Primera de la serie de entrevistas de Galiciapress a candidatos de las elecciones generales

Entrevista electoral con Néstor Rego (Bloque): "Sin el BNG en el Congreso, Galicia perdió atención a sus problemas "

|

Néstor Rego (1962) es cabeza de lista del Bloque al Congreso por A Coruña. Es, además, uno de los pesos pesados del nacionalismo, ex-teniente de alcalde de Santiago y actual líder de la UPG.  Atiende a Galiciapress para detallar lo que ha perdido Galicia en estos años de ausencia del BNG en las Cortes y la recuperación de la marca del nacionalismo gallego. La polémica del Pazo de Meirás (el es uno de los investigados por la Justicia) o el estatuto electrointensivo para Alcoa son otros puntos de esta conversación, la primera de la serie de entrevistas que este medio publicará en las próximas semanas con candidatos al #28A. 


Nestor rego bng

Néstor Rego durante la entrevista en Galiciapress | M Vilas


¿Qué ha perdido Galicia en estos años sin el BNG en el Congreso?

Considero que perdió mucho. Perdió en visibilidad y por tanto en atención a sus problemas fundamentales. Creo que hay muchas personas que echan de menos el trabajo del BNG en el Congreso, porque es evidente que las fuerzas estatales no representaron los intereses de Galicia con casos muy evidentes de que eso fue así. Uno de los más claros y recientes fue los Presupuestos Generales del Estado, negociados por En Marea Podemos con el PSOE, y que supusieron los peores presupuestos de inversión para Galicia en 17 años.


Por lo tanto, perdió desde el punto de vista económico, teniendo en cuenta que ya los presupuestos anteriores fueron más bajos que en años precedentes, llega con comprar con los del año 2009, año en el que el BNG negoció los presupuestos con el gobierno de Zapatero, de 2.100 millones, a los de 2019, de 757 millones. Pero Galicia perdió con carácter general, no solo en visibilidad, también en oportunidades de inversión y de desarrollo.


Usted fue muy crítico con la votación de los Presupuestos Generales del Estado, como ya ha dicho, por no respetar la “agenda gallega”, por lo que tal vez no es tanto lo que ha perdido Galicia como lo que ha dejado de ganar en este tiempo, ¿no?

En un mundo en movimiento el que no se mueve se queda atrás. El que no gana acaba perdiendo, y en este caso fue muy evidente. Como los Presupuestos podríamos poner muchos otros ejemplos. Acabamos de ver como el Gobierno central dedica más de 4.000 millones en rescatar las radiales madrileñas, cuando no hizo ese mismo esfuerzo para recuperar la AP-9 y transferirla a Galicia y acabar con la estafa de los peajes.


O el ejemplo de la tarifa eléctrica gallega, que es un ejemplo muy claro en lo que significa de expolio en nuestro país, porque producimos energía eléctrica y somos excedentarios y la “mandamos fuera”, ya que lo de exportar es relativo cuando no vemos esa compensación, más del 30% de la energía producida, pero en cambio en 2019 pagaremos la factura eléctrica más alta. Eso tiene consecuencias para las familias, para las empresas con miles de puestos de trabajo que en estos momentos corren riesgo en la industria electrointensiva por la negativa de las fuerzas españolas a negociar una tarifa diferente en relación con nuestra posición de productores de energía. Estamos perdiendo con cosas que no se atienden adecuadamente y que no se están haciendo como deberían.

Galicia perdió en visibilidad y por tanto en atención a sus problemas fundamentales

¿Cómo valora los últimos meses de gobierno, desde la moción de censura?

Creo que fue muy evidente que lo ocurrido fue una alternancia en la discriminación a Galicia, porque no hubo cambios fundamentales, y eso que en su momento nosotros consideramos necesaria esa moción de censura para quitar un gobierno nefasto como el de Rajoy, pero también somos muy críticos con lo que vino después. Y esto se debe a que no hubo cambios fundamentales, ni en relación con Galicia ni con carácter general. Solo hay que pensar que tres de los elementos normativos y legislativos más noios del periodo del PP, como fueron la LOMCE, la  Ley Mordaza o la Contrarreforma laboral no fueron derogadas por el gobierno socialista a pesar de que tanto ellos como sus aliados se comprometieron a eso y que tenían la mayoría suficiente como para hacerlo, pero no lo hicieron.


Y con Galicia igual. Volvemos a los ejemplos de los Presupuestos, la AP-9 o la tarifa eléctrica para comprobar que efectivamente fue una alternancia a la discriminación de nuestro país y no hubo avances en ese sentido. Creo que la conclusión es que Galicia no puede seguir confiando en la fuerza de la obediencia española porque la fuerza de la obediencia española no piensa en Galicia.


ENCUESTAS Y ALIANZAS

¿Por qué no se ha dado en esta ocasión una candidatura como fue la de BNG-Nós Candidatura Galega?

Porque aquellas eran otras circunstancias en donde hubo la posibilidad de concurrir a las elecciones agrupando otros colectivos y en este momento el BNG está en una posición buena. Mucho de esos colectivos o de esas personas están incorporados al BNG o manifestaron su voluntad de apoyarnos. Fueron circunstancias diferentes, consecuencia de un proceso social, pero en este momento entendemos que todos aquellos que piensen en clave gallega y que tienen la cabeza y el corazón en Galicia tienen las puertas del BNG abiertas y así lo manifestamos también en las candidaturas ya presentadas con la incorporación de personas que no son militantes pero que tuvieron esa disposición a colaborar para que Galicia tenga una representación soberana. Esa intención que había en 2016 se formula ahora en las candidaturas.


Las últimas encuestas no son positivas para las aspiraciones del BNG. ¿Le preocupan?

Nosotros no confiamos mucho en las encuestas porque tienen demostrado su margen de error. Paralelamente que muchas encuestas están pensadas para crear opinión y no para reflejar la opinión real. Con todo, es cierto que las encuestas reflejan un ascenso claro del BNG con respecto a las últimas generales, mismamente en alguna de ellas refleja representación. Lo que si entendemos es que tienen un valor en el sentido de marcar una tendencia, y esa tendencia lo sentimos en la sociedad y la percibimos cuando hablamos con la gente de que hay muchas personas ahora que ven lo que supusieron estos años de ausencia del BNG con la consecuente ausencia de Galicia y que ahora vuelven a mirar hacia nosotros. Así llegamos a nuestra conclusión, como slogan que sintetiza nuestro sentir, y es que ‘Si el BNG está Galicia está’, por lo que podemos ser muy optimistas porque hay gente aproximándose al BNG con la confianza de que Galicia recupere su presencia.


El día 28 también se compone el nuevo Senado y el BNG ya tiene su lista propia. Anteriormente, En Marea sondeó la posibilidad de una candidatura conjunta al Senado. Olalla Rodil, dijo para este medio, que “las ocurrencias de otras candidaturas políticas ni las comento”. ¿Usted se atreve a valorar este ofrecimiento?

Me remito a lo que dijo en su día nuestra portavoz nacional al respecto. Hay propuestas que tienen más que ver con las disputas de otras organizaciones políticas que con una verdadera reflexión sobre lo que necesita este país. Nosotros lo que entendemos es que este país lo que necesita es que haya fuerzas gallegas soberanas que lleven allí una voz soberana de Galicia. Por lo tanto, no entramos en propuestas que van en otra dirección y que tienen más una intencionalidad para su parroquia que pensando en su país. Nosotros trabajamos con la cabeza puesta en Galicia y en nuestro pueblo y resolver positivamente las necesidades que tenemos.


Otegui insistió ya en varias ocasiones que todos los nacionalistas gallegos, catalanes, vascos e incluso canarios, deberían unirse con alguna fórmula que les diera más peso en las Cortes del Estado, dado que es posible que en la próxima legislatura -al hilo de la cuestión catalana- se aborde alguna reforma del modelo territorial. ¿Qué le parece este argumento? ¿Se podrán tender puentes para un grupo parlamentario con EH Bildu y ERC?

Ya dejamos claro que en este momento la prioridad es que el BNG obtenga representación porque supondrá que Galicia también esté representada como nación en el Congreso. Y eso es lo esencial. Una vez que pasen las elecciones, la representación evaluará cual es la mejor forma para que esos intereses, siempre sin someterse a nadie, sean realmente defendidos y visibles para ser lo más eficaces posibles en su defensa. Nuestra preocupación ahora es alcanzar ese objetivo.

Paralelamente, sí trataremos de buscar acuerdos con aquellas organizaciones políticas con las que haya coincidencias, ya sean de fondo o parciales. La experiencia de 20 años del BNG en el Congreso fue precisamente esa, porque contribuimos a acuerdos con distintas organizaciones o para lograr mayorías siempre que beneficiasen a nuestro país.


Usted estuvo presente en la manifestación en protesta por el Procés junto a otros miembros del BNG. ¿Cree que en esta legislatura tendrá un papel determinante el debate sobre el derecho a decidir de los pueblos?

Entendemos que sí y es normal que así sea porque hablamos de un derecho democrático fundamental y que está recogido por la Carta de la ONU, que se reflejan en pactos y acuerdos posteriores firmados por el Estado español y por tanto que teóricamente reconoce pero luego no aplica a los pueblos y naciones que componen el Estado.



Nestor rego na quintana

"La prioridad es que el BNG obtenga representación"


Pero ya no es una cuestión de derechos democráticos, sino de necesidad. Es my evidente que esta situación de dependencia politic nos está trayendo muchos problemas desde el punto de vista económico y social. Está claro que cuando otro opina por nosotros, ya sea en pesca, en agricultura, en industria, etc, siempre decide en nuestra contra. Y tenemos ejemplos como la construcción naval, la pérdida de miles de explotaciones agrarias, el proceso de reconversión de una de las flotas pesqueras más importantes el mundo como era la gallega o últimamente el reparto de cuotas pesqueras. El asunto no es ya que se repartan mal las cuotas, sino por qué Madrid o Bruselas tienen que establecer la cuota y no tenga Galicia la capacidad de decidir dónde, cómo, cuándo y cuanto puede pescar y negociar directamente con terceros países.


La necesidad de que Galicia decida es muy evidente y solo lo puede hacer de forma soberana. No nos vale este modelo constitucional y autonómico que le impide tomar decisiones que le beneficia. El ejemplo de Feijóo pidiendo permiso para invertir el superávit de las cuentas en gasto social. Además de lo que supone esto como maniobra de imagen por el conflicto existente del deterioro de la sanidad pública, por lo que es una maniobra muy demagógica, no deja de ser significativo que un gobierno que tiene capacidad tenga que pedir permiso para invertir 300 millones de euros. Eso indica que no es un autogobierno real, no llega ni a ser una autonomía. Hay una sumisión a los dictados de Madrid y es palpable que es preciso cambiar este sistema, que tengamos capacidad de decidir, ejercer el derecho de autodeterminación porque es una oportunidad de que Galicia mejore en calidad de vida en bienestar, resolviendo sus asuntos y responsabilizándose de su futuro.


Trataremos de buscar acuerdos con aquellas organizaciones políticas con las que haya coincidencias


Hace un minuto hablaba de tendencias. ¿Teme que en Galicia se experimente un aumento de la ultraderecha como está ocurriendo en otros puntos de España? Un ejemplo es la pintada contra Carmen da Silva

Posiciones intolerantes las ha habido siempre, no es la primera vez que hay amenazas, actuaciones y atentados contra monumentos que recuerdan lo que tiene que ser la memoria histórica y democrática de este país. En todo caso lo que evaluamos es que esas posiciones de derechas, sobre todo de españolismo extremo que son muy visibles en la política esttal, en ben amedida estuvieron representadas históricamente por el Partido Popular. Y ahora parece que el PP está metido de lleno en una competencia por ver quién es más de derechas, más autoritario, más antidemocrático y más españolista. Consieramos que el antídoto contra esas posiciones es la confianza en el nacionalismo gallego, que es una fuerza que siempre defendió la democracia, las libertades públicas, los derechos colectivos, el pluralismo…En eso vamos a estar. La representación del BNG en Madrid va a ser una garantía de freno a esas posiciones más autoritarias y españolistas que estamos viendo en estos momentos.


LOS PROBLEMAS DE GALICIA

Usted, como Portavoz de ‘Os 19 de Meirás’, ¿aspira a acelerar el proceso para devolver el Pazo de Meirás al pueblo si llega al Congreso?

Es evidente que sí, este será uno de los elementos, porque no solo es simbólico creo que desde el punto de vista democrático ese simbolismo es importante. Y es otra muestra del desprecio de los gobiernos de Madrid a Galicia. Fue muy claro el interés del gobierno de Pedro Sánchez de gestionar la retirada de los restos de Franco del Valle de los Caídos pero no se movió un solo dedo para recuperar el Pazo de Meirás a pesar de que el gobierno tuvo buena parte del trabajo hecho aquí en Galicia, y en buena parte por iniciativa del BNG. Esto se debe a que existen dos informes jurídicos que sustentan la posibilidad real de recuperar el Pazo. Uno de ellos, impulsado por el BNG desde la vicepresidencia de la Diputación de A Coruña, y otro por el Parlamento de Galicia resultado de un acuerdo unánime a iniciativa del BNG para la recuperación del Pazo. Por tanto, el Gobierno central solo tenía que iniciar los trámites desde el punto de vista jurídico y aun no lo hizo.


Trabajaremos para que eso se lleve a cabo cuanto antes por simboliza la recuperación de la dignidad de todas las víctimas del franquismo, la recuperación de la memoria democrática, la intención de pasar página del franquismo y el postfranquismo que sigue muy vigente en el régimen político actual, en el económico, en el mediático y especialmente en el judicial. Pongo dos ejemplos: las personas que juzgaron la devolución de las estatuas de Isaac y Abraham o el juez que paralizó inicialmente la licencia para la exhumación de Franco son descendientes directos de militares golpistas de 1936. Hay una evidente pervivencia, mismo por vía familiar, del franquismo. Y hay que acabar con esa impunidad con la que se siente la familia de Franco no solo para defenderse cuando no tienen defensa sino para criminalizar a personas demócratas que lo que hicimos fue reclamar algo tan elemental como es la recuperación al patrimonio público como el Pazo de Meirás, las estatuas de Abraham e Isaac o la Casa Cornide.


Además de Meirás, en la provincia de A Coruña hay otros temas candentes como la situación de Alcoa y Ferrolatlántica con el estatuto electrointensivo. ¿Estamos a tiempo de desbloquear todas estas cuestiones?

Estamos a tiempo si hay voluntad política. En el caso de la industria electrointensiva que supone en Galicia miles de puestos de trabajo es evidente que el gobierno no está dándole el interés debido. Tardó en darle un estatuto a la industria y cuando lo presenta queda claro que no supone una solución a los problemas que tiene el país. Es más, el BNG acaba de presentar alegaciones a este estatuto en el sentido de que tiene que haber una tarifa eléctrica gallega que abarate los costes de producción para las empresas y que las haga más competitivas. Y que empiece al menos eliminando las peajes que suponen una buena parte de la factura eléctrica tanto de las familias como de las empresas, y que eliminen esas peajes que en muchos casos no tienen sentido. El transporte de la energía a otros puntos del Estado cuando nosotros somos productores y tenemos aquí la energía. Es más un agravio en ese expolio que sufre el país.

Hay que acabar con esa impunidad con la que se siente la familia de Franco

Y aquí si quiero recalcar que es muy directa la relación entre la posición de sumisión de los partidos españoles, especialmente de Feijóo a las directrices de Madrid, porque parece que el interés es no molestar a los jefes madrileños aunque suponga la pérdida de miles de puestos de empleo. Feijóo dijo que se oponía a nuestra propuesta de la tarifa gallega porque según él ningún español entendería que pagásemos una tarifa diferente. Esto lo dijo cuando en el País Vasco ya tienen una tarifa diferente que beneficia a las empresas vascas y las hace mucho más competitivas. Y lo dijo sabiendo que al final iba a ocurrir lo que ocurrió, que con los complementos territoriales no solo no vamos a para una tarifa más baja, sino una tarifa más alta. ¡La más alta de todo el Estado español! 


Por tanto, para poner fin a esto, hay que adoptar una serie de medidas que siempre defendió el BNG. Y si por parte de los 23 diputados gallegos y de los senadores que hubo en Madrid en los últimos años tuvieran una posición firme de defensa de esta cuestión hoy no estaríamos en la situación en la que estamos. Pero aún hay tiempo para reaccionar y el BNG asume un compromiso firme de que va a pelear por la manutención de la totalidad de los puestos de trabajo y una solución duradera para una industria que hoy es importante en nuestro país porque somos un país poco industrializados y es una de las industrias que más puestos de trabajo genera.


¿Y en lo relativo a la política forestal, tan comentada en la actualidad?

La postura al respecto es clara. A pesar de que en buena medida es competencia de la Xunta y por tanto ahí está su responsabilidad, también hay una legislación que queremos que sea modificada para poner coto al monocultivo del eucalipto que está detrás en altísima medida de lo que año tras año ocurre con la destrucción del monte gallego en función de intereses que cada vez son más visibles como son los de la industria maderera o la de ENCE.



Rego

Néstor Rego durante la entrevista en Galiciapress | M. Vilas

relacionada Feijóo subraya el "carácter intencionado" de una "ola de incendios" que el BNG achaca a su política forestal
relacionada El BNG se lanza a conseguir "voz propia" y reunirá en un acto el domingo en Santiago a más de un millar de personas
relacionada Pintan diana en la casa de una concejala del BNG
relacionada Un 50% de los candidatos del BNG a las municipales serán independientes y la formación presentará más listas que en 2015

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress