociar con el derecho a la vejez digna, hay que garantizarlo con un servicio público de calidad”
relacionada ​Miguel Tellado (PPdeG): "No tenemos con quién pactar, 38 diputados es todo, 37 es nada"
relacionada Antonio Ramilo (Vox): "Permitir la llegada de turistas es urgente, pero con medidas sanitarias"

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress