La sanidad pública: nuestra urgencia

Eva Solla
Vicepresidenta do Parlamento de Galicia

Vicepresidenta do Parlamento de Galicia e deputada de En Marea. Enfermeira nas listas de contratación do SERGAS. Cursou os seus estudos na universidade pública. Desde pequena tivo inquedanzas políticas aínda que comezou a súa militancia hai case unha década nas filas de Esquerda Unida. Actualmente é Coordinadora Nacional de Esquerda Unida. Desde 2014 é a secretaria xeral do Partido Comunista de Galicia. 

Infarto. Tres horas en un corredor sin poder ser atendido. Riesgo vital. El resumen de una de las jornadas de la pasada Navidad, en las que el Servicio de Urgencias del Hospital de Santiago de Compostela se colapsaba ante la indiferencia del Conselleiro de Sanidad. Enfermos graves acopiados en los corredores, como si se tratasen de mercancía para almacenar. Trabajadoras y trabajadores extenuados, cansados, estresados.


¿Hay derecho?


El personal del Servicio de Urgencias lleva mucho tiempo advirtiendo de las carencias de profesionales. Carencias que ponen en riesgo la vida de las personas. Carencias que elevan la carga de trabajo hasta hacer enfermar al propio personal sanitario.


El 20% del personal de enfermería del servicio se encuentra de baja. En muchos casos por estrés. Las jornadas de trabajo son tan brutales día tras día, que algunas sanitarias manifiestan cuadros de ansiedad.


El personal médico denuncia continuamente las inaceptables demoras. Demoras que hasta tres veces han finalizado en la fiscalía, denunciadas por ellas y ellos mismos. En la defensa de los derechos de sus enfermos.


Fallecer en un corredor. ¿Hay derecho?


El Conselleiro de Sanidad no quiere ni oír hablar de colapso. Dice la Real Academia Gallega de la Lengua que colapso es una “alteración brusca en el desarrollo de una actividad, que puede provocar su parada”.


La pasada semana había enfermos muy graves en los corredores del Servicio de Urgencias, acopiándose en camillas y sillas de ruedas. El día 2 de enero llegaron a ser hasta 29 en los corredores. Sumados a los que permanecían en las salas de observación, boxes y salitas de espera. O sea, un colapso en toda regla.


Lo peor es que esta situación no se trata de un “caso aislado”. El personal del servicio lleva dos meses en huelga porque la Xunta continúa negándose a poner más profesionales sanitarios, cuando esta situación se repite una y otra vez.


Situación que bien conocen también en otros Servicios de Urgencias, como en Vigo o en A Coruña. Situación que padecen de forma alarmante los servicios de los Puntos de Atención Continuada, cuyo personal lleva también meses de protestas y huelga, que esta semana viene de hacerse indefinida.


Tras más de un año de demanda de más profesionales por parte del plantel de las urgencias del CHUS y dos meses de huelga, el único gesto de la Consellería fue a intentar desmobilizar inventando una presunta carta de algunos jefes de servicio contra la huelga. No lo consiguieron. Todo el personal de las urgencias está unido denunciando la vergüenza de que, en pleno siglo XXI, alguien pueda morir en un corredor sin llegar a ser atendido por la cantidad de enfermos y enfermas que tiene que atender cada sanitaria o sanitario.


El miércoles 9 de enero, Compostela debe ser un único grito apoyando la lucha del personal sanitario que defiende a la sanidad pública de la urgencia a la que la ha sometido el gobierno del Partido Popular.


Defendámosla, porque se nos va la vida en ella.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Más opinión
Opinadores

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress