Plataforma Defensa Universidade Pública: “La Xunta limita grados en la pública pero sí abre los privados de Abanca"

|

Con el único voto a favor del PPdeG, la Universidad Intercontinental de la Empresa de Abanca está cerca de ser una realidad en Galicia, abriendo así la primera universidad privada con titulaciones propias en la comunidad.


Mientras las universidades de Santiago de Compostela, Vigo y A Coruña pierden estudiantes  -y por lo tanto ingresos-, la Xunta y los conservadores apoyan un salto cualitativo de la privatización de la enseñanza superior, pues hasta ahora en Galicia solo había una universidad privada (CESUGA) que aún no ofrece títulos propios. Lo de Abanca es proyecto de un calibre muy superior.


Xosé Manuel Atanes, miembro de la 'Plataforma Galega en Defensa da Universidade Pública', atiende a Galiciapress para analizar las consecuencias. En su opinión, los títulos que planea ofrecer Abanca no mejoran la oferta ya existente en la comunidad y suponen un trato de favor a la entidad bancaria y a Juan Carlos Escotet, el venezolano dueño de Abanca y Banesco.


Protesta de la Plataforma Galega en Defensa da Universidade Pu00fablica en una foto del BNG de Vigo

Protesta de la Plataforma Galega en Defensa da Universidade Pública en una foto del BNG de Vigo 


El proyecto para la entrada de la primera universidad privada en Galicia vive sus últimas y decisivas etapas para su apertura, que podría celebrarse en 2022. Una propuesta que si bien contó con el voto favorable de los Consellos Sociais tanto de la USC como de la UVigo y la UDC, solo contó con el apoyo del PPdeG en el Parlamento de Galicia, con los votos en contra de socialistas y nacionalistas. Sin embargo, la entrada de la universidad privada en Galicia no mejorará la oferta existente en la educación superior, según el relato de los sindicatos.


Xose Manuel Atanes, representante de CIG Ensino en Vigo que conforma la 'Plataforma Galega en Defensa da Universidade Pública' con los sindicatos CC.OO., UGT, y las organizaciones estudiantiles Erguer, ANEGA, Acción Universitaria y Sindicato de Estudantes, no duda en calificar la propuesta de “un contrasentido” en una comunidad que ya cuenta con tres universidades públicas, siete campus para una población de 2,7 millones de habitantes.


“Creo que responde a otros intereses que nosotros no conocemos, pero con la comunidad escolar en contra, con la población en contra, lo cierto es que no tiene sentido la creación de una universidad privada en un momento en el que se reducen tanto la población como la matriculación en las universidades públicas”, recalca Atantes, que estuvo presente el pasado miércoles en las protestas convocadas por la plataforma en Vigo



Sin embargo, recuerda que esa es una pregunta “ que debería hacerse a la Xunta y ver que respuesta dan”. “Casi nos hace echar de menos a Fraga, que nunca permitió la entrada de la universidad privada en Galicia”, ironiza.


"MERCANTILIZACIÓN DE TÍTULOS"

Precisamente la caída en las matriculaciones es una alarma que lleva encendida en las tres universidades gallegas desde hace años. Esto, sumado a las dificultades que se encuentran a la hora de ofertar nuevos grados, puede poner en desventaja al sistema público en desventaja a la hora de competir con la privada. “Este curso hubo 3.298 peticiones para profesorado de secundaria en las universidades públicas, y solo se concedieron 775. La Xunta delimita totalmente la oferta de grados y másters en la pública, pero sí abre la privada. No se entiende”, lamenta.


En la misma línea, los presupuestos también se han visto reducidos como la ampliación de grados y másters, lo que va contra la competitividad de la oferta pública. “En mi opinión se pretende crear una élite en la enseñanza gallega para la gente con recursos y capacidad para acceder a esta universidad que les permita crear un lobby social sobre la que se encuentra detrás de todo esto un banco como es Abanca”, valora Atanes.


¿Quién puede pagar una matricula de hasta 13.000 euros cuando la media de las familias aquí tienen unos ingresos en torno a los 2.500 euros? La mayor parte de la población jamás podría acceder a estos estudios”


De salir adelante, desde la plataforma temen que esto provoque que los graduados en la Universidad Intercontinental de la Empresa tengan un trampolín para el acceso inmediato al mercado laboral a través de los acuerdos alcanzados entre las empresas y la entidad bancaria en detrimento de los licenciados por las universidades públicas. “¿Quién puede pagar una matricula de hasta 13.000 euros cuando la media de las familias aquí tienen unos ingresos en torno a los 2.500 euros? La mayor parte de la población jamás podría acceder a estos estudios”, replica.


Todo esto lo que podría provocar es, tal y como avanzó en el pasado la plataforma, una “mercantilización de los títulos” y abrir todavía más brecha en las desigualdades sociales existentes. “Un ejemplo claro es el máster habilitante para docentes: en la privada tiene un precio de unos 7.000 euros, pero se pueden matricular online, sin límite de plazas y sin necesidad de asistir al centro, lo que pone en duda la calidad de la enseñanza; pero en la pública sí limitan el número de plazas, aunque las universidades manifestaron que tienen capacidad para aumentarlas, pero la Xunta se lo niega”.


¿UN PROYECTO COCINADO A FUEGO LENTO?

Todo esto nos lleva a pensar que sea un movimiento orquestado desde la Xunta para hacerle favores al señor Juan Carlos Escotet (presidente de Abanca)”, deducen desde la plataforma, a la vez que subrayan la “alfombra roja” que proporcionó la Xunta la entidad bancaria para asentar la entrada de la universidad privada en la comunidad.


Una supuesta alfombra roja que empezó a extenderse allá por 2013 con la modificiación de la Lei de Universidades, que alivió las restricciones para la entrada del sistema privado en Galicia, pese a que la propia ley establece que la oferta debe ser “complementaria y no reiterativa”. “Lo cierto es que ya hubo peticiones para la entrada de la privada en Galicia. Esta no es la primera. Pero nunca se les dieron trámite hasta ahora. Pero ahora se abre la puerta a nuevas propuestas y ya tenemos una segunda petición encima de la mesa para otra universidad privada en Galicia”, comenta Atanes en referencia a la petición de CESUGA para empezar a otorgar títulos propios.


Desde la CIG admiten que recibieron con sorpresa que la petición  de ABANCA fuese quemando etapas desde que se propuso hace ya un par de años, lo que a su entender evidencia “el deseo de la Xunta de sacarla adelante” en un movimiento que podría haber germinado durante el proceso de fusión de las antiguas cajas de ahorros.


"EN SENTIDO CONTRARIO"

Con o sin universidad privada, el deseo de todos es contar con un sistema público fuerte, y para ello la receta de Atanes pasa exclusivamente por incrementar de forma decidida la partida presupuestaria que reciben las tres universidades. “Hay que invertir en enseñanza en general, pero las universidades tienen muchísimos problemas por la reducción que sufren de alumnados, que no se debe a su calidad que es muy buena, pero también se reducen sus ingresos y la Xunta no aumenta las partidas, lo que las deja muy ahogadas de cara a asumir contrataciones, mantenimiento...”, denuncia.


“Caminamos en sentido contrario. El debate en el Parlamento debería ser sobre los presupuestos de las tres universidades públicas, no sobre la creación de una universidad privada”, lamenta Atanes. Para este sábado 12 de junio hay convocada una nueva manifestación en Santiago de Compostela que partirá de la Alameda y que recorrerá las calles de la capital “en contra de la privatización de la enseñanza”. “La Xunta permitirá que la enseñanza en Galicia quede privatizadas en todas las etapas: desde los cero años hasta la universidad”, concluye Atanes.   



relacionada Arranca el trámite de la ley para la primera universidad privada de Galicia, que rechazan BNG y PSdeG
relacionada Un centenar de personas rechaza ante la Cámara la universidad privada por considerar que "solo busca el negocio"
relacionada CESUGA International University pide ser una universidad privada propia y recibe críticas de la CIG
relacionada Escotet insiste en que la universidad privada de Abanca sigue su "plan de ruta" para operar en el curso 2022-23

1 Comentarios

1

La universidad privada favorece a la pública. La universidad privada permite que estudiantes financien su formación sin coste para el estado. Al contrario, el estado aumenta sus recursos mediante impuestos. Eso tiene un doble efecto beneficioso para la educación pública: a) la educación pública no tiene que atender a tantos alumnos con lo que mejora el servicio; b) se adquieren recursos mediante impuestos para mejorar todavía mas la educación pública.

escrito por Manuel 08/jun/21    11:23

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress