Galicia se acerca al clima de Australia y a sus incendios incontrolables

|

El informe impulsado por el comité de expertos seleccionados por el Parlamento de Galicia en la 'Comisión Especial Non Permanente de Estudo e Análise das Reformas da Política Forestal' pone uno de sus foco en la necesidad de sacar los eucaliptos improductivos de los montes gallegos, pero también en el cambio climático, que está provocando que Galicia tenga un clima más parecido al de países más cálidos como Grecia y Australia. Paises sobre los que también sobrevuela la sombra de la 'sexta generación de incendios', aquellos que superan la capacidad de las brigadas para extinguirlos y que se ha instalado en Galicia gracias al calentamiento global.


Incendios

Los nuevos incendios resultan "incontrolables" para las brigadas


En el informe, los expertos han encontrado una relación directa entre el cambio climático y el nuevo régimen de incendios que azota a Galicia, en un escenario en donde los incendios de grandes dimensiones y cada vez más destructivos suponen todo un desafío para las brigadas antiincendios, que se enfrentan en ocasiones a los denominados 'incendios de sexta generación'-aquellos con capacidad para crear remolinos, tormentas, cambiar de rumbo o acelerar y que superan por completo la capacidad de extinción de las brigadas- ya que estos afectan a las zonas urbano-forestales con cada vez más frecuencia. Para que nos hagamos a una idea de lo que hablamos, en la ola de incendios en octubre de 2017 se dieron condiciones que provocaron llamas de 20m de altura y fuegos que avanzaban a una velocidad de 10km/h.


CAMBIO DE PARADIGMA          

"Estamos ante un cambio de paradigma en el que nos enfrentamos a situaciones que nada tienen que ver con las que había cuando se creó el Servicio de Prevención y Defensa contra Incendios Forestales (SDCIF) en 1991", explica el informe, que achaca ese cambio a los efectos del clima además de a la "desestacionalización de los fuegos y al cambio radical del entorno por el abandono, la despoblación o la presión urbanística". Esa desestacionalización es la que, según el comité, obliga a Galicia a fechar en marzo el inicio de la temporada de incendios, que se extiende hasta octubre, gracias a que el buen tiempo y las condiciones meteorológicas favorables para la propagación del fuego llega antes a Galicia y se va mucho más tarde, como ocurre en Grecia o Australia, países con un clima Mediterráneo y subtropical.


En Galicia se han multiplicado en los últimos años lo que los expertos denominan "condiciones extraordinarias". Estas son las altas temperaturas, baja humedad y alta velocidad del viento seco, que combinadas suponen un coctel ultradestructivo para los montes gallegos. Así lo recoge el estudio 'Avaliación de evidencias de cambio climático mediante indicadores de perigo de incendios' elaborado en el marco del proyecto CLIGAL, que también hace hincapié en la "detección de dos ejes de empeoramiento de los índices de peligro en el tiempo".


"Uno norte-sur con aumento del fenómeno de los incendios al descender de latitud, y otro hacia el interior de Galicia de sentido oeste-este, donde el incremento de riesgo es mayor hacia el este", desgrana el estudio, dibujando un mapa en el que el sureste del país -Ourense, donde se produjeron el 62,5% de los grandes incendios entre 2008 y 2017 con el distrito Verín-Viana como el más afectado con 13 grandes incendios en ese tiempo- es la zona más afectada por los incendios, así como el interior de Lugo. Además, la investigación constató "un fuerte incremento en el número de días de alto riesgo para el período 2000-2060", por lo que nos enfrentamos a un aumento progresivo de las dimensiones y frecuencia de los incendios.


TRAER LAS BRIGADAS AL S.XXI

Otro factor que ha cambiado de forma progresiva con los años es la redistribución territorial de las brigadas, un aspecto que ha variado conforme avanzaba la tecnología y se ampliaban los medios, pero también a medida que los incendios se iban haciendo más y más destructivos, lo que obliga a un despliegue mayor para lograr su control y posterior extinción.



Incendiosforestalesbrigada

Labores de extinción de los brigadistas gallegos


Los expertos consideran que la redistribución actual está mal formulada y debe replantearse, en gran medida por culpa del cambio climático. Para el comité el reparto actual evidencia "una fuerte distorsión en el reparto de las actuales brigadas por distrito", algo que debería "tener muy en cuenta la Consellería de Medio Rural" a la hora de definir los operativos futuros. "El modelo también está señalando los efectos del cambio climático y de la aparición de fenómenos climáticos adversos, con clara incidencia en los distritos del sur y del este de Galicia", agregan.


El mismo comité admite que, aunque el SPIF gallego es "de los más eficaces de Europa", el modelo con el que se ideó hace 28 años ya no tiene cabida. Uno de los aspectos sobre el que pone el foco el comité es el tiempo medio de reacción, que en Galicia es de 21 minutos con zonas donde supera la media hora, un tiempo "demasiado alto para enfrentarse a la nueva tipología de los incendios". "Los factores climatológicos y meteorológicos deberían ser considerados como elementos determinantes para formular algunas de las nuevas características del SPIF y de actuaciones en determinadas áreas forestales y en la interfaz urbana en el ámbito de la previsión, de la detección, de la vigilancia y del primero ataque", sentencia el comité.

relacionada Hay que sacar del monte los eucaliptos que no estén cuidados, recetan los expertos del Parlamento
relacionada Eucaliptos, ENCE y abandono del rural están en la raíz de los fuegos y no solo los incendiarios, le recuerdan GCE y Podemos a Feijóo
relacionada La nueva ola de incendios demuestra que Galicia sigue a merced del tiempo

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress