Sumar...o restar

Manoel Barbeitos
Economista

En las últimas semanas tuvimos oportunidad de conocer un poco más sobre el nuevo proyecto político que la señora Yolanda Díaz, actual ministra de Trabajo, quiere poner en marcha. Así, y por las declaraciones recogidas nos medios se trataría de "construir un proyecto de país en el que quepamos todos", para el cual se pretende movilizar al electorado progresista.

 

Partiendo de la evidencia de que estamos delante de una nueva oferta política desde las izquierdas podemos concluir que intentará ser diferente tanto de las que representan el PSOE y UP a nivel español cuanto, por caso, de las periféricas como BNG, BILDU y ERC, por citar las más representativas. Si estamos delante de una oferta diferente implicará que en su camino a consolidación tendrá que competir con aquellas y por un mismo espacio político. De ser así,resulta difícil aceptar que el proyecto de la señora Díaz venga a sumar y no a restar votos a otras organizaciones que se reclaman de izquierdas.

 

Dadas las características del escenario político español parece evidente que la organización política más damnificada será Unidas Podemos (UP), que resulta ser la alianza por la que la señora Yolanda Díaz se presentó a las elecciones generales de noviembre del 2019 y que, gracias a sus votos, le permitió ser diputada y, posteriormente, ser propuesta por UP para ser ministra de Trabajo del actual Gobierno de coalición. Dado que no parece probable, y seguramente tampoco deseable para las izquierdas, que UP se disuelva para dar paso a una nueva organización política, la ecuación más probable será la que resulte de la suma de ambas, a las que podrían sumarse, por caso, Comunes, Compromis y Más Madrid, entre otras, previa aceptación del liderado de la señora Díaz que cuenta a su favor con la brillante gestión que está desempeñando al frente del Ministerio de Trabajo.

 

La incógnita estaría en si la nueva organización -quedaría por ver bajo qué formato- consigue tantos o más votos que la suma de los votos individuales de las organizaciones anteriormente citadas (3.700.000 votos en el 2019) o si por lo contrario resta. La experiencia de todos estos años enseña que este tipo de movidas políticas resta más que suma por que el total es menos que la suma de las partes: en las elecciones del 2015 la suma, por separado, de Podemos e Izquierda Unida fue de 6 millones de votos, en el 2019 Unidas Podemos tuvo poco más de 3 millones de votos: ¡la mitad!

 

Un proyecto político de izquierdas que quiera votar en esta legislatura no puede ignorar el escenario político actual y su posible incidencia en el mismo. Un escenario sobre el que planea el peligro de una fuerte recesión económica -provocada por el efecto conjunto de la pandemia y la guerra en Ucrania quien rompieron las cadenas de valor de la globalización y están disparando una inflación que castiga muy duro a la capacidad de consumo de las familias de rentas medias y bajas y que finalizará afectando al empleo-.

 

En este escenario un proyecto como SUMAR, ¿vendría a ayudar, o perjudicaría, al presente y el futuro del gobierno de progreso (PSOE/UP) del que, repito, la señora Diaz forma parte como ministra de Trabajo? Debilitando a uno de los socios de gobierno, haciendo aún más visible la división interna, ¿se beneficia o se perjudica al conjunto? ¿No pueden, por caso, salir las derechas beneficiadas de esta nueva división? Cuido que la respuesta está clara.

 

Finalmente, y a nivel de imagen, dada la eterna historia cainita de las izquierdas, ¿qué garantías de credibilidad puede ofrecer la nueva organización de que no se repetirán las concurrentes batallas internas cuando los precedentes y las trayectorias no ayudan a consolidar esa necesaria confianza?

 

Muchas incógnitas sobrevuelan este nuevo proyecto político. Muchas y no todas positivas. Habrá que esperar para ver cómo avanza, o retrocede, algo en lo que también va a influir la marcha de la situación general a 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Galiciapress
Plaza de Quintana, 3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress
CLABE