Abanca cierra y la clientela rural la sigue porque no hay alternativa, protesta el alcalde de Zas


|

Esta mañana la sede central de Abanca en A Coruña soportará una manifestación a sus puertas con representantes de las localidades donde la entidad planea echar el cierre. 


Este frente coruñés es solo una de las muchas acciones que se vienen dando a lo largo y ancho de la geografía gallega contra Abanca: protesta en Campo Lameiro, donde Juan Carlos Escotet fue declarado 'Persona non grata', la decisión de Portas de retirar el dinero de sus cuentas en Abanca...


Manuel Muíño, alcalde de Zas y uno de los promotores en la protesta de hoy, explica para Galiciapress la situación en la que queda su municipio, denuncia los métodos de Abanca y pide soluciones para el rural: “A la gente se le llena la boca con el rural, pero al final ni un euro". 


Manuel muiu00f1o zas

Manuel Muíño, alcalde de Zas (centro), junto a José Antonio Pereira, alcalde da Baña (izq) y Mónica Rodríguez, alcaldesa de Vimianzo (der) | Foto: Concello de Zas


Hoy los vecinos de Zas se echan a la calle a 60 kilómetros de sus casas porque se resisten a desaparecer. Lo mismo que los vecinos de Vimianzo. Y los de A Baña. También los de Forcarei, Campo Lameiro, Moaña, Fene... Son muchos porque hay mucho en juego. Se trata de no permitir que finiquiten al rural gallego, algo que, con los planes de Abanca de cerrar sucursales en municipios pequeños, está más cerca de concretarse.


Ante la sede de la entidad bancaria, presidida por el venezolano Juan Carlos Escotet, se concentran esta mañana vecinos y representantes de los gobiernos municipales de los muchos concellos inmersos en una batalla que hoy vive un episodio más en este guerra por meter presión al magnate a través de la opinión pública y la agenda política.


Manuel Muíño, alcalde de Zas, explica que su municipio es “rural, con una población pequeña, con sus comercios, sus bares... Y con un 70% de los vecinos clientes de Abanca, y también en torno al 70% son personas mayores, aquellas que entran al banco libreta en mano porque no tienen tarjeta”. El banco funciona, como ocurre en el resto de municipios, como motor económico, ya que cuando uno se acerca a hacer las gestiones que necesita aprovecha para comprar y consumir en la zona.



“Si nos quitan eso, ese dinamismo económico se traslada a otro municipio. Es fundamental porque este no es un servicio más de una empresa más, sino que hablamos de clientes cautivos porque en el rural no hay competencia ni alternativa. Es un servicio que perderíamos como muchos otros, y la gentes está muy enfadada. Yo mismo estoy muy enfadado y cansado de que nos tomen el pelo con campañas que dicen apostar por el rural”, reconoce Muíño.


“LA XUNTA Y MADRID TIENEN RECURSOS PARA EVITARLO”

El malestar que refiere Muíño viene también dado por la actitud de una entidad que ni siquiera notificó su decisión al gobierno de Zas, sino que se tuvieron que enterar por los propios trabajadores de la entidad bancaria y como cliente que es el Concello de Zas de ese banco. No se entiende que una empresa con beneficios cierre y despida trabajadores”, explica el regidor, muy en la línea de lo que explicaba para este medio hace unos días Carlos Costa, alcalde de Campo Lameiro: “Ahora que nos tenía bien agarrados, cierra oficinas en Galicia y abre otras en grandes ciudades de España e incluso en el extranjero”.

“Pedimos un encuentro con el presidente Feijóo para que se ponga al frente de la reivindicación, porque él representa a los concellos gallegos y tiene más capacidad que nosotros”


Desde la Xunta, de momento, se han limitado a pedir a Escotet que “recapacite”, algo que a Muíño le parece poco más que una burla. “El Gobierno de Galicia y España tienen recursos y capacidad. Cuando se reúnen los presidentes autonómicos me pregunto, ¿de qué hablan? ¿De ésta perdida de servicios de entidades que rescatamos con dinero público no tienen nada que decir? ¿Se dan cuenta ahora porque convocamos una manifestación?”, cuestiona.


Para casi todos es inevitable no recordar el historial de Abanca, que nació por la fusión de las antiguas cajas de ahorros y envuelta en una gran polémica tanto por las comisiones abusivas que cobra a sus clientes como por el cierre de sucursales mientras sus cuentas arrojan beneficios año a año. “Pedimos un encuentro con el presidente Feijóo para que se ponga al frente de la reivindicación, porque él representa a los concellos gallegos y tiene más capacidad que nosotros”, esgrime, a la vez que recuerda que fue el Gobierno popular de Mariano Rajoy el que “rescató y privatizó la banca”.


“Y lo hicieron según parece sin condiciones, sin exigirles que mantuviesen el empleo y las oficinas, algo a lo que Europa no se negaría. Porque gran parte del déficit que arrastramos como Estado se debe a eso, y ahora estamos pagando las consecuencias con Abanca y con los demás, aunque Rajoy dijo en su día que devolverían hasta el último euro. ¿Cuánto falta para que devuelvan todo?”, recuerda.


“NO PARAREMOS EL 8 DE SEPTIEMBRE”

Con o sin el apoyo de la Xunta, la realidad de esta pequeña revolución es que trasciende a los colores políticos. A Muíño, del BNG, lo acompañan los alcaldes socialistas de Vimianzo y A Baña, pero también está arropado por los gobiernos populares de Campo Lameiro o Portas. “Estamos en la pelea de que no cierren la oficina. A Abanca ya le anunciamos que no pararemos el 8 de septiembre”, incide.



¿Una alianza de concellos? “Tal vez la Fegamp tenga que plantearse una asamblea con todos los municipios afectados, porque las medida que tome Zas de forma aislada no va a afectarles. Pero no vamos a ser una anécdota, esto es una bola de nieve, podemos seguir en la pelea y que esto sea cosa de los 313 concellos de Galicia, de la Xunta y también de Madrid”.


Si bien admite que no pueden mantener abierta la oficina por la fuerza -“No podemos ir y poner una cuña en la puerta”, comenta resignado-, tampoco están trabajando en un escenario en el que no haya oficina bancaria, ya que en un municipio como Zas la brecha digital hace imposible que la mayoría de vecinos afectados puedan amoldarse a la banca electrónica. Tampoco los cajeros automáticos, como la propuesta de Correos de poner en marcha cajeros automáticos en varios municipios gallegos en una situación similar a la de Zas, parecen corregir este problema.


“Nos quitan X servicio y nos dan uno mucho peor del que teníamos. Pues no es así, porque no llegará a toda la población, a la que hay que atender físicamente”, censura Muíño, a la vez que recuerda que detrás de la banca electrónica se esconde “el despido de personal” algo que ocurre no solo en los bancos, “también en autopistas, en telefonía, compañías eléctricas...”.


LA PUNTILLA AL RURAL

“¿Esta es la entrada en el futuro que nos prometen?”, pregunta el regidor. Lo cierto es que en ese escenario que plantea no parece haber sitio para Zas, condenado a secarse y seguir sufriendo la perdida poblacional que acosa al rural gallego.


A la gente se le llena la boca con el rural, pero al final ni un euro. Las palabras están muy bien, pero si quieres apoyar decididamente algo hay que poner dinero. Es la puntilla al rural, pero parte de un proceso en el que se van retirando servicios”, lamenta el regidor. En esa línea recuerda lo que ocurre con el acceso a internet o cobertura en algunos núcleos rurales, que podrían ser una oportunidad en estos momentos de crisis pero se están conviertiendo en todo un handicap para el rural.

“A la gente se le llena la boca con el rural, pero al final ni un euro. Las palabras están muy bien, pero si quieres apoyar decididamente algo hay que poner dinero.


“Justo ahora cuando con la pandemia muchos regresaban a los pueblos por la calidad de vida que ofrecemos. Este año dejamos de perder población al ritmo que veníamos registrando. Pero si no les das servicios, aquellos que querían venir a teletrabajar aquí, se irán a otro lado, concentrándolos en las ciudades aunque no quieran”, concluye Muíño.   

relacionada Rebelión de los municipios rurales contra Abanca: 5 le convocan una protesta delante de su sede
relacionada El ayuntamiento de Portas sacará su dinero de Abanca por dejar otro municipio rural sin oficina
relacionada La Xunta sobre el abandono de Abanca al rural gallego: "Intentaremos que recapaciten y no deje pueblos sin servicios"

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Galiciapress
Plaza de Quintana, 3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE