"Cerca de 300.000 jabalís" amenazan a agricultores gallegos "en un año catastrófico para la siembra"

|

La población de jabalís, cada vez más numerosa en el rural gallego, ha puesto a ganaderos y agricultores contra las cuerdas y sin apenas recursos para combatir a una especie tan destructiva.


En un año catastrófico para los campos, que sufren en esta campaña del maíz los efectos de la sobrepoblación de jabalís, la Asociación de Perxudicacados pola Fauna Salvaxe en Galicia (APERFASA) ha iniciado un proceso judicial contra tres tecores (terrenos cinegéticamente ordenados) para reclamar los daños producto de la actividad de los animales en sus terrenos.


Andrés Saavedra, secretario de la asociación, explica para Galicicapress que esta "es la única vía", que se enfrentan a una población que podría superar los 300.000 ejemplares y que podría suponer "el fin de la ganadería porcina" si propaga la peste porcina. Por todo esto, reclaman acciones inmediatas de la Xunta, que "se está pensando" emplear la declaración de emergencia cinegética temporal. "Es una vergüenza", proclama. 


Jabalis en un campo jabalu00eds

Jabalís en un campo | Foto: EP


Sin margen de maniobra, agricultores y ganaderos se han visto empujados a buscar soluciones a la desesperada. Tanto es así, que han sido los tecores, aliados para reducir la población de jabalís, los destinatarios de las últimas tres denuncias de los socios de la asociación.


Andrés Saavedra, secretario de APERFASA, recalca que, hoy por hoy, esta es “la única salida”. “La ley está ahí y dice que los responsables son los tecores. No nos queda otra vía de reclamación, salvo en zonas libres o refugios, donde el responsable último es la administración”, explica Saavedra.


No obstante, desde los tecores subrayan que el recurso judicial no es la solución e incluso amenazan con dejar de cazar si reciben denuncias por parte de agricultores y ganaderos, aunque la justicia ya ha dado la razón a los afectados en ocasiones anteriores. Desde APERFASA han respondido a las amenazas de forma contundente: “El tiempo del miedo ya pasó”.


Llevan años con estas amenazas, pero la desesperación es tal que ya no nos afecta. Primero porque si ellos sacan el terreno del tecor, que habría que ver si es legal o no, será la administración la que nos pagué, porque recaerá sobre ella la responsabilidad y la que tome medidas; y segundo, por lo que nos dicen nuestras fuentes jurídicas, como los jabalís no viven en nuestras fincas, si demuestro que proceden de los tecores, algo relativamente sencillo de hacer, siguen siendo responsables los tecores”, argumenta el secretario de APREFASA, a la vez que puntualiza que estas presiones están fundamentadas “en el miedo” y que “no surtirán efecto”.


Lo que es evidente es que, tanto si dejan de cazar como si no, la población de jabalís se le queda grande a muchos tecores. “Hay tecores que nos reconocen que están desbordados y que hay que hacer algo más, porque a ellos se les fue de las manos y solos no pueden asumir esta tarea con tanta sobrepoblación”, comenta Saavedra.



Por ahora las denuncias han ido dirigidas a tres tecores, sobre los que todavía desconocen si han sido notificados o no, y los agentes jurídicos de la asociación están recabando la información para iniciar los trámites contra otros tres. Esta es una medida “desesperada” y en APREFASA reiteran que los tecores no son un enemigo, sino que el objetivo final es “decirle a la adminsitración que hasta aquí hemos llegado, que o hacen algo o nos cargamos los tecores y que ellos pasan a ser los responsables”.


¿CUÁNTOS JABALÍS HAY EN GALICIA?

La población de jabalís, como otros animales salvajes, se ha beneficiado en gran medida de la pandemia, ya que si bien su caza se consideró actividad esencial durante los momentos más crudos de la crisis sanitaria, es cierto que las restricciones de movilidad y el confinamiento de la primavera de 2020, durante los meses de cría, fueron factores que contribuyeron a la proliferación de la especie.


Crias jabali


Jabalí con sus crías | Foto: EP


Solo en Galicia, UniónsAgrarias cifra en 200.000 el número de ejemplares salvajes. Un dato que, para el parecer de Saavedra, se queda incluso corto. “Los 200.000 me parece una estimación escasa. Creo que podríamos hablar de 300.000 como algo más realista”, confiesa Saavedra. “Es ley de vida. Ellos quieren comer. Pero percibimos un crecimiento exponencial de un año para otro”.


Ya en el plano económico las cifras son, si cabe, mucho peores. “Este año la campaña de siembra del maíz es catastrófica. Los socios que nos llaman están desesperados y es a nivel general, porque otros años iba por zonas, pero en esta ocasión las pérdidas son incuantificables. Algunos tuvieron que sembrar hasta cuatro veces”, lamentan desde el colectivo. Cabe destacar que el propio sindicato también se ha sumado a la iniciativa de reclamar los daños a los tecores.



Con todo, Saavedra no se atreve a hacer una estimación sobre la cuantía a la que ascienden los daños ya que es “muy difícil”, si bien el cálculo de 15 millones que deslizaron desde UU.AA. no le parece descabellado. “Es la administración la encargada de hacerlo, y aún así sería un cálculo a la baja, porque se haría según las llamadas al 012 pero no todos llaman”, razona. Pese a todo, manifiesta que lo que sí es evidente es que los daños “cada año van a más”. 


LA CONSELLERÍA DE MEDIOAMBIENTE ES “UNA VERGÜENZA”

En este escenario, desde la Xunta estudian volver a emplear la declaración de emergencia cinegética temporal en las zonas más dañadas por la acción del jabalí, también por su relación con los accidentes de tráfico. Una medida que, a la vista de los datos actuales, llega tarde en tiempo y forma. 


“Es una vergüenza que digan que todavía lo tienen que estudiar”, denuncian desde APERFASA. En esa línea, insisten en que la Consellería de Medioambiente, que hasta ahora ha adoptado una postura tibia al respecto, es “perfectamente conocedora de cuál es la situación”. “Las llamadas al 012 están ahí, los agente de Medioambiente ven cómo está la situación, y que ahora digan que tienen que estudiarlo...es una vergüenza”, lamenta Saavedra.



LA PESTE PORCINA: UN RIESGO REAL

Por todo esto, la reclamación de APERFASA a la Xunta pasa, casi de forma única y exlusiva, por “rebajar la población de jabalís sí o sí”. “Tendrán que buscar y autorizar nuevas medidas para lograr ese objetivo. No hay más alternativa que una matanza masiva de jabalís para reducir los daños”, argumenta Saavedra, al mismo tiempo que pone el foco en el aspecto sanitario, ya que la peste porcina es una pandemia real y un riesgo para la ganadería gallega, que lleva en alerta por este enemigo invisible desde 2019.


“Si entra en el jabalí será un destrozo. Somos de los principales productores de porcino de Europa, y si hay un brote y nos cierran las fronteras es la ruina del sector porcino de toda España”, teoriza el secretario de la plataforma. “Hay muchos motivos por los que resolver el problema”, zanjan los agricultores y ganaderos gallegos.   

relacionada ​Asociación de afectados por la fauna salvaje reclama los destrozos de los jabalís ante la justicia
relacionada La Xunta estudiará declarar la emergencia cinegética temporal en zonas de Galicia para afrontar daños del jabalí
relacionada La Xunta, "abierta al diálogo" sobre los daños que provoca el jabalí, se reunirá próximamente con UU.AA.

1 Comentarios

1

Noticia vista solo desde un punto de vista, el de los agricultores. Existen medios para mantener a los jabalíes alejados, como pastores eléctricos. Además, la abundancia de jabalíes es síntoma de que faltan los depredadores de estos, como el lobo ibéricol

escrito por Rubén 26/jun/21    09:43

Escribe tu comentario




He leído y acepto la política de privacidad

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Este periódico fue seleccionado por Google News Initiative para su Journalism Emergency Relief Fund

Pressdigital
Plaza de Quintana ,3 15704 Santiago de Compostela
Tlf (34)678803735

redaccion@galiciapress.es o direccion@galiciapress.es
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR POMBA PRESS,S.L.
Aviso legal Cookies Consejo editorial Publicidad
Powered by Bigpress