Polémica política por las pintadas en la Catedral de Santiago

|

El alcalde rechaza debatir la petición de la Xunta de poner más cámaras en la zona vieja


Escasas horas pasaron desde que aparecieran las pintadas en la Catedral de Santiago hasta que emergió la polémica política. En seguida salió el conselleiro de Cultura para insinuar que el Concello de Santiago no quería cámaras para proteger el Patrimonio, insinuación a la que se ha sumado el líder de la oposición local. El alcalde responde acusando al Gobierno de querer sacar rédito político de un acto vandálico. Mientras, el presidente de la Xunta cualifica lo sucedido de "auténtica verguenza" y la Iglesia busca la fórmula menos agresiva para limpiar las pintadas.


Realizan varias pintadas vandálicas en la Catedral de Santiago

CONDENA DE NORIEGA Y RECRIMINACIÓN AL PP
El alcalde de Santiago de Compostela, Martiño Noriega, ha criticado con "contundencia" y ha mostrado su "condena" por las pintadas que este martes han aparecido en la Catedral de Santiago, y ha acusado al conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, de "instrumentalizar" este hecho vandálico.


VALORACIONES DE LA OPOSICIÓN

El candidato del PP a la alcaldía de la capital gallega, Agustín Hernández, ha denunciado y manifestado su indignación "ante un atentado de tal calibre". Así, ha pedido, al igual que Feijóo, "que caiga todo el peso de ley" sobre los responsables de las pintadas porque, a su juicio, son necesarias medidas "que no solo pasan por la vigilancia, que es importante, sino para identificar a los causantes".

"Hemos solicitado ante diversas situaciones al gobierno local que se implementen medidas de control a partir de la videovigilancia, con garantías legales, pero procurando que sean efectivas. Tenemos dudas sobre la utilización, manejo y voluntad del gobierno actual para que esas cámara sean una herramienta para garantizar la preservación del patrimonio y también de la seguridad ciudadana", ha criticado Hernández.

También el Partido Socialista de Santiago ha lamentado las pintadas a la Catedral en Twitter, donde ha retuiteado un mensaje escrito por la socialista Mercedes Rosón en el cual calificaba de "inexplicable e intolerable" lo sucedido. "Nada justifica una agresión a nuestro patrimonio. Al patrimonio de toda la humanidad", relataba el 'tuit'.

Asimismo, el BNG de Santiago ha condenado los ataques al patrimonio de la ciudad y ha rechazado "contundentemente" los actos. Al igual que Compostela Aberta, que ha asegurado que "ninguna reivindicación puede servir de coartada para atentar contra el patrimonio de todos".

Ciudadanos Galicia ha retuiteado el texto escrito por la militante naranja María Vilas, quien lamentaba y condenaba "estos actos vandálicos" así como las pintadas "similares" que aparecieron en la sede autonómica de Ciudadanos en Compostela.

También la diputada en Cortes por Ciudadanos Marta Rivera, portavoz de cultura en la ejecutiva nacional, ha expresado "dolor" por ver "unas piedras de siglos profanadas así". "No son feministas: son locos que detestan la belleza, el patrimonio, la historia de todos", censura.

Por su parte, la vicesecretaria general de comunicación del PP y diputada por A Coruña Marta González ha afirmado sentir "vergüenza e indignación ante este ataque" contra el patrimonio. "Espero que se identifique a los culpables y paguen por este acto", ha señalado. 


El alcalde condena las pintadas en la Catedral y culpa al conselleiro de CulturaPintada en el Arco de Xelmírez



En declaraciones a los medios de comunicación, el regidor de la capital gallega ha explicado que, "desde primera hora", se pusieron a disposición de la Catedral y que ha mantenido contactos con el responsable del Museo, Daniel Lorenzo.

Noriega ha afirmado que "cualquier reivindicación, sea justa o injusta, tiene que respetar el patrimonio de todos", y ha recordado que "Santiago es lo que es porque se ha configurado en torno al respeto al patrimonio".

Así, ha abogado por ser "contundentes" y "condenar esas pintadas". El alcalde ha explicado que "la vigilancia en el Casco Histórico es más elevada que en el resto de la ciudad", pero ha puntualizado que "no hay recursos para poner un policía detrás de cada vecino". "Ni esa es la fórmula", ha agregado.

Martiño Noriega ha insistido en que "todos" tienen la "corresponsabilidad de mandar un mensaje de concienciación y de respeto a patrimonio de la humanidad". "Cuando se atenta contra el patrimonio se atenta contra la ciudad, no todo vale", ha añadido, antes de alertar de que "se está traspasando una línea roja", habida cuenta de que es la segunda vez en nueve meses que aparecen pintadas en la Catedral.

El regidor ha afirmado que existe el "riesgo" de que las pintadas se vinculen al 8M con fines políticos y ha asegurado que "este tipo de acciones pueden ser instrumentalizadas y hacen flaco favor a un movimiento que está siendo ejemplar".

POLÉMICA CON LA CONSELLERÍA DE CULTURA
Preguntado por las declaraciones que, prácticamente de forma simultánea realizaba el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, en las que demandaba al Ayuntamiento de Santiago que instalase cámaras de seguridad para incrementar la vigilancia, Noriega se ha negado a "entrar en dinámicas desleales institucionalmente".

Así, el alcalde ha afirmado que ni él ni la Catedral recibieron comunicación por parte del departamento de Cultura sobre la visita de su titular, lo que ha causado "malestar" tanto en el equipo de Gobierno, como en el cabildo catedralicio, según el propio regidor.

A renglón seguido ha afirmado que no va a "aprovechar determinadas actuaciones lamentables con el Patrimonio Histórico para hacer política". "Otros parece que sí. Tendrá que dar explicaciones de por qué viene y no llama, por qué hace peticiones en público y no en privado. Busca una intencionalidad", ha censurado Noriega.

Pese a todo, el regidor ha asegurado que está "dispuesto a hablar con todos", pero "no con las cartas marcadas ni con polémicas creadas". En vez de "buscar responsabilidades", Noriega ha apostado por "mandar un mensaje contundente y actuar cívicamente".

"Hay quien busca un discurso intencionado y una foto. Si Román quiere hablar, hablamos, pero que no instrumentalice las cuestiones. Con este tipo de actuaciones, casi que no me diga nada, que ya me lo habéis dicho vosotros --en referencia a los medios--, porque los diálogos se establecen a priori, no a posteriori", ha proseguido Martiño Noriega.

En última instancia, ha recordado que él es el alcalde de la ciudad y que "siempre" actúa con "lealtad". "El espacio público no es de la Xunta, es del Ayuntamiento de Santiago. Si quieren regular este espacio público que se presenten y que ganen, y que no pierdan como han hecho casi siempre en este Ayuntamiento", ha sentenciado.

relacionada La Catedral de Santiago estudia el método "menos agresivo" para limpiar las pintadas "cuanto antes"
relacionada Feijóo condena las pintadas en la Catedral e insta a sus autores a "reivindicar en el futuro un cerebro bien amueblado"
relacionada La Xunta pide al Ayuntamiento cámaras en el entorno de la Catedral y asumirá su instalación si el Consistorio no lo hace
relacionada Además de en la Catedral, aparecen pintadas en la sede Ciudadanos de Santiago de Compostela

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress